Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El peso que sostiene el vacío

Yo, que he sido nadie
en ningún sitio,
nadie en la nada,
nombre vacío
apostado en la frontera.

Voy con el viento,
trastornado,
las razones tropezando,
vidrio y cobre.

Puerto sin luz
alguna noche oscura,
oscuridad sin asas
en medio del hastío.

Fachada en busca
de raíces.
Perdido en el mar,
palpando orillas.

Siempre sombra
sostenida por el peso,
solitaria silueta;
surco y sendero.

Sonido
que se apaga
en el silencio.

Un no saber
que no se sabe.

Pregunta siempre.

Duda en el viento.
leer más   
5
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 86

Dos Shadormas (a cuatro manos)

Estrellas
estallan dentro,
diseña
despacio
la forma de mis manos
todo tu cuerpo.

Estallan
estrellas dentro,
despacio
diseña
la forma de tus manos
todo mi cuerpo.
leer más   
22
22comentarios 137 lecturas versolibre karma: 117

Dulces sueños

La lengua del bosque,
da miedo su canto,
te habla de noche
susurros de llanto.

Vendrá la mañana,
los ojos del cielo,
suena la campana
los ríos fluyendo.

Saldrás a la calle,
es un nuevo día,
árboles frutales
el bosque escondía.

Vendrá con sus sombras
de nuevo la noche,
el sueño te aloja
ya sin miedo al bosque.
leer más   
13
10comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 113

Por calles de Oriente

Te imagino caminando
lejos de cuanto puedo imaginar;
allí, donde crecen las flores
entre el odio y el temor.
Tu mirada limpia abona
esperanza, ilumina tristezas.

Alejado de modas y black fridays,
un espacio en rojo y negro
donde lo único en rebajas
es la vida.

Se oye mudo el grito del desierto,
tiemblan las piedras en las calles
y las aves, de alas tristes, buscan
lugar lejos del polvo.

La luna alumbra sueños vacíos.
Se siente el dolor y los fusiles.
Pero aún hay agua en el subsuelo,
juega un niño.

Allí, donde viven atrapados
una historia sin final,
nadie recuerda el principio.
Batallas de ridículos fantoches.
Cuna de la civilización,
hoy devastada.

Allí, tú y tu camino,
necesario.

(Dedicado a todas las personas que trabajan en tareas de ayuda humanitaria)
leer más   
16
16comentarios 102 lecturas versolibre karma: 93

El miedo como epidemia

El miedo,
vestido de virus
con corona,
reina sobre súbditos urbanos.
Tras cerrados ventanales
se atrincheran
prejuicios y temores.
Confusión entre la parte
y el todo,
no hay abrazos.
Reina el mal,
peste plebeya.
Mascarillas de rechazo
cubren la empatía sepultada,
como losas.
Mientras, en Wall Street
negocia el oro con la muerte.
En las calles de Wahun
una anciana cae al suelo,
se alzan muros en los ojos:
triunfa el miedo.
16
21comentarios 85 lecturas versolibre karma: 112

El amor está en el viento

Tarde de febrero,
2020,
por la ventana veo el mar.

¿Te da la luz o eres tú quien ilumina?.

Tu pelo
.............. c
................. a
................... e
como lluvia tranquila
sobre tu rostro encendido, musa
del renacimiento, tus mejillas.

Tus piernas, dos, que llegan
hasta el suelo y lo
.................................. t
.................................. r
.................................. a
.................................. s
.................................. p
.................................. a
.................................. s
.................................. a
.................................. n

que son aire, veladura de un ángel
de Leonardo; con ligero movimiento
anuncian cercanos terremotos,
epicentro: mi cuerpo.
Hércules te soñó con sus pilares.

Nace el sol en tus labios que
se ofrecen al mundo presagiando
el nacimiento de una estrella,
quizá tus OjOs.

Así apareces cada día, nueva
y conocida, tan tuya,
blanca y roja:
Tú.

Tarde de febrero,
2020,
yo te miro,
............................. ...
........................... ..
.......................... .
................vuelo
..............o
muero
19
18comentarios 111 lecturas versolibre karma: 108

Caminando por calles y sueños

Conozco las noches
de calles estrechas
y estrellas lejanas.
Desde los tejados
náufragos descienden
de barcos varados
sus rostros quemados
por sol y salitre,
el mar a lo lejos.

En el bar del puerto
Antígona airada
se enfrenta a Creonte,
se oyen sus voces
por toda la calle
y un coro de ancianos
señala el futuro,
presagios confusos.

Conozco las mañanas,
su luz engañosa
reflejada en charcos
de calles manchadas.
Doblando una esquina
un guiño del sol
descubre, admirado,
colores del alba.
Decía el poeta:
también en la altura
se puede caer.

Conozco los sueños,
sus puertas que llevan
a signos sin habla.
Ángeles transitan con
caras de antaño.
Sonríe la muerte
colgada en la luna,
huyen las palabras.
Mis ojos errantes
exploran los bordes
de sueños cerrados.

Distante del mundo
entre días y sueños
me sigo buscando.
leer más   
25
26comentarios 465 lecturas versolibre karma: 107

Pertinaz sequía

Por las bisagras del tiempo
se fueron los versos
su rima perdida.

Las letras en huelga
dejaron palabras sin voz
por los suelos.

Una nube miraba
el silencio sentado
en un banco.
Y el silencio se fue
con el viento buscando
otros labios.

Eran días sin lluvia,
pertinaz sequía cubría
la tierra de polvo.

Las calles vacías de estrofas
perdieron la hierba, duro
asfalto surgió de arrabales
sombríos. Aromas de olvido
acechaban el aire.

No supimos llegar a un acuerdo
y de prosa vestía las horas
encontrando sustento en los libros
gastados de tanto leerlos.

Un poema llamaba a mi puerta
cubierto de harapos. No tenía
ni ropa ni agua para confortarle
—Lo siento —le dije apenado—
quizás otro día tenga algo
que darle.
leer más   
24
22comentarios 108 lecturas versolibre karma: 119

Pintura rupestre (Shadorma)

La mano
en una cueva
pintada,
humano
debe ser quien la habita:
comienza el arte.
leer más   
16
12comentarios 146 lecturas versolibre karma: 95

La razón no entiende

Si en tus sueños ves
un triángulo con dos
ángulos rectos
¡despierta!
puede ser la locura
o quizá sea la muerte.
leer más   
18
16comentarios 122 lecturas versolibre karma: 110

Lágrimas

Los hombres no lloran
—Te decían—
Guardabas tus lágrimas
en un hatillo
y las arrojabas al mar.

Hoy vuelven llenas de sal
traídas por las olas.

Los hombres no lloran
—Te decían—
Guardabas tus lágrimas
en un sobre, sin dirección
ni remite.

Hoy encuentras cartas,
arrugadas, en el fondo
de un cajón.

Los hombres no lloran
—Te decían—
Les creías, tan serios.
Guardabas tus lágrimas
al fondo de los ojos
y te parecían ríos,
sin cauce, sin destino,
sin mar que les diese
cobijo.
¡Pesaban tanto allí adentro!

Clavabas puñales en tu rostro
para darles salida. El rojo
de la sangre las teñía.

Nunca supiste que llorabas.
leer más   
18
14comentarios 132 lecturas versolibre karma: 107

Los dioses no dudan

Yo quiero volver a las preguntas,
olvidar todas las respuestas:
las que me dieron, las de Google,
las que encontré por el camino.

Desaprender, quitarle el color
a las palabras, el azul al cielo,
borrar el verde del paisaje.

Ya no me sirven las respuestas,
oxidadas como viejos candelabros,
Wikipedias de saberes oscuros,
certezas de mentes panfletarias.

Quiero vaciar mis bolsillos:
el móvil, las monedas, el dolor
envuelto en un pañuelo,
el ticket de algún supermercado.

Quiero volver a las preguntas:
claras, valientes, nuevas,
abiertas, transparentes;
preguntas que aguardan
sin equipaje.

Saber, tan solo,
cuales son las preguntas.
leer más   
23
18comentarios 183 lecturas versolibre karma: 104

Invierno

La niebla, barrera
que tapa el horizonte,
entre dos montes
forma un puente,
frágil, como la vida.

Una cierta melancolía
su anhedonia despliega
en mi mirada.

Pájaros buscan refugio
en las pestañas,
nieva por el límbico.

¿Quién recogerá el tiempo
que cae de mis pupilas?
leer más   
23
26comentarios 132 lecturas versolibre karma: 105

Poema en el aire

Entre dos azules
duda el sol esta mañana,
escoge el cielo;
el mar, en duelo,
se hace espejo,
quejido de una ola.

Un deseo se esconde
allá donde amanece,
nieve y fuego.

Muere el reflejo de la luna,
a la sombra se retira un beso.

Despertar frente al océano;
se presiente el movimiento,
el aire respira la quietud
del silencio.

Mis ojos, ávidos de luz,
escriben versos en el aire.
leer más   
26
32comentarios 164 lecturas versolibre karma: 107

¿Es más real la vida que la muerte?

Por la noche vuelven
los muertos de mi vida
viven un instante entre mis sueños
abro los ojos
regresan a su vida
y yo a mi muerte
leer más   
23
12comentarios 134 lecturas versolibre karma: 103

Muerte más allá del amor

“... polvo serán, más polvo enamorado”
Quevedo


Sí, bien rara es la vida que vivimos,
no pagamos por sueños ni esperanzas,
tardamos en armarla y en amarla,
nada más aprender nos despedimos.

Ya sé que somos longitud y tiempo,
dependemos de fuerzas y de masas,
sabemos que las horas siempre pasan
y así evitamos todo contratiempo.

No nos sirven lisonjas ni medallas
pues seremos materia sin presencia
en cuanto llegue a buscarnos la parca;

al menos podremos decir bien alto:
que la vida vivir hemos vivido
si un día somos polvo enamorado.
leer más   
22
19comentarios 155 lecturas versoclasico karma: 91

La distancia es distancia

La distancia es el tiempo
entre el viento y la hoja
que mueve; el espacio
entre mi sangre y los latidos.

Pasan nubes
corre el viento,
el frío ocupa
el espacio
de la sombra.

Trozos de azul
dispersos
buscan un cielo
donde unirse.
leer más   
18
8comentarios 149 lecturas versolibre karma: 88

Cansancio

A veces la vida cansa.

No es que quieras que
se acabe...
Solo es cansancio.

Has pasado tantos días,
en esto, en lo otro...

¿En qué?
En vivir dirás.

¿Era esto?

(Asoma el existencialismo
de tus veinte años).

Quedan algunos días
por delante.

Veremos...
leer más   
20
16comentarios 167 lecturas versolibre karma: 97

Poemas en el aire (Tankas encadenados)

Palabras solas
dormidas en el aire
nadie las dice,
mis manos las recogen
escriben un poema.

Verso tras verso
escribo en el aire
¿quién puede leerlos?
El poema ya vuela
quedan solo palabras.
leer más   
28
22comentarios 177 lecturas japonesa karma: 109

Entre la oscuridad y las tinieblas

Fui tierra
herida temblorosa,
crecí,
entre grietas, cicatrices,
desorden del paisaje
la vida a ras de suelo.

Me hice agua con el río,
a veces manso otras cascada;
busqué el mar tras las montañas
pero el mar no se acercaba,
la soledad de las palabras
se extendía en mis orillas.

Llegué a ser aire
errante por el tiempo,
apariencia y sombra;
busqué el mar tras las montañas,
tropecé con la vida,
la de verdad, hecha jirones.

Fuego soy,
maremagnum soterrado,
cenizas del pasado,
llama que arde,
llama que se apaga.
Tierra seré.
leer más   
22
20comentarios 166 lecturas versolibre karma: 92