Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Secreto

Prométeme una cosa,
que esto quede entre nosotros
que nadie sepa de tu boca
y que nadie sepa de la mía
que construimos una historia
más bonita que Gran Vía.

Que nadie sepa que tus ojos
se encuentran con los míos
incluso cuando no se buscan
incluso cuando ni se miran.

Que nadie sepa que tu piel
necesita a la mía
como quien necesita mirar
dentro de una caja vacía.

No me mires así,
sabes que nunca
te diría todo esto
sin haberlo pensado antes.
Maldita locura.

Guarda en secreto los momentos
en los que susurraba
que te quiero.
Guarda los poemas que te escribo
porque necesito
que sepas que eres mi inspiración
y con ello frustración.
Eres mis lágrimas
y mis sonrisas.
Quien de valor escatima,
Cupido le castiga.

Quiero decir tanto
y hablar tan poco.
5
1comentarios 119 lecturas versolibre karma: 43

Seremos fuego

El día que derrumbemos la pared seremos fuego
y gritaremos, corriendo, al mundo que no es un juego,
Que querernos es una fantasía
y que puede ser real un día.
Más real que mis manos en tus piernas
o las tuyas en mis caderas.

Que corrernos juntos no sea un sueño
y sea tan tangible como nuestros dedos.
Que caminar descalza por tu piso deje de perseguirme
yo quiero que tú seas quien me persiga... descalzo... o desnudo.

No es que yo quiera ahora que me desees,
sino que quiero vivir de mi deseo.
De ti.
Mi deseo de ti.

Pero para eso hay que derribar el muro,
hay que ser fuertes y vencer el miedo,
la inseguridad y la duda,
dejarnos caer en los brazos del deseo
y que nos meza sin miedo
hasta quedarnos dormidos
yo en tu cuerpo y tú en el mío.
3
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 39

Limerencia

La música habla
cuando las palabras no pueden,
cuando ellas callan.
Porque hay momentos que a veces
ellas sobran
y lo único que queda es sentir.

Porque tenemos canciones que escuchar
sintiéndonos la piel,
respirándonos,
acompasados.
Labios que versar,
o besar,
qué más da es lo mismo.

Sólo ven
y déjate vencer
esta noche
que sólo te quiero tener
bailando sobre mi desnudez.

Pregunta si te dejan ser libre conmigo.
Dime si quieres darme la mano y jamás soltarme
Cogiste carrerilla y ahora yo te hago volar.
3
sin comentarios 92 lecturas versolibre karma: 29

Se ha caído la venda...

Se ha caído la venda que tapaba mis ojos.
Se ha caído el trozo de tela que los separaba de la verdad y...
...duele.

Ya no te veo igual.
Ya no eres la misma persona de quien me enamoré.
No tienes la misma sonrisa ni el mismo mirar
e incluso tus pasos ya no me acompañan.
Empiezo a pensar que nunca lo hicieron...

Has cambiado de perfume y ya no fumas.
Has cambiado de móvil pero sigues teniendo el mío.
Me gustaría volver a encontrarte para decirnos en qué hemos cambiado.
Cómo ya no nos amamos locamente y
cómo ahora jugamos a querer a otra gente.

¿Tú crees que podemos volver a querer después de cómo nos quisimos nosotros?

¿Tú crees que aún queda algo dentro de mí que tú todavía no hayas chupado, mordido o comido?

¿Algo que quede dentro de mí que sea realmente mío?

Me gustaría preguntarte tantas cosas...
Pero sería como clavarme mil puñales y dejarlos curar dentro.

Creo que voy a volver a querer.
Quiero volver a querer tan desesperada, loca e incansablemente como lo hice contigo.
Quiero desnudarme con él
y caminar desnuda sin tus puñales.

No quiero tus ojos que cortan mis venas,
no quiero tus labios que queman mi piel,
no quiero tus manos que arañan mi espalda,
no quiero tus promesas de vinos de ayer.

Tú no me conociste.
No te intentes llevar el mérito
porque te conté mi historia pero no supiste leer entre líneas.
Que no soy fácil o difícil,
ni soy un puzzle por resolver.

Seguro que estarás leyendo este poema pensando que está escrito para ti,
pero solo hay un verso con tu nombre.
¿Ves como no me conociste?
Traga saliva, estás a salvo.
Ya vuelves a estar a la deriva.

Se ha caído la venda que tapaba mis ojos y,
empiezo a sospechar,
que he sido yo quien la ha arrancado.
3
sin comentarios 89 lecturas versolibre karma: 39

Tú conmigo y yo sin ti

Verte
Y sin poder evitarlo
Empezar
a quererte.

Que mi pulso se acelere
Nada más tenerte
A milímetros.
Tus labios perfectos
Sonrientes
Al verme.

Es que muero
Cada vez que veo tu pecho
Suave, curvo... erecto.

Adentrarme en el abismo
Que es tu cuerpo
Hoy es un sueño.
Mañana quizá
mi mayor pesadilla.
Pero qué más da
Si eres tú.
Tú conmigo y
Yo sin ti.
¿Quién eligió vivir así?

Ahora nada importa
Porque dicen que estamos destinados
A vivir mejores años
Tú conmigo y
Yo sin ti.

Adentrarme en el abismo
Que es tu cuerpo...
Ya no tengo miedo
Ya nada es nuevo...
Tú conmigo y...
Y yo...
Y yo sin ti.

No eres bueno para mí.
12
1comentarios 181 lecturas versolibre karma: 54

Sentimientos encontrados

Déjame agujetas de pensarte cada vez.


Ya apenas pienso en ti.
Sólo cuando estoy despierta
y cuento lo que queda
para volver a dormir.


Ni tu perfume me deja olvidarte.
Nunca quise nada de ti.
No pedí mucho a cambio.
Sólo que me dejaras quitar
las piedras que sobran
en tu vida.
No convertirme en una.


Déjame aferrarme a algo que tenga sentido.

No voy a seguir culpándome
por ser como soy.
Que los errores están para aprender
y no volverlos a cometer.
Tampoco para caer
en aquello que contigo olvidé.



A veces me pregunto si lo hice bien.

Caminabas,
sin tener una dirección fijada,
esquivando miradas,
evitando que otras historias te tocaran.


Son ellos los que no dejan de nombrarte.

Hoy gente vuela,
con maletas llenas de "por si acaso"
Otros caminan,
besándose a cada paso,
y yo, me dejo llevar
alejándome de ti
prometiéndome no volverte a pensar.

Si te vas dile a tu recuerdo que se vaya contigo.

Cuentan historias,
hablan,
evitan miradas
y evocan recuerdos
de cuando sus pieles
se tocaban.

"Yo no quiero un amor civilizado"

Me tiembla el pulso
hasta cuando te escribo.
El recuerdo de tu mano en mi muslo
despierta un sentimiento prohibido.

Pero ya no dueles como antes.
8
3comentarios 112 lecturas versolibre karma: 60

Sociópata

El dolor es insoportable. Una incansable marea de nerviosismo recorre mi cuerpo. Me paraliza el miedo. La constante inquietud de no saber qué es lo que va a ocurrir. Qué será lo que estará pensando. Cuál va a ser su siguiente movimiento. Necesito una estrategia, una vía de escape. No puedo estar enganchada al móvil mirando cada mensaje por si me escribe. Calma. Necesito calma. Respirar. Si me quería quitar de esta obsesión que lleva su nombre, este no fue un buen movimiento.

No deberías aparecer en mi mente. Los recuerdos se acumulan como una pila de papeleo que tienes que terminar para el final del día. Pero no quiero ver. No quiero verte. Y sin embargo ahí estás. Espectacular. Cual diosa. Dios...
Cuándo voy a parar de hacerme daño recordándote. Cuándo vas a parar de hacerme daño.

Pareces feliz. Siempre lo pareciste. Sociópata manipuladora. Haces daño a la gente poniéndote la máscara de la víctima. Pobres inocentes aquellos que caen en tus redes. Permíteme salir de ese grupo ahora que se cayó la venda que tapaba tus mentiras. Qué pronto te descubrí. Tanto, que ni yo misma me lo creí. No puede ser que una persona esté tan falta de cariño que se atreva a manipular a los demás. No concebía tanta crueldad. Pero ahí estabas, llevando esa máscara de control y tranquilidad. No eras tú y te perdono por eso. Perdiste quien eras tras una relación demasiado tóxica. Te quemaste. No te culpo, no eres consciente.

No estamos hechos para querer.

Somos animales que urgen compañía. Nos importa una mierda lo que opinen los demás, siempre cuando tengamos un cuerpo desnudo que abrazar por la noche, unos hombros donde llorar y unos labios que besar si nos sentimos desdichados. Nos importan una mierda los sentimientos.

El amor no existe.
leer más   
3
sin comentarios 102 lecturas prosapoetica karma: 23

Vacía

Notar cómo nada te llena, cómo no sientes nada, ni felicidad, tristeza, hambre, sueño, ... Nada. Simplemente flotas, te dejas llevar por el tiempo, por los eventos que acontecen en tu vida. Por las emociones de los demás. Te sientes rodeado de seres que son familiares pero que ya has dejado de reconocer. De conectar con ellos.

Ves tu vida desde fuera como un simple espectador y no eres capaz de hacer nada por evitarlo o intentar cambiarla. Simplemente no puedes. No sabes. Has dejado de ser el protagonista de tu vida.

¿Y cómo se sale de aquí?

Tampoco puedo culparte, echarte toda la culpa a ti por haberte ido. Es totalmente comprensible, ¿quién querría estar conmigo? Soy yo misma quien ha caído en esta situación. Malditos sentimientos que fueron mi perdición. Pero tú te fuiste, para no volver. Lo sé. Lo siento. Dicen que hay personas que se van de tu vida y que si vuelven, es porque realmente tienen que estar contigo. Sabes que yo creo en el destino. Sabes que yo no creo en las casualidades y que si nos encontramos fue por alguna razón.

El caso es que me voy a volver loca buscándola... buscándote.


Fue verdad lo que te dije. Eres lo más bonito que me ha pasado nunca. Hubo un par de días en los que me sentí mal por dejarte ir sin intentar luchar siquiera. Pero tú no sabes que yo soy débil. Aunque parezca fría, dura y no sienta, es sólo la carcasa. Sabes que sólo tú has conseguido derretirme con un beso. Pero yo no soy quien para decirte quédate. Créeme, te rogaría que lo hicieras.

Pero yo no soy nadie... para ti y, sin embargo, tú fuiste todo.
leer más   
3
sin comentarios 144 lecturas prosapoetica karma: 24

Amor dolido

No podemos seguir así.
Yo recordándote y
Tú olvidándome.

No quiero seguir buscándote
En un mar donde hace tiempo,
me ahogué.
No quiero seguir escribiéndote,
Intentando borrar con poemas,
Ahogar en botellas,
Quemar en aceras,
Lo que eras para mí.

Me niego a seguir recordándote.

Mientras yo seguía escribiendo
Tú dejabas abandonado el libro,
En cualquier estantería.
Y cuando yo creí haber escrito el final
Tú viniste queriendo continuar
Nuestro bonito amor dolido.

Que no,
Que no quiero seguir así,
Yo olvidándote
y tú recordándome.
4
1comentarios 219 lecturas versolibre karma: 35