Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cálculo y melodía

Deslizándose entre mis comisuras
calculas con el pulgar
la medida del incendio.

Desdibujas el rojo de labios
en alegoría de intenciones
y lascivas tangentes.

No sabemos quién llego primero,
sólo sé que cuando todos se van
tú eres puntual a la cita.

Para qué entender nada,
si el buscarse lo responde todo?
Siempre coincidentes en soportales
como reincidentes de un no delito.

Tú me hablas de síntomas y primates
pero yo no veo que te andes por las ramas,
eres buen arquero sobre este tejado
de metales poco confiables
y la manzana espera sobre venus.

Haces como si nada
de todo extraes la melodía,
nunca arropada, siempre desnuda
y tú mirando.
15
6comentarios 44 lecturas versolibre karma: 149

Indeleble

Delante de mis ojos te vas
y tu codicia no me suelta
corrompiendo pactos,
cuerpos celestes y cadenas.

Legado de cicatrices indelebles
cuencos vacíos de sal desbordada,
mar sin calma ni mareas
memoria hecha de piedra.

Me dejas esperando la lluvia
en bancales secos,
en un vagón desierto
de un tren desvanecido.

La caja cerrada sin tormentas
la aflicción es una mentira silenciosa,
perdido entre faros
el más sólo eres tú.

Y te vas,
cuando más adepta soy de ti
y más ganas tengo de leerte el porvenir
ahora cuando se revelan,
otros destinos perfectos
y simples.
14
10comentarios 70 lecturas versolibre karma: 120

Oleaje

Te recuerdo así
con todas la llaves
que fueron lanzadas al mar
en tus manos.


Mirando el horizonte,
deseando el rebalaje,
la ráfaga de viento
que vuele tu sombrero.


Respirando sal
hasta la profundidad abisal
de tu pecho,
fortaleza que rodea
mis incertidumbres,
mis alados anhelos.


Esperando la marea
y volver a beber
aquel mágico brebaje
que surge de la roca
donde tallaste mi nombre.


Te recuerdo así
siempre velando el oleaje.
5
4comentarios 30 lecturas versolibre karma: 88

Desde el frente

Entre velos que arden
y torres abatidas,
te escribo en la colina
desde la que ruedan botellas
vacías y sin mensaje.


Palomas muertas y carne fácil
el humo solo señala los despojos
es escombro todo lo que no late
lo que no puede ser herido.


Desde este campo de batalla
te siento en constante tiempo
si me falla la esperanza
acudo a los astros
que guardas entre los brazos.


Desnuda y azul
luna de paso en este conflicto,
recuerdo que no hay enemigo
cuando le miras a los ojos
y le ves el miedo enraizado.


En este frente y de frente
no hay sangre malograda
solo agua y tinta pura
escribiendo el final
de una guerra que no existe.
17
8comentarios 83 lecturas versolibre karma: 148

Cábala y rúbrica

Te sueño tangible
danzando entre tus manos
apretando lo indebido,
dejándote entrar en este océano
del que eres horizonte.


Tu boca abismo de jazmines
y verbo de aire,
me pide indiscreción
en la búsqueda callada de mis dedos.


Acaricio toda ocurrencia
en formas y trazos sinuosos
aferrándose a todo gesto lúbrico
que tenga tu rúbrica provecta.


También intangible
siempre espectador audaz
como reflejo acristalado
delirio de colores encendidos.


Te sueño en números enteros,
entre cábalas de seda
con el fuego que creo el mundo,
dentro.
14
9comentarios 74 lecturas versolibre karma: 129

Camino a la extinción

Caminos y rondas vacías
llenas de recuerdos ficticios
de vidas no vividas
de falsa voluntad.


Mercado de versos,
postales azucaradas y carnicería
exposición de besos
falacia virtual sin virtud.


Moral y reptiles
esencias en vallas publicitarias
fluyes o influyes
lo podrido es moda y religión.


Desengaños con ganas
y sin gastos de envío
si me dejas en visto
ya no me desvisto.


Donde no existe la preocupación
existe aplicación,
la nada siempre está ahí
esperando tu consumo.
12
17comentarios 78 lecturas versolibre karma: 122

Fuente sin tiempo

No sabemos amar sin llover
ni contar nubes aceleradas
sin saludar a los pájaros
que nos anidan impacientes.


Imposible el descanso
si no nos soñamos
entre piel y aromas
o bebiendo de nuestras fuentes,
la libertad.


Y mirarnos de frente
para asomarse a la vida
para devorarse lo salvado,
cruzar los cuerpos como veredas
donde siempre nos encontremos con el deseo.


Sin miedo a avanzar despacio
en cadencia amatoria,
hallamos el mayor deleite
en la lentitud de nuestros cálidos recorridos.


Pues no hay tiempo para el amor
porque el amor es todo el tiempo.
14
15comentarios 106 lecturas versolibre karma: 134

Lo entero

Ahora que me llega el otoño

todas las cartas de amor cobran vida

como misivas incontroladas

pájaros replicando en tu ventana.

Llegas y anegas toda escritura,

robando todas las palabras

de esta boca por la que se desliza

tu nombre y el hombre.

Pronuncio en grito silencioso

porque me das hasta lo que no pido

la roca encendida y generosa,

porque todo es tuyo y es mío.

Hundiendo los dedos en la tierra

pertenecemos a ésto que es fértil

marcamos con huella

la libertad de toda nuestra extensión.

Me atraviesas dulce y afilado

y el cielo responde

con decretos y la gloria,

yo te guardo como el secreto entero

de lo creado,

dentro de esta fortaleza

de los que se desean sus vidas.
18
18comentarios 76 lecturas versolibre karma: 145

Justicia

Llevo conmigo un hambre silenciosa

desprovista de rencores

armada de sabores

clamor gritado en do mayor,

desde ventanas con visillos

donde nada me sostiene.





Entre duelos de luces febriles

y noches de luna llena de ti,

todas las estrellas en el cielo de tu boca

juegan en mis altares de fuego

regalándome toda la justicia.





Sueño que en cada giro de reloj

soy nutrida de lo que estás hecho

que mi espalda es un arco

y tu la flecha certera

culminando en rambla desbordada

en cósmica revolución.
17
10comentarios 63 lecturas versolibre karma: 141

Visión

La lluvia alimento de latidos

lo sentido hace crecer,

en infinitos océanos

como búsqueda pintada,

sueño silencioso de aquella sonrisa.

Tu mirada escrita

y mi piel mojada

torrente y precipicio

alegoría de vida y verdad.

Abrimos senderos de agua

por donde caminar descalzos,

conspirando sensaciones en la boca

manos inquietas por alcanzar el diluvio.

Melancolía de los tiempos,

asomar flameante

en esta ventana que no existe

te siento,

y se que es real.
12
2comentarios 48 lecturas versolibre karma: 118

Caligrafía desmedida

Estás hecho a la medida,

desmedida

de mi diluvio.


Vendería todas mis verdades

por una sola caricia,

clandestina,

en aquel portal

que acogió lo inevitable.


Como sombras discretas,

delincuentes bien vestidos

con lentes de colores

arrinconando el ansia,

perdiendo la cuenta del tiempo

y las cuentas del collar.


Homicidas sin sueldo

por placer e inspiración,

cómplices furtivos

de todo exceso destructivo

y natural.
22
16comentarios 99 lecturas versolibre karma: 126

Profecía y tino

Toda mi profecía es amarte sin violencia

hasta el final de tus días en mi.

Devuélveme la pertenencia

o enciéndeme la luz

se adelanta el invierno y la noche,

el cielo raso me alcanza la piel

y hace tiempo que mi vientre

es sólo regazo sin goce.



Ya caminamos antes

como almas sin pena

con el peso sonriente

a todo lo que dimos la espalda

entre golpes y sucedáneos.



Nada que temer,

todo por desvanecerse,

como flechas audaces

haciendo diana en círculos recelosos.



Quizá todo triunfo pendiente

dependa de la mala puntería

o aprender a cerrar los ojos.
17
9comentarios 77 lecturas versolibre karma: 145

Un lugar seguro

Si te pintara una escena

no alcanzarían los colores

salvo el de mis mejillas

delatando la falta de aire

y mis ganas casi insolentes de ti.

Sería plano de luz tenue

extendido bajo las sábanas

primer bocado en la mañana

los albores de la lluvia.

Nos haríamos antes que el día,

después el pan, el café y tu sonrisa,

reflejo de la mía.

Amanece si son tus destellos

los que entran por mi ventana

tu presencia es boreal

inspirando noches,

como aquella en la que no me dejaste sola

entre el ruido y el silencio de piedra.

Aún con tus alas quebradas

eres un lugar seguro,

donde el fuego siempre encendido

hace que anhele regresar

a contarte sueños

a pintarte escenas.
12
8comentarios 87 lecturas versolibre karma: 125

Quiebros

Con tu voz trazas carencias

sobre este lienzo desangelado

que atiende al nombre

de mi piel sin ti.


Escribo tu ausencia,

existencia de alas cortadas

como todo tiempo congelado

descongelándose

en tu abrazo de sol.


Pájaros en círculo

coronando el mar y el beso

el aliento inmortal,

distintos cuerpos,

siempre tu caricia.


Encuentros eternos

reverberando

entre heridas y quiebros,

mariposas acuden a morir

en mis manos divididas

llenas de sólida credulidad.
11
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 118

Parte del argumento

Qué puedo escribirte

que no sean miserias en el espejo?

Esta sombra bajo mis ojos

deja las razones claras

y los argumentos oscuros.

Sueños en vaivenes que no recuerdo,

ritmo descompasado

Cronos no baila lentos,

llegaremos inevitablemente tarde.

Confundo despertares con vigilias

al ánimo gracioso le da por plañir

evitando la agudeza

de la tinta y el papel,

espero en puerto

un barco hundido.

No inquieta el naufragio

porque el agua que me ahogue será limpia,

ojalá que al desprenderse el velo

te siga esperando en canciones tristes.
16
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 120

Breve poesía práctica

Para abrir esto que se ha cerrado

hace falta bondad en las palabras,

ver la verdad temblar en los ojos,

superar el temor a lo conocido.


Para reconstruir lo caído

más demolición,

caminos sin retorno

y sacarse las astillas.


Para recogerse en los brazos

hay que sembrarse bien,

a la luz de los fuegos

rondando las orillas.


Si abierto, visto, superado

demolido, sacado y sembrado

no recoges el fuego en tus brazos,

utiliza el camino sin retorno.
12
8comentarios 98 lecturas versolibre karma: 106

Tramo y trama

Palabras en jaulas

se visten de secretos

y la mentira desnudan.

Nace una herida distinta

sobre la misma llaga,

el vigor de la fallida sutura.

Todo esquivo y callado

relampagueando amenazas,

bramido en las profundidades.

Cada instante, en cada tramo

se trama la roca y el daño,

confianza en mis aguas.

Si se cristaliza el hechizo

también surgirá la puerta,

no resiste la cerradura al corazón.

Letras a la deriva

divisan la tierra,

quizá descubran

tu otra orilla.
17
9comentarios 87 lecturas versolibre karma: 119

Violines

El mar no hace prisioneros,

las melodías son acordes balsámicos

que desbordan los lacrimales

como manantial curativo.



Lluevo...

y tus palabras redirigen el cauce

hacia lindes innombrables

donde caminas como dibujante

de pliegues y sombras.



Me pierdo en tus ojos,

me abandono en tu boca

salpicada de luna,

y lo descubres todo.



Morfeo custodia la alcoba

yo sueño que eres escriba en mi piel,

atendiendo al dictado de tus deseos

manifiesto de los míos.

Por un instante

diosa de un sólo pensamiento,

no me importa el pedestal.



Te llamas devoto

sabiendo de mi inclinación a ti,

te refieres delincuente

y no tienes nada de habitual.



En este mes de mareas vivas

llego muerta a tu horizonte

oscilando en esta batiente abierta,

sólo espero tu resucitar.
17
17comentarios 99 lecturas versolibre karma: 115

Dolce

He venido a desafiar las leyes de tu física

a tenderte escaleras imposibles,

eres lluvia siempre esperada

y mis pies están descalzos.

Vengo a despeinarte

a que me beses

en templos giratorios

acogidos en la ensoñación

de húmedos palíndromos.

Si lanzo la moneda

la fuente es el mar,

me transformo voluptuosa

ante tu traje impecable,

como mitos en blanco y negro

sólo pido tus místicos deseos.

Nos asomamos a la víscera

contenida en palabras

elegantes y críticas,

ceñidas a mis caderas

y a tus manos atadas,

las que más existen.

Agitando el alma,

calmando el cuerpo

si te sueño, sucedes.
18
10comentarios 104 lecturas versolibre karma: 114

Entera y sin amenazas

Deseo que me tengas entera en tus pupilas

fragmentada y real entre tus manos,

el negro te sienta bien

y yo quiero sacar a bailar a tus demonios.

Hablas de luz y veo las sombras

cópula de llamas proyectadas en la pared.

Hay una habitación cerrada ardiendo

la única llave es retorcida,

con un número impar escrito.

Te atesoro y no

como esa melodía constante

que no alcanzo a articular,

como el viento haciendo laberintos en mi pelo

fina arena escapando entre los dedos y los días.

Con vino te espero,

vienes y el sol dentro,

te vas y más vino

de sol a sol, tú.

Destellos eléctricos

sólo me mantengo entera,

entre aullido y aullido

en la misma distancia

del rayo al trueno,

siempre oyes mi tormenta

y me devuelves el beso.
13
9comentarios 105 lecturas versolibre karma: 116