Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El avión errante

El avión errante vuela sin queroseno. Es su pasaje un elenco de poetas y sus versos, el carburante. Nadie lo vio despegar ni se espera que aterrice. Sólo se admiten viajeros que sepan volar fuera del ala. No es necesario equipaje.
leer más   
7
1comentarios 22 lecturas prosapoetica karma: 92

Ausencias

Escribía bajo pseudónimo. Tal era su timidez desde el anonimato, tal su desnudez al plasmar su alma en la escritura. Un equilibrio perfecto que le permitía ser verso sin poeta, presencia de cuerpo ausente, un barco anclado en orillas invisibles.
leer más   
14
3comentarios 92 lecturas prosapoetica karma: 103

Pues sólo faltaba, pajarillos bellos

Sucede que así
como salen entran
en este poema
palabras sin más
ni menos destino
que lo que está escrito
sin considerar
mi falta de ritmo
mi ausencia de voz
mi métrica aviesa
mi celo obsesivo
mi angustia vital
mi rima letal
mi ansia de hacer
encabalgamientos
mi ansia enfermiza
de anaforear
mi absurda afición
a hacer sinalefas
los versos medidos
y bien apañados
y cuadriculados
y milimetrados
y cambio de rumbo
y llama a mi puerta
un sencillo haiku
de cinco más siete
y cinco otra vez
que no compondré
pues rompe el poema
y decidí hacerlo
sólo por jugar
sin más pretensiones
que componer versos
y dar por zanjado
si voy o si vengo
si subo o si bajo
si escribo sin más
o rompo con todo
y vuelvo al principio
y cambio de estilo
y cambio de tercio
así como suena
así como sale
así como entra
al primer intento
sin puntos ni comas
sin darle más vueltas
a no ser que sea
para decidir
en este momento
o un poco más tarde
si sigo escribiendo
y acabo el poema
y punto final
o ya que me he puesto
continúo y entro
en divagaciones
de corte textual
poético lírico
épico cuántico
psíquico lógico
álgido ínfimo
mínimo máximo
átono esdrújulo
ósculo rómulo
sábado rábano
átomo álamo
zócalo dédalo
lésbico mágico
frígido sólido
cálido líquido
gélido ártico
único usual
jocoso enojoso
ocioso oneroso
real o virtual
presunto o corpóreo
y juego y desjuego
y tal como subo
me deslizo
abajo
y una vez en tierra
acabo sin más
pues sólo faltaba
pajarillos bellos.
leer más   
6
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 77

Solo doble

Cuando llamaron a la puerta, abrí y vi a mi doble que miraba y se encogía de hombros con gesto de perplejidad.
- ¿Qué quieres? – le pregunté.
- Entrar.
- Entra.
Entró y yo salí. La puerta se cerró tras de mí. Entonces me percaté de que me había olvidado el móvil dentro, así que llamé a la puerta. Cuando ésta se abrió vi que mi otro yo me interrogaba con la mirada. Yo le respondí con un gesto de perplejidad al tiempo que me encogía de hombros.
- ¿Qué quieres? – me preguntó.
- Entrar.
- Entra.
Entré y él salió, pero antes le introduje mi móvil en el bolsillo de la chaqueta y a continuación cerré la puerta.
leer más   
5
3comentarios 61 lecturas relato karma: 71

Ventana

Desde la ventana un hombre se ve a sí mismo paseando por la acera. Preso de un súbito ataque de ansiedad, se lanza a la calle en busca de su doble, pero al salir del portal la visión ha desaparecido. Aturdido, se sienta en el pavimento e intenta recomponer lo sucedido. Simultáneamente, en un piso del edificio un hombre en busca de sí mismo que hasta hace unos segundos paseaba por la acera, se acerca a la ventana.
leer más   
15
6comentarios 83 lecturas relato karma: 92

El banco del tiempo

Haga su depósito,
contrate un fondo
de inversiones,
gestionamos
su cartera de valores
en el banco del tiempo.
Nosotros nos encargamos
del papeleo
y usted asume el riesgo
de la inversión
y de rendir cuentas al fisco.
Vía online o presencial,
su banco definitivo.
leer más   
5
1comentarios 44 lecturas versolibre karma: 66

El camello del Atlas

La luna protege al camello del Atlas
forjando la aurora de nuevas pasiones
y allí donde cubre la tierra de lava
afloran volcanes hambrientos de drones.
Destripa la tripa tripartitamente,
dibuja y rebuja mugidos de bruja,
repara y se para ante el parapente,
transluce y reluce la luz de poniente,
y cientos de ardillas cautivas de orgullo,
francotiradoras de viejas virtudes,
observan perplejas el advenimiento
de los paralelos y las latitudes.
A ti te requiero, estúpido mono,
de las necedades señor y señuelo,
que desde el espejo me miras absorto
como si yo fuera tu azogue postrero.
Y así me reflejo en la luna llena
y veo camellos surcando montañas,
volcanes de hierro,
mugidos de bruja,
ocasos certeros
y auroras desnudas.
Puede que no sea sino la constancia
de un sueño que acaba sin empezar nunca,
de unas soledades bien acompañadas,
de una gran certeza colmada de dudas,
de un tiro en la nuca que entra por la frente,
de una fea dama que luce hermosura
o tal vez de un viejo de edad aniñada,
de un tren desbocado sin premura alguna,
de un mudo que habla con la boca llena,
de un sordo que escucha lo que un ciego mira,
o tan sólo eso, un simple poema
de un alegre loco que irradia cordura.
leer más   
4
2comentarios 20 lecturas versolibre karma: 58

Oxímoron

Flanqueado por árboles
camino sin meta fija.
No vislumbro por mis ojos
sino la senda que sigo
al abrigo de los vientos,
a resguardo de la lluvia.
Noto lo que no percibo,
se hace de noche en el día,
mi sorda escucha me muestra
que no siento lo que escribo.
#LetrasyFlores
leer más   
3
1comentarios 42 lecturas versolibre karma: 35

Mi verso

Escribir desinhibido
y ajeno a la censura,
pensar la palabra justa
sin ajustar demasiado,
abjurar de toda moda
y clichés encorsetados,
rimando o desrimando
sin miedo a perder el rumbo,
escribir pegando tumbos,
revolcarse en las palabras
y teclear sin desmayo.
leer más   
5
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 60

De canes y canas

Si no hubiera mirado con lascivia a aquella bella caniche que paseaba en compañía de su estirada dueña no habría reparado en el instinto sexual reprimido de mis bajezas amorales canófilas que incitáronme a lanzarme cual toque a degüello contra la can desprotegida mientras en mi delirio me regodeaba con los lamentos seniles de la señora cuyo corazón partido añadía una dosis de éxtasis fogoso a una mañana anodina de frío invernal e instintos perrunos desorbitados de zoofilia incontenida e infarto octogenario.
leer más   
3
sin comentarios 43 lecturas relato karma: 40

Insomnio

Para mantenerse despierto, la señora Belmutz lee el terrorífico cuento de aquel pastor que decía que venía el lobo y no era verdad y que así se pasó haciendo el ganso hasta que un día que el lobo vino de verdad nadie le creyó y el lobo se comió a las ovejas y el pastor dio parte al seguro agropecuario y cobró una pasta gansa. Y que el lobo, sintiéndose traicionado y castrado por el capital, dio rienda suelta a su afán vengativo y secuestró a cuanta caperucita se le ponía por delante. Y fue así que las aldeas vecinas se llenaron de abuelitas oligofrénicas a la caza y captura del legendario depredador. Y resultó que, ante el síndrome de Estocolmo que anidaba en los corazones de las caperucitas, que cohabitaban en alegre comuna libertaria, las gentes de las villas contrataron los servicios de tres cerditos mercenarios que, tras acabar con la legendaria bestia y ordenar monjas a las caperucitas, fundaron la factoría Disney con subvenciones del ministerio de cultura, réditos del narcotráfico, la bendición urbi et orbe y el apoyo incondicional de la sexta flota.
leer más   
4
1comentarios 40 lecturas relato karma: 32

Amanecer

El sol me amanece.
La nube me nubla.
La piedra me empiedra.
El árbol me enarbola
y en su raíz me enraiza
y entierra.
El aire ventea
la tierra que empapa
la lluvia que apaga
el fuego que agua
la fiesta del aire
que el viento festea.
Fogueada, aireada,
empapada, venteada
lengüetea mi lengua
un lenguaraz lenguaje
que longanicea.
Y metaforo lo que
no cabe en los foros.
Vocalizo rizando el rizo.
Rimo cuando me da
y tanto me da si no rimo.
Proseo por deseo
o deseo no prosear.
Y disfruto o con fruto
fruteo la poesía
y poetizo la fruta
que frutea conmigo.
Humanizo la palabra
y ella me palabrea
y hace más humilde
al humear mis instintos.
Empolvo la estrella
que me estrella en el polvo
y me polvea
pues polvo soy de estrellas.
Y de puro vitalista
vitalizo y vitamineo
mi existencia vitalicia.
Riadas de roja savia
arborean mi tronco
y por envenadas sendas
cartilaginosas
convergen en mi cerebro
que poco a poco otoñea
o a otoñear comienza,
mas perdura la palabra
en hojarasca labrada.
Y cuando el invierno
nivee, eccemee y sabañonee,
enguánteme yo y calcetíneme,
engórreme y bufándeme,
pantalóneme
pues no soporto
el frío que enfría
la friolera frialdad
que escalofría
mi frigorífica lengua frígida.
Y un día poleneado
de alergias primaverales
me pajarearán
y me enhojaré sin ira
y se me alterará la sangre
que en mi tronco serpentea.
Me afrutaré, floristearé
y paladearé sin tregua
mas....llegará el calor
y con él doña Bartola.
Entonces bartolearé
junto a la mar
que marea la orilla
enarenada y aguardaré
a que el sol me amanezca
de nuevo.
Y me nuble la nube.
Y me empiedre la piedra
Y la raíz me enraice
y me torne
en lo que realmente
soy: Tierra y Lengua.
Lengua enterrada
en tierra de lenguas.
Tierra lenguada
en lenguas de tierra.
leer más   
5
4comentarios 45 lecturas versolibre karma: 72

Metamorfosis anura

El orden caótico
me encantó
en rana.
Oídme, renacuajos.
Cabalgad en mis ancas.
¿Prestos?
Cro-cro.
Salto olímpico.
Aplauso unánime
de los petirrojos
en las rameadas gradas arbóreas.
10 puntos.
Aterrizaje batrácico.
Señora lombriz:
ceda el paso.
Prioridad de rana.
Discusión vial.
Mariposa y libélula
debaten código forestal.
Opina la mosca.
Las moscas no opinan.
Me la como.
Cro-cro.
Oruga se desternilla.
Cardo borriquea.
Me como una segunda mosca
aprovechando despiste díptero.
De mosca a mosca
y tiro porque me toca.
Tercera mosca deglutida.
Aperitivo consumado.
Cro-cro.
Bostezo.
Deme sombra arbusto.
Tome sombra, batracio.
Siesta digestiva.
Rugido de motor.
Cro-cro.
Ora pronobis.
Sueños palaciegos planchados.
Ya no seré príncipe.
leer más   
3
2comentarios 21 lecturas versolibre karma: 43

Catedral de polvo

Frente a la señora Belmutz se alza la colosal silueta de la imponente catedral. Pletórica ante la magnificencia del templo, compone un acróstico:

 Prestancia
 Omnipresencia
 Distinción
 Excelencia
 Realeza

Mas súbitamente siente una punzada en el costado. Escribe:

 Parquedad
 Ocaso
 Levedad
 Vulnerabilidad
 Olvido
leer más   
13
5comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 109

Acción de Gracias

Gracias al viejo Dios
en quien no creo
a pesar de mi fe...
Gracias a la fe
de la que carezco
por la gracia de Dios...
Gracias al credo
que Dios me fió
y del cual no me fío
-y a fe mía que acierto
pues por cierto o incierto
no lo tengo-...
Gracias a todo ello,
no atenúo ni deifico
sino que desmitifico
teísmos y ateísmos
y testifico
en este juicio final
-antes de perder
juiciosamente el juicio-
que mi cuerpo
echó alas
y relativizó
-a Dios gracias-
verdades y falsedades,
ansiedades y veleidades,
causalidades y casualidades,
opuestos y compuestos...
Y así lo constato
para que conste
en los anales
de este divinizado tribunal
de dioses angelicales
y ángeles endiosados.
Dicho sea todo ello
en el nombre de Dios
que en su Gloria esté
y en su Gloria permanezca
en compañía de mi ausencia
per secula seculorum.
Amen.
leer más   
11
1comentarios 45 lecturas versolibre karma: 97

Digo yo

Donde dije digo digo Diego,
donde siento lo que digo
no digo lo que siento,
donde digo lo que siento
no siento lo que digo,
donde siento lo sentido
se levanta lo que he dicho
y se sienta lo que digo
al dictado del sentido
que me dice lo que siento
sin siquiera haberlo dicho.
leer más   
5
1comentarios 21 lecturas versolibre karma: 68

Estoy que trino

Yo soy de la escuela recíproca
que los cursis llaman feedback.
Comento tus trinos
y tú los míos, si quieres,
si no también
o tampoco
y con poco me conformo
con o sin cloroformo.
Me encanta jugar.
Un poco de seriedad,
señoras y señores tuiteros,
y un punto de locura
lo primero.
leer más   
5
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 72