Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Tentar a la suerte

Tentar a la suerte, que las palabras queden esparcidas en el viento, que los besos cabalguen sin permiso, que las caricias simplemente caigan sobre la piel.

Momentos simples y efímeros que dejen una estela de recuerdos que roben después una cómplice sonrisa, momentos que no traigan consigo el peso del arrepentimiento. Momentos...

Todas esas palabras dichas que queden en la memoria, no tenemos más que recordarlas, no tenemos que prometer nada ni pensar en un mañana.

Tentar a la suerte y que sea ella quien determine el camino a seguir, el paso a dar.

Tentar la suerte, matar la pecaminosa curiosidad y pasar un rato que simplemente quede en el recuerdo de nuestra piel.

David Felipe Morales
3
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 33

Estás

Tratando de evitar que la ola llegue a la playa, desviando la brisa para que no pegue en mi rostro, tapando el sol con el nudillo que no tiene cicatriz.

Revoloteando como aves carroñeras los pensamientos, haciendo círculos sobre los cielos que me procuran un temor, un efímero miedo de compartir o de perder.

Pasos que cuestan más cada día, sonrisas forzadas y arreboles que anteceden en mi cárcel a la noche.

Distancia, olvido y recuerdos que punzan el alma misma, ya no pertenecemos al mismo tiempo, ya la lejanía nos ha perfilado la piel y el corazón.

Necesito verte, para confirmar la sospecha, necesito escuchar el tono de tu voz que ya he olvidado, necesito un poco de tí para cerrar este libro.

Y estas ahí, sentada enfrente, pero entre el bullicio de la gente se desvanece tu voz, estas ahí pero ya no siento tu presencia, estás, pero tu alma no.

David Felipe Morales
2
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 30

Tan cerca y Tan lejos

Se encarna en su figura el más bello de los atardeceres, en su mirada brillan esas estrellas fugaces que a cuestas llevan mis deseos.

En su sonrisa se pinta el destello que circunda la utopía que suele poseerme cuando entre renglones me pierdo, y la lozanía de su piel llama a gritos mis labios.

Debo aceptar los nervios que me suscita su voz, que me desconcentra la sombra de su figura en el pensamiento.

Las noches se hacen eternas en mi búsqueda infértil del camino que hacia sus latidos me lleve, y pierdo la calma como una adicto en abstinencia contando las horas para volverle a ver.

Encajar de manera adecuada cada palabra es una tarea tan dispendiosa, imposible aun cuando las ideas revolotean en mi mente como torbellino todo el día, razón no existe y mi respuesta se diluye entre silencios y miradas.

Quisiera recoger las pistas que sus palabras dejan, esas que alimentan la vehemencia que me mantiene, pero cuando creo estar recorriendo el camino hacia sus latidos, resulta que estoy perdido entre sueños y espejismos.

David Felipe Morales
4
1comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 44

Esperaré

Esperaré a que el silencio se rompa, cuando el mutismo se venza por el discurrir de las palabras.

A que el suspiro emerja y la caricia guardada en mi mano logre libertad y entonces logre posarse finalmente en su mejilla tímidamente.

Aguardaré con la paciencia que a cuenta gotas me desgarra el alma, a que esos labios caminen sobre los míos en silencio como la mariposa sobre el agua.

Permaneceré casi imperceptible como los latidos de este corazón que usted acelera, mientras la estela de su aliento impregna mis sentidos.

Y no seré yo quien irrumpa en la frontera que contiene la avidez que me apresa, no seré yo quien se acerque lo suficiente, porque con usted soy un animal de presa encerrado tras los barrotes de su desidia, de su silencio.

Esperaré.

David Felipe Morales
5
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 52

Ocasión

Hace ya algún tiempo que mis noches pasan en la agonía de no tener la seguridad de que camino entre sus pensamientos.

Hace algunas tardes que la ansiedad me consume mientras reclamo por un nuevo encuentro para decir a su oído todas las palabras que en mi mente confluyen.

Hace ya algunos días que la sonrisa solo se esboza en mi rostro tras ese fugaz encuentro, tras ese sutil accidente de la vida en donde las implicadas son nuestras miradas.

Hace ya algunos días que me roba el tiempo buscar los pasos que me lleven a tu lado.

Hace ya algunas lunas que no encuentro un sabor más profundo que el café a tu lado.

David Felipe Morales.
4
3comentarios 56 lecturas versolibre karma: 70

Cuando hacia mí caminas

Cuando hacia mí caminas, robas una sonrisa, abres la jaula que alberga los suspiros, liberas una brisa que eriza la piel y acontecen una serie de eventos que truncan mi pensar.

Cuando hacia mí caminas, anudas en cada paso las palabras, desmiembras las ideas que aletean en la mente, síntomas de manos sudorosas y labios famélicos.

Cuando caminas directo hacia mí, juegas con mi cerebro y se nubla todo cuanto mi espectro percibe para enfocarme en tu humanidad imperfectamente bella.

Cuando hacia mí caminas no soy más que esa polilla que en la noche la luz seduce hasta la muerte.

Cuando hacia mí caminas, conspira la razón y la conciencia a muerte, la realidad y la imaginación se entraban, todo es anarquía.

Cuando hacia mí caminas.

David Felipe Morales
5
3comentarios 38 lecturas versolibre karma: 65

Palabras distantes

Tienes esa virtud de iluminar mi rostro, hacer brillar la mirada y erizar mi piel sin siquiera estar cerca.

Tan distante y con sutiles palabras desatas suspiros, desordenas los pensamientos y alimentas los anhelos.

Yo siempre me quedo con besos pendientes, con caricias anudadas y sumergido en el perfume que dejas en mi almohada.

Tú, que tienes esa virtud de transmitir en una palabra y encerrar en tu voz un suave alivio a mis oídos que terminan siendo caricias a mi corazón.

David Felipe Morales
5
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 53

Te Recuerdo

Te recuerdo, y de vez en cuando me precisa la existencia, evocarte en las cavernas olvidadas de mi mente.

Un astronauta mirando la tierra, un navegante enamorado del mar que en medio de la tormenta ansía la tierra.

Te recuerdo, y se me hace necesario para depurar lo reciclado, para entender la piedra en el camino, para comprender.

Tengo esa mala costumbre de idealizar momentos, creer en la eternidad de algo efímero y atesorar estrellas fugaces.

Te recuerdo, y ya no sé si dueles, solo sé que no hay sentir en lugares vacíos, ni murmullo en los ataúdes.

Te recuerdo y siempre he de admitirlo, para no tropezar con la misma piedra, para no caer, para no andar los mismos caminos.

Te recuerdo.

David Felipe Morales
4
1comentarios 36 lecturas versolibre karma: 47

Requiero

Requiero un poco más de esas gotas de encanto, que de tus labios prófugos bebí.

Requiero acercarme nuevamente para entre tus besos al infierno de este presente prohibido lanzarme.

Requiero un poco más de esa luz de la constelación de tus mejillas que me hechiza, para sentir la piel nuevamente.

Requiero sentirme vivo respirando en tu cuello mientras erigimos este secreto.

Ya han pasado los días y al contrario de tu pefume en mi piel, la tormenta de sentires aún resposa en mi alma, anhelo ansiedad y sosobra me consumen en una sinfonía que me quita el sueño.

La débil premisa de caminar entre el bien y el mal y esta débil hoja que guarda nuestro secreto amenaza ruina, requiero un poco más, un instante sublime que se tatue en mi recuerdo.

Requiero.

David Felipe Morales
11
2comentarios 119 lecturas versolibre karma: 84

Callaré

Yo callaré y guardaré sepulcral silencio, permitiendo que esos besos ya tatuados en sus labios, diseminados en sus hombros hablen de la vehemencia de esta pasión que me despoja la razón.

Que el facineroso anhelo que corrompe el pensamiento sea mi intérprete, para que encause cada uno de nuestros futuros encuentros por los senderos del efímero transitar, caminos de las carnes donde el pensamiento es un accesorio.

Y es que las palabras sobran cuando la fijación de la mente se enclava en tibias humedades y pieles desprovistas de abrigo, en respiraciones pausadas y almas famélicas.

Así en adelante me procuraré silencio, me obligaré a callar para que con caricias sea más fácil la lectura en braille de mis pasiones más sinceras, mis deseos más enquistados.

Callaré para no estropear momentos con acotaciones que el corazón y la razón supuran.

David Felipe Morales
6
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 80

Mariposa entre arreboles

Tratando de deducir el cosmos en esta copa, mientras el trago final deja su marca en el borde de mi fiel acompañante.

Esta soledad atestada de sus imágenes, este silencio que le hace eco a las últimas gotas del vino.

Ideas implantadas en algunas partes del cerebro que aún se siente útil, premisas que revolotean por el pensamiento haciendo un estrepitoso sonido de masmorras vacías.

Universos paralelos y necesarios para expandir lo que de esta mente florece, siempre regado por el néctar de esos labios.

Caricias anheladas cuando ya casi el sol regresa y un nombre que duele con cada letra que le compone.

Entonces el dolor no lo produce el pecado que se comete, sino el hecho de que por momentos se siente que ya no se está sumido en él.

Lejanía y la boca reseca, pero ya no hay más vino, ni más noche, ni mas silencio, solo el nuevo día con sus carestías.

David Felipe Morales
5
1comentarios 47 lecturas versolibre karma: 60

Sin Sombra

El sofisma de distracción que hacia esta playa me trajo se rompió en mil pedazos, como aquella foto que el tiempo devoró, como aquel cartel que anunciaba el verano, y hoy cuando es invierno, la inclemente lluvia ha disuelto.

Las encrispadas olas del mar que durmiesen el sol en las tardes ahora se transforman en insondables dunas.

Ya no hay beso que provea un placebo ante la angustia de la muerte que vendrá, ya la caricia que aprieta el alma se extinguió.

Golpea la realidad con su cinismo, como fresca matinal después de una noche de desbordante vino, como ausencia en los primeros días del año, como olor de perfume abandonado en la almohada.

Ahora organizar los miedos, las tristezas venideras, el sabor a derrota que emerge, intentar borrar recuerdos.

Organizar todo en orden alfabético, mientras me ahogo en esta nueva realidad que tras la alegría se vuelve olvido, ansiedad y sombra, esa sombra que por más media que este la luz ya no surgirá.

David Felipe Morales
7
7comentarios 84 lecturas versolibre karma: 94

Mientras Vuelves

Mientras vuelves se destila la noche y de la Luna caen lágrimas, gotas de tu perfume que van regando mis anhelos.

El olor entre las sábanas ya se ha esfumado, me es preciso adentrarme en la selva de estos pensamientos sórdidos para hallar tu fantasma y robar un pétalo para alimentar este deseo que amenaza con tornarse en frustración.

La lentitud de este anochecer que ahuyenta el sueño me dibuja la silueta de tu seno desnudo y mis labios claman en silencio como canes aullando a la Luna.

Quizá y si gritara en el nocturno mi pecado, y si tal vez enumerara las estrellas y los besos pendientes, quizás ahí sí la sed del alma se sosegaría.

Contando minutos mientras las saetas punzan el espíritu, la angustia como las rosas que jamás llegarán a tus manos germinan y me veo atesorando esos besos que traspasaron mi piel, imaginándote a mi lado mientras vuelve ese momento donde traigas contigo ese no sé qué que me da vida.

David Felipe Morales
8
2comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 83

Naufrago

Grito en medio de la inmensidad de mis pensamientos, en el silencio que has dejado.

El sinsabor de un adiós condimenta ese olor añejo que han tomado tus besos.

Razones y recuerdos en mi piel revolotean como pajaritos buscando resguardo al atardecer.

Las huellas no se desvanecen con el pasar de los días, y yo voy desperdiciando atardeceres intentando arrancar tus pasos en esta playa.

Un lamento se deshace en la distancia, un dolor que somete pero me muestra una perspectiva distinta.

Sentires que colapsan como troncos que el mar se ha llevado, y ya nuestro barco no volverá a zarpar.

Menester aprender a caminar después de haberlo olvidado, obligación olvidar navegando como lo hice contigo.

David Felipe Morales
6
2comentarios 59 lecturas versolibre karma: 73

Insomnio

Y se convirtieron todas las caricias derramadas sobre su piel en gotas concentradas de cafeína pura.

Su respiración en el eco murmurante del mar golpeando con violencia mi ventana, su suspiro desnudando rosales, asesinando girasoles.

Su sonrisa se extinguió, y dejó de ser canto de Ángeles para irrumpir estrepitosa en la noche.

Y buscando maneras de enterrarla donde jamás le recordara, se me hizo eterna la noche.

Dolor, frustración y lamento, en el mismo lienzo donde pasiones y sentires antes pintara.

Y el insomnio tomó su rostro para anegar todos mis sentidos.

David Felipe Morales
3
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 36

Mariposa

Cómo conciliar el sueño cuando el pensamiento merodea su almohada, horas y días van en cuenta regresiva para poder encontrar el néctar de esos labios una vez más, segundos que se tornan eternos para volver a acariciar su mejilla y contemplar esa sonrisa que ilumina el recinto.

La amenaza de una última vez, sigilosa conspira y obliga a que en cada encuentro le bese como si fuera la última vez, a recorrer su espalda, a caminar por el paraíso que emerje bajo su ropa.

Solo se está seguro en este camino que a mi mórbido placer decido recorrer con su sombra, de un final, y a disfrutar cada paso que me obligo.

Y mientras ese día llega, con la paciencia del centinela, pintaré en los muros de mi recuerdo el color de sus alas, sin olvidar detalle alguno, hasta las pinticas tan perfectamente dispuestas de su rostro, y una parte de cada beso se tatuará en mis anhelos, y así en mi mano para ti siempre habrá rocío para que bebas y mojes un poco tus alas mientras el hechizo se funde con el capricho de la realidad, donde vuelas lejos de mí como una mariposa.

David Felipe Morales
4
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 66

Estas Ganas

Estas ganas, estos anhelos eternos, deambulan como almas en pena sobre las sábanas que resguardan aún tu perfume.

Estas ganas que limitan en el confín de la cordura, en la frontera de lo permitido, donde gotas de amarga realidad y el destilado de una mente poseída por la pasión se combinan formando el elixir del clímax.

Ganas, urgencia de un fugaz instante de vida, de carne, de piel y sudor, donde se funden los cuerpos y se alcanza a rozar la silueta del alma encumbrada en estrellas fugaces.

Esas, que menguan pero no se quitan con besos lentos, ni con la premura de un último deseo, una última mirada ni un último suspiro.

Estas ganas que aún y cuando beso despacio tu espalda y el cansancio de mi cuerpo hacen que me hinque, no se acaban...

David Felipe Morales
4
sin comentarios 100 lecturas versolibre karma: 27

Noche de carestía

Se marchitan mis labios en la ausencia del rocío de esos besos, la piel desértica y huérfana de las caricias y un corazón silente con un palpitar menguado, acompañan la noche trémula de sueños fugados, donde las estrellas parecen haberse ido tras esa última mirada.

Ya cruzado el límite del desespero y sin un centímetro más en esta cama vacía que no haya recorrido, la noche me destila gotas amargas de esta soledad que me abraza.

Recuerdos e imágenes mantienen la cordura en vilo, preguntas germinan como en el atardecer las luciérnagas.

Donde estarán esas manos que queman la piel cuando en mi espalda caminan, donde estará el suspiro que estremece mi espíritu.

Deshojaré rosas invisibles, contaré estrellas ocultas tras las nubes de este cielo que parece adornar la soledad, pondré nombre a cada minuto, mientras perfilo la ilusión de que con el sol vuelva a mis brazos la vida personificada en la silueta de ese seno desnudo, y en medio de esta noche tan colmada de carestía le anhelaré en abstracto.

David Felipe Morales
3
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 52

Secreto

Secreto

Hechizo o embeleso, curiosidad que aflora y se cincela en este presente que nos acerca tanto y nos atrae hasta el punto de fundirnos en una mezcla de pensamientos que no logran ver luz y se esconden tras los anhelos del futuro.

Momento inadecuado quizá, el tren incorrecto, vuelo truncado, la novia que viste de virginal blanco tras la convivencia, la entrada al paraíso cuando se agoniza.

Azarosa la vida que ante mis ojos cruza esa mirada suya que cautiva, cuando ya estoy ciego, besos que emergen huérfanos, una fuerte intención que existe pero que se desvanece ante los compromisos vigentes.

Malintencionadas conversaciones bajo esta luna que es cómplice, confesiones que estremecen el pensamiento y lo turban, vuelve el insomnio con su guerra eterna entre el bien y el mal.

Ojalá que mis pensamientos y anhelos se explayaran en ese espejo que desnuda le contempla, ojalá y se dislocara la razón para sentirnos menos impíos, ojalá y fuéramos presa de la avidez para no sentir culpa.

Ojalá el animal que dentro de sí habita aflorara y rasgara las vestiduras, ojalá nos despojaramos del miedo que nos procura el pecado, para saciar el gusto, para matar la curiosidad, para que retorne la calma y pueda fundirme por una sola vez entre sus brazos.

Lejanía y fuga tan inadecuada ahora, cuando las armas están a la vista y el amanecer dejó en evidencia lo que las miradas no ocultaron, ya se ha irrumpido y profanado el secreto, ya el camino será evitar y seguir sumidos en lo inconfesable.

David Felipe Morales
11
5comentarios 82 lecturas versolibre karma: 101

Fragmento

"Quisiera rebelarme a la distancia y no creer en el tiempo y su tirano paso, desobedecer al espacio y crear el caos ante la realidad que nos aleja, quisiera corromper al universo traicionando a las estrellas y mintiéndole al centinela de las noches que aun cuando sepa que distantes estamos permita que el trecho se sublime para sentir tu aliento en mi mejilla"

David Felipe Morales
12
3comentarios 78 lecturas versolibre karma: 90