Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Digno homenaje

(Jotabém)

Con sus diez años cumplidos,
siempre han sido sus fluidos:

ricos, atrayentes, sanos.
Sus frutos, que no son vanos,
se multiplican ufanos
para todos los humanos

que adoran la poesía.
Por eso, en antología,

En Rima Jotabé unidos,
Los poetas sin desganos
le rendirán cortesía.
3
1comentarios 14 lecturas versoclasico karma: 59

Sacrificio y recompenza:

(Jotabém trisílabo)


Ya vengo
y rengo.

Tratar
andar.
Llegar,
triunfar.

Es ver,
saber….

Y Tengo
qué dar.
¡Verter!
3
1comentarios 22 lecturas versoclasico karma: 59

El dolor

(Jotabé)

Si es físico, el dolor es la señal
de que en el organismo algo anda mal,

que debes registrarte sin demora.
Si no lo hicieras, todo se empeora,
porque pudiera el mal encontrar mora
haciendose insoportable a cada hora.

Despidamos al amigo dolor…
Vino a nosotros como fiel visor,

a comportarse como buen sedal
haciendo su tarea revisora:
Algo molesto pero con amor.
3
sin comentarios 20 lecturas versoclasico karma: 59

El hombre sin cabeza

Un frío que raja la piel, y esta maldita llovizna impertinente aumenta el fango del camino. Mis botas se hunden. ¡Oscura madrugada! Solo por amor recorro seis kilómetros para verme con ella. ¡Cuánto sacrificio! El amor se impone. Cuando las ganas aprietan…, se acaban los imposibles.
“Es peligroso andar de madrugada”, dicen en la zona. Y comentan la aparición de “El hombre sin cabeza”… ¡Pamplinas…! ¡Supersticiones!
El frío y el cerner de lluvia continúan. Suerte el abrigo, que extendiéndolo me cubre la cabeza.
Diviso algo delante. Es alguien…, sí, no cabe dudas, pero no se mueve. Me detengo. ¿Será…? ¡Los fantasmas no existen! ¿Y qué hago parado? No. No creo… ¿Será que, creyendo dudo? ¡Allá voy!
--¡Eeeehhh!— grité nervioso al pasarlo a rápidas zancadas. Me remedó un grito aterrador, indescriptible.
Llegué jadeante al campamento. Todos dormían, me quité la ropa mojada, sequé, puse un short y tiré sobre la litera. No se me quitaba de la cabeza lo ocurrido. Cuando dieron el “¡De pié!, estaba molido, no dormí nada. A penas rendí en el corte de caña.
Concluida la jornada, tome un baño y dormí un rato. A nadie conté nada…, que va, sería desprestigiarme. Me senté a jugar dominó.
Nicomedes, el del batey. Vino a jugar. Mientras esperaba su turno dijo:
--Anoche vi al “hombre sin cabeza”... —¡Su historia fue la mía!, pero más exagerada
--Siéntate Nicomedes, juega por mí. – le dije parandome.
— Pero Raúl, termina la data. --masculló mi pareja.
–Me voy —Le contesté, y salí otra vez a encontrarme con Amparo, más convencido que nunca de que los fantasmas no existen.
11
4comentarios 62 lecturas relato karma: 116

¿Por qué?

(Jotabém octosílabo)
¿Por qué me miras, amor
Con cara de resquemor.

Si sabes lo que yo siento
por ti, que es al cien por ciento?
¿Por qué no tomas asiento
a escuchar que te consiento

que hagas todo lo que quieras?
Si de todas las maneras…

Te trato como a una flor
del jardín en que presiento
tendrás muchas compañeras.
8
3comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 105

Conquista

(Jotabém)

Para que me enamorara
Solo bastó la mirara

Y descubrir su sonrisa
Recé como en una misa
Le hice un guiño que fue brisa
Provocándole la risa

De su cara que era un sueño
Y yo no perdí el empeño

Luché para que me amara
Conquistándola con prisa
¡Gracias a Dios, soy su dueño!
10
2comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 110

El regalo

Jo, despertó sorprendido al ver una caja de regalos. Era su cumpleaños 80, pero… ¿quién la puso a su lado mientras dormía? La desenvolvió. Era un par de zapatos. ¡FELICIDADES PAPÁ!, decía la tarjeta. Lo colmó la incertidumbre… Su único hijo falleció años antes en un accidente. Se puso los zapatos. Sintió al erguirse un calor vertiginoso de los pies a la coronilla. Atónito, experimentó una frialdad lenta y en espiral desde el cráneo hasta los pies. Se estremeció. Fue a asearse y el espejo del baño le devolvió la imagen del hijo. Dio un respingo, lo remedó la misma figura. Debo estar loco, pensó. Regresó al cuarto y se puso los pantalones con los zapatos puestos, no pudo quitárselos. Terminó de vestirse y salió a la calle. Se sintió llevado por sus pies a la barbería de Lucas. ¿Se va a pelar Señor?, le dijo éste. ¡Claro, como siempre! Contestó al sentarse en el sillón. No lo he pelado nunca, afirmó el barbero. Jo se miró al espejo… ¡No es mi hijo! …Soy yo mismo 60 años atrás. Con trabajo se quitó los zapatos. ¡Vamos, Jo...!, le dijo Lucas… ¿Que broma es esa?
3
1comentarios 37 lecturas relato karma: 46

Vida

Después de nada, pasaremos todos,
Primeros llantos y últimos suspiros.
Entre uno y otros son muchos los giros
Alegres, tristes, de múltiples modos.

Ese lapsus de tiempo, corto o largo
debemos disfrutarlo a plenitud,
apartando el mal, buscar la quietud,
huyendo de la inercia…, del letargo.

¿Por qué lamentarnos de la existencia?
No lo hagamos nunca ni yo ni tú.
Amémonos con fuerza, con conciencia

Sin límites, sin frenos, sin tabú.
Para vivir la vida… ¡esa es la ciencia!
¡Cosa de sabios!... Lo dijo un gurú.
3
1comentarios 33 lecturas versoclasico karma: 60

El brindis

— ¡No puedo creerlo!
— ¡Yo tampoco! No me abraces así…, me dejas sin aire, Bebo.
—Perdona. Es la emoción, Clarita. ¡Veinte años! Y no has cambiado. Los mismos azabaches de mirada retozona. Mulata… ¿cuántas veces no peinaron mis dedos ese lindo pelo?
—Exageras. Lo ves negro por el tinte. Y la presbicia…, no leo como antes. ¡Todo cambia! Mírate a ti con esa barriga y calvo… ji jajajajaja
— ¡Qué mala eres! Je jejejeje. ¿Estás hospedada aquí?
—No, vine a un evento sobre El Libro y la Lectura. ¿Y tú?
—Tampoco. Soy taxista. Traje un pasajero del aeropuerto. ¡Qué calor! Coppelia está al frente… ¿Me aceptas un helado?
—Está bien, pero despacio… ¿Qué es de tu vida?
—Normal, Clarita. Dos hijos gemelos,…que pudieran haber sido tuyos, Estudian Ingeniería. ¿Nos sentamos allí? Junto al árbol es más fresco… Me divorcié hace dos años. Siéntate.
—Gracias. Hay menos resplandor aquí. El trinar de los pájaros es agradable… Y ese que se escucha… ¿Es sinsonte o ruiseñor?
—Sinsonte.
—Me lo figuraba. ¡Qué lindo canta! Mi hija cumplirá quince primaveras, es adorable y la razón de mi existencia. Quiere estudiar medicina.
—Buenas tardes. ¿Decidieron que pedir?
—Para mí, “Tres Gracias”, de vainilla, almendra y chocolate.
— ¿Y usted, señor?
—Una “Canoa”, de chocolate.
—Como te decía…. Quiere estudiar medicina. Es inteligente como su padre.
—Si hubiera sido mía…
—Nunca fuiste bruto.
— ¡Qué alegría rencontrarme contigo! ¿Será que el destino…?
—La casualidad, querrás decir. No es lo mismo. Me hace feliz verte. …Ya traen los helados.
— ¡Que les aproveche!
—Gracias, Señorita. ¿Agua, Clary?
— ¡Vaya! Me has dicho como “entonces”
— ¡Como “entonces” quisiera fuera todo en adelante!
—Nada será como antes, Bebito. Estoy enamorada. Mi esposo se desvive por mí y yo por él. Te invito a los quince de mi hija el venidero 6 de junio.
— ¡Qué lástima!
— ¿Que sea yo feliz?
—NO. Que no sea yo el padre de tu hija.
—Te sacaron del país… y echaste mujer afuera
—Pero regresé años más tarde. Sin encontrarte.
—Me casé con Víctor y de Santiago vinimos para la Habana.
— ¿Qué Víctor? Lo conozco.
—No. Mira esas nubes. No demorará en llover. Debo marcharme.
—Te llevo.
—Ok. ¡Vámonos!
—Vives ahí.
— No hablaste en todo el camino. Sí. Entra. Te hago un café...
— ¿Y…, Víctor?
—Está en Venezuela. ¿Café o un trago de coñac?
— ¿Y… tu hija?
—Semana de receso escolar. Está en Santiago.
—Mejor un Coñac.
— ¡Brindemos!
—… Chin, chin…
—Chin, chin… ¿Pero…?...
**
3
1comentarios 31 lecturas relato karma: 46

La palabra empeñada

(Jotabejo)
Por costumbre, bien pensado lo tengo.
Siempre que yo digo algo lo mantengo.

Porque dar la palabra y no cumplirla,
es como operar sin sacar la esquirla
a un paciente que viene por sufrirla.
Hay que evitar que haya que repetirla

¿Por qué hacer daño diciendo mentira?
si a la corta o la larga todo gira

Siempre que yo digo algo lo mantengo.
Hay que evitar que haya que repetirla
Si a la corta o la larga todo gira.
4
2comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 66

Las demoras:

—Jotabém—

Cuantas cosas he pensado,
escribir, pero he tardado

en hacerlo y es sabido
que así se van al olvido.
El pensamiento es tan fluido,
que hay que darlo por cumplido

con la mayor rapidez,
sin esperar a un después:

Porque cuando eso ha pasado,
el recuerdo dividido
se endurece como nuez.
2
sin comentarios 29 lecturas versoclasico karma: 26

Me estoy haciendo mayor

3 (Jotabém octosílabos)

Me dijo un amigo mío,
de quien mucho yo me fio:

—Me estoy haciendo mayor…
— ¿Por qué tener resquemor? —
Le contesté —Eres menor
que yo en años, y es mejor

que orgulloso de ello estés.
—Pudiera estarlo, tal vez,

Si mi cerebro con brío,
y sin ningún escozor
mantuviera tal como es

lo que en él yo deposito.
Pero ya me tiene frito

que se me olvide la rosa
que para hacerla dichosa
traía siempre a mi esposa,
tan feliz y cariñosa.

De ahí mi preocupación.
Muy triste es la situación.

Y lo digo por escrito
sin hablar más de la cosa
He perdido la ilusión…

de retener la memoria.
Mis neuronas son escoria

y aunque coma mucho pollo
y tome agua del arroyo
o me ponga a bailar yoyo
no encontraré desarrollo.

Todo esto me da calor
Mi estado ya es de estupor.
y aquí concluyo la historia
diciendo sin formar rollo:
¡Me estoy haciendo mayor!
11
7comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 109

La vocal …¿Cuál?

(Jotabém con estrambote/Lipograma)

No la hallo por ningún lado
Por todo lugar buscado,

juro, ni rastros consigo.
¿Andará con un amigo?
¡Por su falta…, yo lo digo!
Ha ganado su castigo.

Ya no la uso, por morosa,
por morada, color rosa.

No importa lo trabajado,
si oculta como un ombligo…,
o gusano mariposa.

¡Vaya cosa!
¿Podrá contar algún mortal
cómo firma la vocal?
*
12
3comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 118

En Silencio:

(Jotabém)
Cuan expresivas caricias
sin palabras. ¡Qué delicias!

Y cuando nos desnudamos
Son los besos que nos damos,
testigos de que alcanzamos
y en silencio recavamos

ratos de satisfacción;
bien cargados de pasión

merecedora de albricias,
porque juntos conjugamos
alma, vida y corazón.
*
3
2comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 60

Denuedo

(Jotabém hexasílabo)

Tomamos un trago
y en suspiro vago

mordiste mi oreja.
Cerramos la reja
bajo candileja.
Entre queja y queja,

sin ningún reparo
y algo de descaro

provocando estrago
en lucha pareja…
¡Ni pensar en paro!
4
2comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 70

Felicidades, Poemame

Sin llamarlas las musas hoy me exigen
ser manantial de versos cristalinos…
¡Y surgen entrañables de mi pecho!
Vueltos deseos, a la Diosa visten.

Y límpidos, en ella se hacen alas.
…Desde su gran altura la Poesía,
inmaculada, se sacude y llueve
a raudales con impolutos versos,

inundando en Diciembre a los poetas
que en Poemame vierten su arte puro:
¡Son hombres y mujeres que desgranan

mucho amor, entusiasmo y sentimiento!
El mismo con que a todos les deseo…
¡Felices pascuas! ¡Prospero año nuevo!
Autor: @Saltamontes. 06/12/2018 (15.00H)
19
7comentarios 61 lecturas versolibre karma: 126

Loa a Juan Benito

Juan Benito con honor
Y sobrado pundonor
ejerció la profecía
Sabiendo bien lo que hacía,
cambiando la poesía
Cuando todo parecía
que hacerlo sería imposible
y demostró que es factible,
como lo hizo Nicanor
al dar la antipoesía.
¡Jotabé ya es plausible!

Es la Rima Jotabé
tan tierna como un bebé
que crece a todo porfíar
aprendió a caminar
y sus pasos son de fiar.
¡Se dirigen a triunfar!
Con varias modalidades
son esas las novedades,
que como un: ¡Ya te trabé!
A adeptos hace inspirar,
a adultos y mocedades.
10
3comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 104

Tu mirada:

Tu mirada:
—Jotabé tridecasílabo—

Cuando al calor de tu mirada me sometes
todas las fibras de mi alma como cohetes

se disparan siempre a la misma dirección:
dentro del pecho, donde tengo el corazón,
que ebrio de júbilo y con febril emoción
hace fluya mi sangre en rica propulsión.

Con tales y dulces delicias me provoca
que como potro alocado que se desboca

y no puede ser controlado ni con fuetes,
acuda presuroso a la satisfacción
de embriagarme en tus labios al besar tu boca.
10
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 104

Oportunidad

(Jotabem tetrasílabo)

Tibio beso
en receso.

Dime, dime…
¿¡No es sublime!?
Porque gime
me redime,


me contenta
y ralenta:


¡Rico es eso!
Lo que prime
tomo en cuenta.
14
7comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 115

Tesón:

(Jotabéa con rima doble)

Si para contentarte, me pidieras que haga
Una visita a Marte para te satisfaga.

Lo puedes dar por hecho… ¿Qué cosa yo no haría?
Mísero pan de afrecho con gusto comería,
y en piedra como lecho, cómodo dormiría
Porque metiendo el pecho, gano cualquier porfía

Si es para que te sientas, alegre y muy dichosa.
No habrá batallas cruentas, ni una treta engañosa

me impida ser baluarte, pueda contar la saga,
sea de trecho en trecho, ya en loca correría,
resaltando las cuentas, de victoria gloriosa.
7
8comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 118