Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La vida

¡Soberbia!

Mil veces soberbia.
Este día, este sol, esta vida.
Y no hay nada más que yo diga
Sino: ¡Qué existencia tan soberbia!

Todo es necesario,
la vida, la muerte
el azar, la suerte
la risa y el llanto
la calma y el espanto.

A final..
la vida es un mar de experiencias
donde navegan los locos con la ciencia
de llegar a una isla desconocida...

¿Y qué quieres que te diga?
Sino que amo la vida como venga
y que como venga amo la vida.
3
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 33

Traigo en mí las cuatro estaciones

Debo decirte que traigo en mí las cuatro estaciones,
pues truena, caen relámpagos y florece la primavera,
llega el verano, el calor, toda la belleza de esta era,
y entonces viene el otoño y desfallecen mis ilusiones.

Que diera yo para que fuera siempre un áureo verano,
siempre una verde primavera, un constante gris invierno,
siempre otoño... ¡y mi alma en este desgobierno!
mientras que en el abismo sufre mi juicio insano.

Oh mi amor, nuestra relación consume todo esto
como la copa de la amargura que tomó Cristo
o como el fruto prohibido de Adán y Eva.

Oh mi amor, y te diré que yo no me quejo,
esta tempestad azuza aún más el deseo y su fuego
y lo convierte en una flor rara de nuestra intrincada selva.
5
1comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 67

La condena de un Ángel

(...)—Ven —le dijo Jesús Trindade, después de vestir su hábito de monje en el que había abierto dos cortes en la tela para sacar sus alas.
—¿Hacia dónde me llevas? —preguntó Madalena.
—No hables, solo sígueme— le respondió con voz suave, pero firme.
Era el atardecer de un resplandeciente julio, y el verano volvía a dorar Lisboa con todo su esplendor luminoso, lo que significa que los días son más largos.
Jesús Trindade esperó que todos se recluyeran para llevarse a Madalena Rouxinol al patio del claustro.
—El cielo aún está azul, la luna ya se asoma y unas pocas estrellas salpican el firmamento —le susurró él al oído.
—¿Qué vas a hacer? —preguntó Madalena.
—Vas a volar conmigo —respondió simplemente.
Jesús Trindade la condujo hasta el centro del claustro, luego la tomó por la cintura y emprendió el vuelo.
Las alas se abrieron con la majestuosidad de un verdadero ángel que se acaba de escapar del cielo. Era la primera vez y Jesús Trindade se sentía nervioso, pero disimuló y aparentó seguridad con la esperanza de que Madalena pensara que otras veces ya había volado en secreto. Ella se dejó llevar por los brazos delgados, pero fuertes de Jesús, mientras sentía que los cuerpos de ambos se elevaban en el cielo veraniego de aquella Lisboa bruñida de un fin de tarde y principio de noche (...)

"La condena de un Ángel" de Rainer Sousa
5
sin comentarios 32 lecturas relato karma: 56

Hice una pausa

Hice una pausa...
no te quise escribir más,
Pero nunca más digas nunca más,
Pues estas líneas son para ti
Aunque no sean para ti...

No sé cómo explicarte
Esta rara forma de amarte
No a ti, ¡que te amo!
Pero a este mar,
A esta luna con lunar
que entran por la ventana
mientras en estas líneas
espero por un nuevo mañana...
2
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 22

Si yo fuera un humilde jardinero

Si yo fuera un humilde jardinero,
sería el hombre más feliz del universo
un pobre viajero en esta vida,
un sencillo ser disperso.

Algunos dirán:
"Sin patria y sin ley"
¿Y qué me importa?
si sólo quiero ser un jardinero.

Pues, te diré que la simple contemplación
de pequeñas flores blancas y amarillas
y de dos enamorados que se besan,
es todo lo que mi corazón expresa.

Y esta simplicidad pintada de tonalidades claras
es el supremo don de mi bienaventuranza,
y la felicidad de ser feliz
como un supuesto infeliz jardinero,
es, entre todas las cosas,
la cosa que más anhelo.
7
2comentarios 103 lecturas versolibre karma: 91

Como un sueño en noche de verano

Como un sueño en noche de verano
De ventanas abiertas y cortinas blancas
Por donde pasa una fresca y dulce brisa
Así eres tú con tu sonrisa

Y recuerdo bien ese día
Que a través de mis ojos te veía
En círculos concéntricos
¿Quién diría yo?
¿Aceptar esta sublime tentación?
¿Y del alma una real redención?

Las sinrazones de esta sinrazón
Que escribo aquí y ahora
Es lo que creo que maltrata y ahoga
Mis vísceras, alma y corazón.
6
1comentarios 65 lecturas versolibre karma: 65

No quiero aplausos, tampoco venias

No quiero aplausos, tampoco venias
no deseo coronas, no aspiro a honores
mi relación con este mundo navega en sinsabores
soy y seré siempre un alma que divaga.

No puedo, ni quiero ser más que esto.
Y veo que ahora es el momento de confesar
que me gusta cómo soy y no me quiero inmolar.
En fin, soy una especie de criatura sin sentido.

¿Sentido? Sí lo tiene, un verdadero sentido del mundo.
Un papel, un poema, estos versos que yo asumo
en medio del misterioso entramado de mi vida.

Quizás digas que soy esto y aquello, tal vez "ingrato"
y es posible que tengas razón, soy así por ratos,
porque a la sombra de estas palabras es donde descanso
6
sin comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 59

Divina poesia (poema en portugués)

Divina poesia, confissão do além
Nestas linhas sou apenas aquilo que sei,
Rei, senhor, escravo, lenda, aonde irei?
Não tenho ideia nem vejo quem a tem.

Sou tudo menos eu, aqui e noutro lado
Noutra era e noutro tempo sem paixão,
a não ser dentro de um grande coração
Ou num espírito de quem nunca foi amado.

E eu não posso viver aqui e agora,
se não tiver pintado esta bela aurora
de esperança e desejo de viver feliz.

E essa loucura só me ocorre a mim
Que moro preso numa alma de cetim
Sem ter direito a morrer de raiz.
3
2comentarios 54 lecturas versoclasico karma: 40

Aun en una noche oscura...

Aun en una noche oscura
he hallado la luz de la luna
y el parpadear de las estrellas
¡qué locura es
verla a ELLA
en medio de un cielo,
salpicado de pequeñas centellas!

La verdad es que por eso
amo la oscura noche
más que el luminoso día
y esa ilusión iluminada
ha pasado a ser mi verdadera alegría...
5
3comentarios 49 lecturas versolibre karma: 61

En mi calle hay un árbol

En mi calle hay un árbol.
¡Sí!
No es el mayor de todos los árboles.
Ni el más bonito de todos
Pero es tan sólo mi árbol.

Me gustaría ser como él
Porque ese árbol es el universo
Y muchos dependen de eso,
Y yo me hallo inmerso
En su sombra, en los pájaros,
En su hiel.
Porque no todo es verdor,
No todo es esplendor,

Sí, ese árbol es el centro de la calle,
De la ciudad, del mundo.
Es el centro porque yo deseo que sea
Y porque en este momento
este poema dibuja un pensamiento
Y se escribe por sí mismo,
Porque ese árbol,
del mundo es el centro.
5
1comentarios 44 lecturas versolibre karma: 77

Como el canto de un ruiseñor

Como el canto de un ruiseñor
Así debería ser la vida...
más feliz que sufrida
más sentida que vivida.

Ese canto ondula en el aire
Y asombra a quien lo oye,
Y se vuelve tan breve y se esfuma tan rápido
que no sé dónde se esconde.

Ah...
Si esta dulce y trágica melodía
quedara para siempre
Y si el ruiseñor viviera eternamente
¿Sería esto perfecto?

La verdad es que otros ruiseñores deben volar
Y otras canciones también deben ser cantadas
Entonces mi ruiseñor y su melodía
Pasarían a esta humana historia
Como una feliz y eterna fantasía
8
1comentarios 93 lecturas versolibre karma: 90

¿Qué es la poesía?

¿Qué es la poesía?
Sino un torrente de palabras
desordenadas
y sin sentido,
pero con todo el sentido del mundo.

¿No es esto un absurdo?
Leer cosas y hallarlas
caóticas
neuróticas
y simplemente selváticas...
y en medio a todo eso
tropezarse con una inesperada belleza
en el orden del caos
como si al escucharlas
estuviéramos en un sarao...
4
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 57

Como carabelas que cruzan mares

Como carabelas que cruzan mares
o como pájaros volando al viento
así son estas palabras y pensamientos
de amor, felicidad y quitapesares.

No es un escribir por escribir,
tampoco un ocio de mis horas libres,
quizás sea aquello que nunca te dije
o recuerdos de un imposible vivir.

Y no creas tú que te engaño con esto,
porque trato de serte tal cual un libro abierto,
un verdadero seguidor de la religión de palabras límpidas,

la cual me agobia, me pesa y no se me quita,
porque por más que se me quite
siempre vuelve y le dice a mi alma:¡escribe!
5
sin comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 53

Atardecer dorado

Hay un atardecer dorado
Entre las montañas de mi ciudad
¡Sí, soy osado!
por permitirme esta inusitada felicidad.

Termina el día y va cayendo la noche.
Y este presente sentimiento
no es más que un simple derroche.

¡Sí! Yo escribo
y esta pluma ahora es mi único abrigo
y esta hoja comulga en un extraño sentido…

Y allá lejos…
en la silueta del Ávila
Veo un contorno amarillo
Y en el cielo un imponente águila.

Y además de eso,
como si estas líneas fueran ya un exceso,
una lluvia cae con terquedad,
destilando en mi alma
gotas de soledad…



Damián Botafogo
6
3comentarios 91 lecturas versolibre karma: 49

Todos los calendarios están equivocados

Todos los calendarios
Están equivocados
porque el tiempo no se mide así
Pasan los días,
Pasan los años,
Y la vida es un frenesí

Me olvido que un día moriré
Y que soy apenas un rey
De este mundo, de esta era,
Sin flor, sin primavera.

Ah...
¡Todo es tan fugaz y tan breve!
Saber que el tiempo se va,
¿Acaso a ti no te hiere?

Pero los calendarios no mandan en mí
¡No!
Lo que manda en mí, es este poema
Que escribo, abrigado a un tema,
Sin saber si vivo, si muero,
Si todo esto es un castigo.

Para mí el tiempo se mide
En palabras y más palabras
Y se siente
Como pensamientos en la mente,

Porque el calendario está equivocado
Y por más que yo haya pecado,
Sé que el tiempo no se mide así…

Damián Botafogo
7
sin comentarios 115 lecturas versolibre karma: 53

¿Sabes?

¿Sabes?
Ese día
oí la canción
que hace mucho tiempo
no oía.
Me acordé de ti.
¡Sí!
Y con sentimiento te extraño

Te aseguro que no es engaño.

¿Amor?
¿Alegría?
¿Qué sé yo?
Es algo más que una simple manía...
Más que un mero fantasma...
Y entonces sales tú vestida de ámbar
Y te apareces en mi mente,
sabiendo que al recordarte,
mi CORAZÓN todavía te siente.

Damián Botafogo
3
sin comentarios 91 lecturas versolibre karma: 36

¿Amé?

¿Amé?
Sí,
con Locura y Pasión
Amé y lloré

Ah... cómo me gustaría
que el pasado volviera
y conmigo se acostara
y contáramos las estrellas,
los centinelas, los cometas y las velas,
en una noche de luna llena...
y te pudiera contar
que, a pesar de los años,
nunca te he dejado de AMAR...

Damián Botafogo
4
1comentarios 151 lecturas versolibre karma: 30

Podría yo compararte...

Podría yo compararte
a la musa de Shakespeare,
y a la Dulcinea del Toboso,
¡o tal vez
a un amor riesgoso!

¡Pero tú eres tú!
Mi amor y mi compañera.
La que mi corazón anhela
de día y de noche...
Como si, por tu ausencia,
de aquí saliera
un reproche.

¡Ah, es insoportable
esta ciencia!
Amar y ser correspondido,
con fuego y con todos los sentidos
y sentir que si tú no estás,
yo también estoy perdido.

Damián Botafogo
6
sin comentarios 124 lecturas versolibre karma: 50

Cautivo

¡Sí!
Estoy cautivo,
De mi, de ti, de todos
Y de varios modos.

Y aquel que en mi vive
Es amo terrible,
Es rey sin corona.

Detestable y vil
Que me controla a toda hora.
Sin piedad,
sin nada.
Soy un ser esclavizado por la maldad.

¡Ah, quiero y deseo la libertad!
Soy todo menos yo mismo,
Y sólo en esta hoja es que me evoco,
Sólo en estas líneas es que sobrevivo
A través de un secreto que no olvido,
Porque sólo al escribir,
Siento que comulgo conmigo.

Damián Botafogo
3
sin comentarios 76 lecturas versolibre karma: 47

Escrevo para mim...(poema en portugués)

Escrevo para mim,
Sim!
E para alguém
que se chama Ninguém.

Escrevo porque sei
E sei aquilo porque escrevo
Tudo é um jogo falso
E ao mesmo tempo sincero.

Confesso-me a ti,
folha branca,
Só a ti,
Sabendo que tu es "eu",
E eu e tu somos nós

E nesse momento eu grito:

Ó mar, leva tudo!
Leva presentes e histórias,
De passadas memórias,
E eu nelas divago e invento
Ao sabor deste tormento!

E então construo um mundo e um navio
Para me levar a ti
E contar-te segredos

Um segredo é uma palavra
E essa palavra pode ser sofrida
Mas eu só escrevo para mim
E para uma alma desconhecida...



Damián Botafogo
leer más   
4
sin comentarios 148 lecturas versolibre karma: 31