Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La muerte tiene una erección en los pantalones

"Ocurrió un hecho desafortunado..." Mataron a Dexter en la calle diez, dicen que un disparo en la cien, se cree que fue un suicidio, no todos están seguros. A Dexter le gustaba tocarle la carita a las niñas bonitas y siempre andaba con una erección, lo cierto es que no estoy seguro si a todas las chicas les guste que les toquen la carita con una erección intratable en los pantalones, o si a Dexter le gustaba que le tocaran la carita con una erección en los pantalones, solo sé que Dexter está tirado esperando a la policía o los paramédicos, o lo que llegue primero. El hecho desafortunado no era la muerte de Dexter, era que se quedo esperando hasta que se le fue la vida, hasta que vinieron y le tocaron la carita con una erección en los pantalones.
leer más   
3
sin comentarios 15 lecturas relato karma: 32

Jazz, muerte, tiempo

Uno, dos, tres, cuatro, silencio de tres tiempos, une, deux, trois, quatre, redóblate de tambores, Charlie Parker en el saxofón, one, two, three, four, sonó el trombón, Ella Fitzgerald deleita con su voz, empieza a contar, uno, dos, tres, cuatro, dos corcheas seguidas, cuatro tiempos, yo en la batería, une, deux, trois, quatre, Charlie Parker yace muerto en medio del salón, el saxofón llora su muerte, one, two, three, four, Armstrong consuela a Ella cantándole al oído, suena de fondo Chopin, traspasando la frontera del tiempo, Mozart desde su asiento se dedica a llorar, Vivaldi siente las cuatro estaciones y Beethoven toca "For Elise".
leer más   
11
3comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 105

Breve descripción

Ojos cerradura, pupilas de llamas furiosas, colores inertes, guerras en curso, labios negros, putrefactos, asesinos de conciencia, sonrisa rompe piernas, carcajada agria, palabras sabias, citas, poemas, arte, cine, cristianismo, ateísmo, racismo, marxismo, feudalismo, comunismo. Manos delicadas, negro sucio, amarillo chillón, dedos suaves, piernas cortas, cejas grandes, blanco puro en sus mejillas, canela intenso en sus brazos, cigarrillos en su bolsillo derecho del pantalón, mirada seca y ambigua, humor negro, gris, verde, azul y blanco. Magenta son sus pasos, un hilo invisible la persigue, y una nube cargada de ira la rodea, la encarcela, la envuelve y la hace ella.
leer más   
7
sin comentarios 99 lecturas versolibre karma: 67

Fugaz

Fue fugaz,
sin intensiones,
como un suspiro,
como un secreto.

Fue intenso,
casi letal,
con gotas de silencio,
con luces luminosas,
y letreros de no pasar.

Fue un recorrido,
una botella de cerveza,
y vino barato.

Fue como no pensé que seria,
con subtitulos de apoyo,
y citas de autores anónimos.

Fue fugaz,
sin intensiones,
como un suspiro,
como un secreto.
leer más   
3
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 32

Ella

Paz, eso es lo que ella produce, un suspiro de ferocidad, una pretenciosa profundidad, y algún que otro poema con faltas ortográficas de la ansiedad, ella es el punto medio entre la locura y la cordura, la agonía aferrada a lo testarudo de un instante, y las ganas de dormir abrazado al jamás, ella es eternidad desde diferentes ángulos, creatividad, tristeza y llanto, pero aun así, vale agregar, que tiene un humor bizarro, una comilla que no busca compañera y que aparenta que todo lo que dice lo ha citado, ella provoca palabras bonitas, la parte coqueta de algún que otro idiota, y las ganas de nunca aprisionar, ella provoca libertad, buenos deseos y uno que otro poema viejo que estaba buscando dedicatoria, ella provoca palabras, versos y muestras de ideas podridas, pero aún y con un poco de emergencia, ella es magia, y es lo único que he podido decirle.

Ella es lo tormentoso y lo inquieto de un niño, la historia corta y sin sentido que se guarda esperando poder mejorar, ella fue el punto medio de mi apocalipsis, lo que aconteció después de ella fue una depresión casi mortal, las nubes me acompañaron en una danza silenciosa y anhelante, donde el compás de las velas adornadas con aromas desmedidos me siguió, me siguió los próximos dos siglos, bailando a la luz de la luna, regresando, conociendo y recordando, memorando el inicio cortante, olvidando el final audaz, nos volvimos los cuentos lujuriosos que nos leían cuando eramos niños, soy el lobo herido y con hambre, la bruja que no pudo hacer su comedido, y el rey malvado que no pudo conservar el poder.
leer más   
3
1comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 46

¿Hacia donde debería ir si ya no respiro?

Ya no hay camino,
solo esta la senda vacía del tiempo,
de todo lo que ya no recuerdo,
de la cúspide infinita del miedo,
la poesía se volvió el tuvo de oxigeno,
el bastón,
y el piso,
¿hacia donde debería ir si ya no respiro?
leer más   
11
1comentarios 144 lecturas versolibre karma: 82

Micropoema

Eres la gota fugitiva sin expiración, la razón que hace sonreír al sol, el mundo de melodías perdidas que osan a volverse razón y justo en medio de la obsesión, una misera canción.
leer más   
7
sin comentarios 163 lecturas prosapoetica karma: 66

El poeta

Te he visto todos los días desde que tengo seis, te escondes perdido entre los huecos que dejan los árboles, tambien detrás de los estantes y siempre estas dispuesto a correr, explícame hombre de los bigotes largos, ¿desde hace cuanto te quedas atorando la vida entre fonemas, predicados y alguna que otra poesía?
leer más   
3
sin comentarios 106 lecturas versolibre karma: 33

Pero, tu sigues siendo gris

Entonces, ¿así se siente que te rompan el corazón?
Pesan más los pies, las manos duelen, los dedos comienzan a picar, el aliento apesta a cigarrillo, aparecen pequeños escalofríos, y los ojos empiezan a fallar, condenando a los pasos a una melodía de tristeza y irremediable creatividad, después de un bloqueo de tres meses todo empieza a funcionar; esta Chopin de fondo, acalorando las ansias, los pensamientos crean una nube de silencios, los fósforos de tus retinas comienzan a faltar, y entonces caes, caminas al lado de la prestigiosa avenida de los tipos solitarios, te confundes entre el gris magenta que acalora el anochecer , y empiezas a regalar pequeños suspiros.

Te crees con la suficiente fuerza para completar el poema, y decides que ya es hora de dejarte llevar, entonces te abrazas al gato, le besas las orejas y entiendes que después de todo fue un buen final, hubieras deseado que esa musa se quedara envuelta entre tus cortinas todas las mañanas, que su sonrisa acompañara todos tus poemas, sus ojos arroparan todas tus letras, sus mejillas tu poca inteligencia, y te das cuenta de que todo a su lado pintaba más amarillo que gris, pero tu eres gris, y el gris sigue siendo gris aun cuando este lleno de amarillo.
13
5comentarios 134 lecturas prosapoetica karma: 87