Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Deseo beber de tus besos

Te vi llegar temprano aquella mañana de otoño, me mirabas fijamente, mientras, rozabas mis manos.

Una sonrisa dulce esbozaron tus labios, dejándome perplejo, como un tonto, locamente embobado.

Aun llevo guardado en la memoria aquel día, ese parpadeo de tus ojos, esa mirada pícara, que me hacen sentir cosquilleos extraños.

En mi interior, pensé besarte, besar tus carnosos labios, pero me fallaron las piernas, tuve miedo y no pude dar un paso.

Tu desinhibición y rapidez en ese momento fue perfecta, gracias por correr al auxilio de mis labios que esperaban a los tuyos, deseando beber de tus besos.
3
2comentarios 34 lecturas relato karma: 48

Versos de otoño

"Y una mañana despertó buscándole entre las sábanas,

con su rostro húmedo y triste por las lágrimas derramadas,

pero sólo encontró soledad y el recuerdo de su aroma natural...

No había sido un sueño, se marchó para no volver"
3
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 39

Tiempo para amar

Tal vez tienes razón, realmente necesitamos darnos un tiempo...
Pero un tiempo para amarnos de verdad.
8
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 101

Siento la necesidad de sentirte siempre

Siento la necesidad de estar, simplemente estar aquí, viendo el tiempo pasar, sin pensar, escuchando el silencio.

Sólo quiero andar agarrado a ti, irnos donde nos de la gana, sin decir palabra, solos tu y yo viviendo el tiempo.

Siento la necesidad de abrazar las nubes, sentir que puedo volar, viajar a otro lugar lejos de tanto ruido.

Sólo quiero que estés tú, mirándome como sabes, haciendo que mi mundo brille y nunca se apague.

Siento la necesidad de amarte, de poder quererte y encender entre nosotros el fuego que deslumbra nuestro universo.

Sólo quiero sentir por siempre esa necesidad de ser por siempre de ti y tú de mí, necesidad de que los besos sean eternos y las miradas infinitas.

Siento la necesidad de sentirte siempre.
3
2comentarios 38 lecturas prosapoetica karma: 33

Vive sin límite

En la vida, lo mejor es tener tus propias

decisiones y no dar explicaciones a

nadie ni pedir perdón por tus acciones.

Sólo tu eres el capitán de éste viaje,

los demás son simple transeúntes,

que vienen y van, pero que tal vez, uno

de ellos pueda acoplarse a tu ritmo o

quizás estás destinado a seguir en

solitario hasta el final de tu viaje.
5
2comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 66

Recuerdos

Las horas van pasando, mientras sigo aquí esperando.

Tu dulce mirada se escapa de mis recuerdos, ya siento que te voy perdiendo.

Hoy extraño tu presencia a mi lado, a pesar del tiempo te sigo que amando.

El sabor de tus besos se ha borrado, pero aún guardo la esperanza de volver a saborear tus labios.
5
2comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 60

Líbrame de la soledad

Y si te digo simplemente, si quiero,

quiero vivir en esa paz,

quiero me des tu amor,

sentir tus emociones en mi,

saborear el néctar de tu bondad,

a cambio de eso, sólo te pido que

des luz todo mi espacio, y

me libres de ésta soledad infinita.
4
2comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 55

¿Porqué te escondes?

Te vi pasar tan de prisa.

__¿Porqué te escondes?__

Sentí al verte en mi pecho un pálpito,y no tuve tiempo de decir tu nombre.

Algo extraño se rompió en mi interior, que no puedo explicar. Tuve un deseo irremediable de llorar.

Quise dejar salir esas emociones tristes, que un día ennegrecieron lo nuestro.

El tiempo es cruel e imperfecto, tan pronto te da y te quita, pero a veces hay recuerdo que son inmarcesible.

Se quedan tatuados en la memoria, que me hacen prisionero de un mundo lleno de desavenencias, que tu o yo somos incapaces de resolver.

Tu, sin embargo, no lo se
__¿porqué te escondes?__
__¿porqué me evitas la mirada?.__

Simplemente tenía que decirte que lo siento, si lo siento por querer, lo siento por quererte y lo siento por no poder tenerte.
4
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 45

Nómadas

Su techo, el reverso del puente. Sus paredes, cajas de cartón. Su cama, el frio asfalto.

No está sólo, tiene a Cristina, inmigrante, vino a España a buscar fortuna, ha conseguido heridas en el corazón, un desahucio y aborto oculto producto de una violación.

Él ha tenido mejor suerte. Está en paro. Le han gritado y pegado en la calle por tener otra orientación sexual.

Vivía con su madre, pero ella falleció, el banco reclamó su herencia, y así llegó a vivir al aire libre, bajo las inclemencias del tiempo y la contaminación de Madrid.

Qué privilegiados. Podría ser peor.

Cristina y él, compañeros de viaje, nómadas de una sociedad moderna que los margina.
3
2comentarios 81 lecturas relato karma: 47

Me quedé mirándote

“Y me quedé mirándote fijamente esperando una respuesta de ti, pero tan sólo recibí una caricia de tus manos frías”
9
12comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 100

El sonido del silencio

No hay peor ruido que el silencio, pero a pesar de eso, no existe silencio alguno que pueda perturbar la quietud de mi mente cuando en ti pienso.
4
2comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 38

Emigrante

Varios meses organizando todo, con muchas ganas de conocer un lugar nuevo, cargado de esperanzas e ilusiones.

La emoción, la tristeza, los pensamientos, inundaban su corazón, el momento de partir había llegado, tenía que disimular que sentía alegría por la nueva experiencia que le esperaba.

Sin embargo, algo si que le preocupaba, el miedo a lo desconocido y pensaba en todo lo que dejaba atrás, aquellas personas de toda la vida, esos lugares de siempre, ese cariño y amor de la familia.

Su ojos se humedecieron, pero de inmediato tuvo que reprimir sus ganas de soltar esas lágrimas, de expresar la tristeza, las pocas ganas de irse, la frustración por tener que alejarse de todo aquello que le pertenecía.

Sabía que en el justo momento de atravesar esa puerta, empezaría a perder tiempo con los suyos, tiempo perdido imposible de recuperar, emociones sin vivir, abrazos rotos, besos perdidos, un posible hasta pronto o un adiós para siempre.

Lo peor de todo, era ver sus rostros a través del cristal, no quería fijar la mirada con la de ellos, era imposible no hacerlo y meno, contener el llanto inevitable por la separación.

Tras la puerta cerrada sintió que se congelaba su pecho, su corazón roto en trocitos y fluyeron riachuelos de lágrimas en sus ojos.

Siempre será difícil decir emprender un viaje, ser un emigrante, dejar detrás una vida y empezar en un lugar desconocido, pero esa primera vez, es inolvidable.
5
1comentarios 64 lecturas relato karma: 37

Títeres de la vida

A veces los kilómetros se hacen eternos y la espera se convierte en siglos, puede que a veces imaginamos ser auténticos o simplemente somos actores que vivimos en una película ficticia en donde los sueños pueden ser mejor que la realidad. Quizás el titiritero que guía nuestros hilos ha decidido tomarse un descanso y dejarnos seguir con pasos propios hacia el objetivo.
6
2comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 58

Puertas cerradas y Puertas abiertas

Puertas cerradas.
Un recorrido equivocado.
Puertas abiertas.
Un mundo nuevo por descubrir.
Puertas cerradas.
Amores olvidados.
Puertas abiertas.
Experiencia por vivir.
Puertas cerradas. Puertas abiertas
Ciclos que acaban. Vidas que empiezan.
13
6comentarios 128 lecturas prosapoetica karma: 119

Amor infinito

Hasta el infinito quiero llegar,
volar lejos, donde sólo exista tu sonrisa,
vivir en un lugar libres sin miedos,
donde los besos no sean escasos y los
abrazos no tengas fin…
2
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 26

El Mar Se Lo llevó para siempre

Candela ha pasado otra vez la noche triste esperando el regreso de su padre, estuvo horas y horas bajo la luz de la Luna. Cada día vive añorando un abrazo o un te quiero.

Diez años han transcurrido desde la última vez que se vieron, apenas ella era una niña cuando despidieron en el puerto, las lágrimas de ambos se fundieron con las olas del mar.

Cada noche vuelve al mismo lugar, abrigada con su pañuelo azul. Se sienta en ese banco frío del muelle, absorta, mira al horizonte, esperando una respuesta por parte del Mar, esa anhelada llegada de algún barco que le devuelva a su padre.

Candela ve su tiempo pasar, sigue esperando a su padre que no regresa, el Mar se lo llevó para siempre, prisionero está en sus entrañas y no lo deja escapar.
6
sin comentarios 116 lecturas relato karma: 88

Duele el silencio

Prisionero en un triángulo de emociones,

hay un vacío en el espacio,

tan pesado que paraliza el tiempo,

siento cómo la tristeza ha enmudecido la vida,

duele el silencio,

ya no percibo el canto de ese ruiseñor en la ventana,

la brisa fresca ya no crea serenatas de amor

duele el silencio

el odio deja heridas profundas en mi corazón,

surcos enormes que tardarán en cerrarse,

el tiempo borrará los recuerdos

pero mis sentimientos permanecerán ocultos,

duele el silencio.
leer más   
4
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 63

Corazón Espinada

Corazón espinado como un cactus en el desierto.

Desolado y frío como el ártico.

Con emociones grises como el cielo nublado.

Se siente tan abandonado como una noche sin estrellas.

Su latir ha menguado, su sangre a drenado, con cada gota de dolor derramado con su llanto.

Un corazón espinado, de un triste vagabundo taciturno que vive desconsolado.
3
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 34

Siento

Siento mucho dolor en mí interior, desde que no estás tu…

Siento miedo de olvidar que fuiste parte de mí vida…

Siento rabia por que no estuve a tu lado más tiempo …

Siento pena por tu sufrimiento…

Siento angustia por no recordar ya tu rostro…

Siento tantas cosas inexplicables en mi corazón, que sólo siento ganas de llorar…

Siento que te echo de menos…

Siento ese último abrazo y recuerdo tu mirada triste, despidiéndose de mí para siempre…

Siento, siento mucho, mucho siento en mi interior desde que ya no estás para escuchar tu voz…
3
sin comentarios 95 lecturas prosapoetica karma: 41