Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Flores en el risco

Mis lágrimas de esperanza,
las vierto sobre el desierto.
¿Quién ha dicho que está muerto?
La fe milagros alcanza.

Con suspiros de confianza,
en el risco planto un huerto.
¿Quién ha dicho que lo incierto
ahogará mi alabanza?

No he de morir esperando,
el desierto tendrá flores.
Despertaré contemplando...

... en el risco los albores,
de mi huerto germinando
la vida sin más dolores.

©TeodoroDelgadoPalacios.
leer más   
15
7comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 93

La estética de la naturaleza

La estética de la naturaleza.

Me encanta la estética
de bosques primarios,
en los que natura
sembró tantos árboles,
sin formar hileras,
todo por doquiera,
de forma espontánea.
En la inmensa selva,
bellos guayacanes
no pintan en filas.
Flores amarillas
adornan el verde
caprichosamente,
y no existen plagas.

Y entramos nosotros
en lo natural,
para hacer de él
un mural artístico,
todo por hileras,
bien clasificado,
en monocultivo,
todo en simetría,
y entraron las plagas.

©TeodoroDelgadoPalacios.
Cuenca - Ecuador.
leer más   
13
11comentarios 89 lecturas versolibre karma: 102

Poesía

DÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA.

Poesía

¿La palabra te creó
o tú le creaste a ella?

En la semilla del mundo
ya latías Poesía,
y tu corazón ardía
con luz y fuego fecundo.

Vino la gran explosión,
el Universo fluía,
y tú con él Poesía,
en grandiosa evolución.

Viajaste con un cometa
por el inmenso Universo,
y fue el origen del verso
tu descanso en un planeta.

Del agua surgió la vida,
el oceáno te mecía,
y en sus olas Poesía;
tu rima fue concebida.

Te hiciste dulce poema
con el néctar de la flor,
y el trino del ruiseñor
originó tu fonema.

Tu verso aprendió a llorar
cuando un día tu canción
estremeció un corazón
que el Amor quiso crear.

©TeodoroDelgadoPalacios.
Cuenca - Ecuador.
Foto: TDP.
leer más   
21
5comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 92

Ansiada Paz

Nunca vivimos en paz.
Nadie pierde...
lo que jamás ha tenido.
La pausa a la virulencia
nos la trajo un enemigo,
invisible a simple vista.
Él encerró los instintos
que volaban librenente
bombardeando los paisajes,
vulnerando la esperanza.
Él colocó en cuarentena
al odio y a la venganza,
a la cólera y la rabia,
a la ira y el desprecio,
al cinismo, al sadismo
y a poderes asesinos.
Y aún así, desde el encierro,
en los espacios virtuales,
explotan los proyectiles.

¿Bastará la cuarentena
para que venga la paz?
Un pueblo por el desierto
caminó cuarenta años,
huyendo de la opresión;
y, ni el fuego, ni la sed,
aplacaron sus instintos
de sembrar esclavitud
y cosechar cruentas guerras.

Aplaudimos el progreso,
pero el corazón del hombre
sigue habitando en cavernas.

el mayor de los maestros
nos puso este desafío:
"Ama a tus enemigos,
y entonces tendrás mi paz"
Este mundo la paz busca
destruyendo a sus rivales.
Eso vale para el virus,
pero no para el humano.
El Perdón, dijo el Maestro,
sólo el perdón logrará,
poner fin a las tormentas
que arrasan la humanidad.
Perdonar no es claudicar
en la lucha contra el mal;
es romper esa espiral
que potencia la violencia.
Perdonar ...
es esparcir las semillas
de una cultura de paz;
es desarmar a los odios;
es abrir todas las puertas
para que entre la justicia,
sin resquisios en el alma
que den paso a la venganza.

Es tiempo de reflexión.
Esta es la oportunidad
de la reconciliación,
con nuestra sagrada esencia,
y con todo el universo.
Tiempo de Dios y de Paz.

©TeodoroDelgadoPalacios.
leer más   
16
14comentarios 128 lecturas versolibre karma: 95

Mujer

Mujer caudal de sueños, de profunda mirada;
infinito misterio, colmado de ternura;
el fruto de tu huerto, espléndido madura,
y viene revelando tu faz que fue olvidada.

Levantas hoy tu piel, golpeada y humillada
y quiebras el silencio marcando la ruptura
de tiempos de condena, de cárcel y tortura;
proclamas tu palabra, y ya no es sofocada.

Descubres hoy tus huellas, tu paso por la vida;
manifiestas tu mundo, y tu rostro ignorado;
es luz en el camino, tu lámpara encendida.

Mujer de alma valiente y tacto delicado,
tu inteligencia fértil prepara la venida
de una era de paz, de equilibrio anhelado.

©TeodoroDelgadoPalacios.
leer más   
17
13comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 111

Modestia

La más noble virtud, tú me dijiste,
que tiene la persona, es la modestia,
porque si es vanidosa da molestia;
si le faltó humildad, triste te fuiste.

Y siendo tú Maestro, bien pudiste,
tejer el testimonio y no perderte
en tales vanidades de la muerte,
y al ego el alimento no le diste.

Modestia no disputa con nobleza,
es paz y evitará que el alma enferme,
y no hay del corazón mayor belleza...

...si libre está de ostento que le merme
recato, que es defensa y es certeza.
¡Humilde sé feliz y dulce duerme!

©TeodoroDelgadoPalacios.

Foto: TDP - Río Jordán, donde el humilde Maestro pidió el bautismo de Juan.
leer más   
18
9comentarios 121 lecturas versoclasico karma: 99

Jesús y el demonio. (La cuarta tentación)

En desierto feroz e infernal,
caminaba en retiro Jesús,
en su piel ya sentía la cruz.
Habló el diablo, el espíritu del mal:

–«Que las piedras se tornen en pan,
que seas dueño de todas las tierras,
que tu fama traspase fronteras;
(sobre tu alma mis garras están)»

Mas, Jesús, como sabio Profeta,
acudiendo a los textos sagrados,
a los versos por Dios inspirados,
demostró que no hay quien le someta.

Pensó el diablo: –«Qué necio yo he sido,
le tenté con lo más ordinario,
con el pan, el humilde salario,
y el Mesías vencerme ha podido.»

Desde el foso donde almas tiritan,
Belcebú le condujo a su imperio:
corazón del humano, el misterio,
donde el bien con el mal, cohabitan.

–«Aquí está la raíz de los males,
–dijo el diablo a Jesús, con argucia–
corazón que por libre se "ensucia":
quiere el bien, pero elige a rivales.

Y añadió, con matiz tentador:
–«Quita al ser la mortal libertad,
que se incline tan sólo a bondad,
tú lo puedes, pues eres Creador.»

Meditó el buen Jesús la propuesta:
Para siempre se irían las penas,
ya no habría condenas, cadenas;
esta vida sería una fiesta.

(Una "fiesta" de las marionetas,
por los hilos del bien obligadas,
ya no libres, sin alma, colgadas;
al presagio por siempre sujetas.)

–«No me tientes, tú, rey de maldad,
–Dijo firme el Señor de la Alianza–
el buen Dios les creó a semejanza,
dio a sus hijos total libertad.»

Se alejó Satanás del Maestro,
el más libre entre seres de luz;
por ser libre llevado a la cruz.
¡Ahora Vive y su Verso ya es nuestro!

©TeodoroDelgadoPalacios
Foto TDP - Desierto de Sahara.
leer más   
14
8comentarios 141 lecturas versoclasico karma: 88

Ceniza

Ceniza, residuo del fuego
signo del pesar que arde,
humilde despojo del ego,
Ceniza de vida en la tarde.

¿Serás el final del camino?
¿El cierre del canto de amor?
No creo en nihilista destino,
se quema tan sólo el dolor.

Ceniza, marcando mi frente
que soy un mortal simboliza,
por falta de paz, penitente
Ceniza, que el alma tamiza.

Al polvo, seguro, volvemos,
la tierra, un día, se entierra.
Por río infinito rememos.
¡El alma a la vida se aferra!

©TeodoroDelgadoPalacios
leer más   
21
11comentarios 95 lecturas versoclasico karma: 88

Somos de arcilla y de Cielo

Vivo con la desazón,
porque confundidos vamos,
falso camino tomamos.
Nos lo dice la intuición.

Tenemos habilidades,
que quedaron olvidadas,
capacidades truncadas.
Cambiamos prioridades.

En primer lugar el "ser",
dicen los sabios maestros;
mas, no los hicimos nuestros.
Morimos por el "tener".

Nos pusimos a correr
en sangrienta competencia,
firmamos nuestra sentencia,
para desaparecer.

Esto es más que una opinión:
Endiosamos el progreso.
Nuestra esencia en retroceso,
y el alma en prostitución.

Pensamos que adelantamos
con inmensos rascacielos,
con los galácticos vuelos,
pero hacia un abismo vamos.

Se agiganta lo exterior,
instrumentos añadidos,
prótesis de los sentidos,
pero pierde lo interior.

Somos de arcilla y de Cielo.
Científicos alfareros
de arcilla hicieron aceros.
¡Lo que es del Cielo está en duelo!

©TeodoroDelgadoPalacios.
leer más   
18
13comentarios 118 lecturas versoclasico karma: 90

Amor, duelo y Cielo

Aquel día unieron sus almas hermosas,
tanto lo esperaron, que juntos lloraron.
Uno para el otro, por siempre juraron,
darse amor eterno, e infinitas rosas.

Juntaron sus manos, no había un altar,
temblaban sus labios al decir: te quiero,
si no estás conmigo, de tristeza muero,
más allá del tiempo, ya no habrá pesar.

Por amor al Cielo, Padre usted no diga:
hasta que la muerte los separe un día,
porque, aunque llegue, esa noche fría,
queremos, que eterno, el amor prosiga.

... Sólo se escuchaba el sonido inerte
de los instrumentos que monitoreaban
los signos vitales, de los que se amaban
continuos, y a veces, anunciando muerte.

Vestidos de verde, con sus mascarillas,
pocos invitados brindaban con llanto,
... tristes corazones latían sin canto.
... Los novios besaron pálidas mejillas.

No aparten mi cama - dijo suplicando -
quiero consolarle, y que él me consuele
... estando a su lado la herida no duele,
... juntos esperando y juntos llorando.

El amor sublime, crea una sola alma,
a las pocas horas, unidos murieron,
alzaron el vuelo, felices partieron,
y quedó en la sala, el frío, y la calma.

Este Amor eterno no acabó en el duelo;
la luz apagada se volvió a encender,
hoy y para siempre va a resplandecer,
en los corazones y en el bello Cielo.

TeodoroDelgadoPalacios©
Foto: TDP
leer más   
23
10comentarios 136 lecturas versoclasico karma: 98

Decilira por la Vida

Levedad es la vida,
dédalo sin salida ni sentido,
predicen con gemido,
mostrando la herida.
Detengamos los pasos de la huida;
existir es portento milagroso,
en amar está el gozo;
nunca es banalidad
la búsqueda del amor y la verdad,
en verso luminoso.

(Versos de Teodoro Delgado Palacios)

(7/11/7/7/11/11/7/7/11/7)
(abbaaccddc)
leer más   
20
9comentarios 123 lecturas versoclasico karma: 116

Décimas por la Vida

Vivir con miedo al fracaso,
con temor a equivocarse,
del camino no fiarse,
es vivir sólo un retazo;
es rechazar el abrazo
de la vida que es fortuna;
es no atrapar a la luna
que se descuelga del cielo;
es matar a todo anhelo.
Bella vida, sólo hay una.

Vivir con miedo a censura,
con temor al qué dirán,
rumiando si aprobarán,
es aceptar cruel tortura;
es rechazar la cordura
de tener un pensamiento,
de decir: ésto yo siento;
es callar a la conciencia
que reclama transparencia.
Un vivir no fraudulento.

Vivir con miedo a la muerte,
con el alma acribillada,
atrincherada en la nada,
es no luchar, es perderte;
es soportar vida inerte;
existir con desperdicio,
dejar que triunfe el prejuicio
que las alas nos mutila
y los sueños aniquila.
Un miedo para el desquicio.

(CosechaTDP)
(Foto TDP - Volcán Cotopaxi - Ecuador)
leer más   
32
22comentarios 229 lecturas versoclasico karma: 91

Cambian los cañones, no los corazones

Reviso la historia, lamento, me espanto,
se me encoge el alma, siento la tortura.
El ser inhumano, perdido, en locura,
y vendido al diablo, causó tanto llanto.

Crueles holocaustos, heridas profundas,
crímenes, torturas, muchos genocidios,
las inquisiciones, forzados suicidios;
todo provocado por almas inmundas.

Infierno en el orbe, las temidas guerras,
pugnas que dejaron tantos mutilados,
negocios de muerte, derechos violados,
mafias y ladrones de sueños y tierras.

El ser inhumano no firma armisticio,
cambian los cañones, no los corazones.
Poder y dinero sangran las naciones,
conducen al mundo hacia el precipicio.

Temible, rabioso, violento y voraz,
mamífero ilógico de instinto asesino.
Con interrogante mis versos culmino
¿Podremos un día respirar en paz?

(CosechaTDP)
leer más   
27
16comentarios 202 lecturas versoclasico karma: 105

Soneto por la Vida

Girando en estaciones, la vida va, camina;
florece, muere, cambia, jamás será constante,
a veces va en silencio, y a veces crepitante,
un ciclo que comienza, y el otro que termina.

Vienen días oscuros, sin trovas, con fragores,
llegan cual maldiciones, gravados, y vacíos.
Hay ojos que iluminan esos días sombríos,
llegan cual bendiciones, con versos, y con flores.

Pero es así la vida: contento y sufrimiento,
amores, desamores, la calma, paz, la guerra;
laureles y derrotas, todo se lleva el viento.

Mas es así la vida, te da la luz, te entierra;
es tal como el Amor : herida y linimento.
Al que ama, ríe y llora, vivir ya no le aterra.

(Versos de Teodoro Delgado Palacios)
(Foto TDP)
leer más   
31
23comentarios 222 lecturas versoclasico karma: 121

Sendero iluminado. (Ensayo de Lira)

Camino añorando,
sano llorando; ése, mi destino.
Amanezco cantando,
la senda ilumino,
llegué a ser feliz en el camino.


7/11/7/7/11

(Foto TDP - Monte Sinaí)
leer más   
31
13comentarios 167 lecturas versoclasico karma: 107

El ganso y el perro

Era un perro feliz, distinguido,
correteaba con ganas ansiosas,
fiel amigo de las mariposas,
por vecino feroz perseguido.

Madrugaba como las alondras,
bostezando, clamaba su plato,
le dejaba un poquito al buen gato,
y alocado seguía a las sombras.

Buen espanto le daba a la gente,
con ladridos feroces corría,
sólo susto, pues nunca mordía,
él lucía figura imponente.

Un mal día, se vino el graznido;
era un ganso, un nuevo habitante,
dijo al perro con voz disonante:
"para verte partir he venido"

Era un perro, de paz, bondadoso,
pero el ganso colmó su paciencia,
su alegría tornó en penitencia,
no planeó un proceder tenebroso.

Sólo quiso a ese ganso mostrar
su gran fuerza, afilado colmillo,
le agarró por el cuello amarillo...
la presión no logró controlar...

Quedó el ganso tendido en el suelo;
pobre perro, sufrió desterrado,
pagó el precio de ser alocado.
Y en el pueblo... aún dura el duelo.
leer más   
25
24comentarios 235 lecturas versoclasico karma: 102

Nuestra Cruz

... Y llegó con la noche silente
el vacío que absorbe mi paz;
el dolor de mi ser penitente
me agarró cual un ave rapaz.

La nostalgia llegó a despertar
a tormentas y penas dormidas;
en el viento se oye el resollar
de las culpas, aún no, redimidas.

Tu pesar en la sombra me implora,
incrustado en la carne de mi alma;
tu aflicción, silenciosa se empalma,
forma cruz con mi noche que llora.
leer más   
25
14comentarios 213 lecturas versoclasico karma: 110

Abuelos

En vida hermano, es muy cierto,
las flores hay que entregar;
no esperes que ya esté muerto,
para tus versos brindar.
Pero, por la fe, sabemos,
que al cielo viaje emprendieron;
dar nuestros cantos podemos,
sabiendo que trascendieron.

Abuelos, nuestros mayores,
pasando por estas tierras,
cual magníficos señores,
vencieron todas las guerras.
Abuelas, nuestras maestras,
serán siempre recordadas;
laboriosas, siempre diestras,
en mil campos afanadas.

Abrieron tantos senderos,
con machetes y plegarias;
cantaron tantos boleros,
las canciones legendarias.
Bailaron tonos danzantes,
comieron lo de su huerto
¡Qué linda la vida de antes!
Contarla es todo un concierto.

Partieron y se quedaron,
en recuerdos y en retratos;
se fueron, pero llegaron,
a darnos momentos gratos.
Aquí están, aunque no vemos
sus presencias silenciosas;
dar un “te quiero” podemos
a sus almas tan virtuosas.

No rompamos la cadena
que nos une a sus historias;
el olvido es cruel condena,
si no guardas sus memorias.
Sin escribir entregaron
testimonios de nobleza,
en el corazón marcaron
ejemplos de fortaleza.

Bibliotecas de experiencias.
¡Cuánto saber nos dejaron!
Con el arte y con las ciencias
este mundo transformaron.
Las nuevas generaciones
no pueden hoy ignorar:
sus consejos, sus acciones,
tendrán que desempolvar.

Finalmente, en este verso,
les pido la bendición.
Yo sé que en un “mundo inverso”
atienden mi petición.
Yo me estremezco al sentir
sus presencias espirituales;
sus almas pueden latir
en mil ritmos musicales.

(Versos de Teodoro Delgado Palacios)
(Retrato de mis abuelos)
leer más   
29
25comentarios 241 lecturas versoclasico karma: 107

Somos agua que libera

Cuando todo atribuían a los dioses,
y la vida era explicada con los mitos;
cuando todo se calmaba con los ritos,
nos dio el mar tan atrevidas voces.

A un Tales de Mileto, trajo el mar.
“¡Todo es agua!” Clamó, y con acierto.
“¡Somos agua!” Gritó, y no desierto.
¡Ahora, libres, podremos ya remar!

Precursor es este sabio de la ciencia,
derrumbó: los ritos, mitos, brujerías.
Dio certezas, destruyó palabrerías,
¡Ahora, libre, ya navega la conciencia!

Con las olas también llegan los poetas,
cual tormentas, aniquilan los imperios,
y sus versos van venciendo cautiverios.
¡Cantan libres, no de dioses marionetas!

(Versos de: Teodoro Delgado Palacios)
(Foto: TDP - Galápagos - Ecuador)
leer más   
25
11comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 105

Busco un Verso

Cuentan que a la luz del día,
Diógenes, el sabio ufano,
andando, y farol en mano,
"yo busco un hombre", decía.

Y aquel "cínico" en Atenas,
renunció a toda apariencia;
tinaja y bastón, su herencia.
"Perro", libre, sin cadenas.

¡Qué vigente es este loco!
en un mundo tan raído,
ferozmente consumido,
que se muere, y falta poco.

Busco un Verso, disonante:
terremoto en las conciencias,
que destruya indiferencias,
que al tal Diógenes levante.

(Versos de: Teodoro Delgado Palacios)
leer más   
33
23comentarios 263 lecturas versoclasico karma: 94