Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Soneto. Dosis de aire

En la compleja armonía ladina
ya no quedan resortes lingüísticos
ni vestigios de oradores místicos
en la pasión de amor que se avecina.

Mi alma recorre de esquina en esquina
los poemas de amor eucarísticos
que desprenden regalos logísticos
de la hiel amada que descontamina.

Nadie sabe dónde quedan guardados
los esperpentos que nos traen donaire
en los juegos de amor amilanados.

Desde las alturas de acantilados
voy tomando pequeñas dosis de aire
de espacios abiertos y ventilados.





*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
10
1comentarios 133 lecturas versoclasico karma: 85

Soneto. No hay mayor ilusión

Detrás de un panal de ojos, busco ese ojo
que irradia destellos en la distancia,
que es apócope sin más elegancia
que su ternura al mirar de reojo.

No hay mayor ilusión que la que escojo
ni habrá más tensiones en cada estancia.
No hay mayor pasión ni perseverancia
como su dulzura al guiñarme un ojo.

Su alma vino a vivir conmigo un sueño
para esquilmarnos mutuamente el fruto
de un amor que fluye grabado a fuego.

Su olor es fragancia de puro ensueño
que siempre cuidadosamente escruto
pensando que "adiós" aún es "¡hasta luego!".




*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
6
1comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 63

Soneto. Simbiosis de amor

La cara oculta tras el pelo suelto
y ojos cerrados en párpados quietos.
Boca que me mete en grandes aprietos
y nariz que nada en río revuelto.

Pieles que estimulan caso resuelto
y labios labrados en pechos prietos.
Gesto erótico de genes inquietos
y arrugas que se van o se han disuelto.

Rezuma miel, fresa, leche y dulzura
cada sábana que emerge en ternuras
nuestra simbiosis de amor acertada.

Me abruma en hiel y apresada angostura
cada sábana que arde en las posturas
de esta esclerosis de amor despejada.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
4
sin comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 57

Soneto. Ruinas del embarcadero

Sobre las ruinas de un embarcadero
emerge el epicentro de una ruta
que en el cielo y en el agua se permuta
con la purpúrea frialdad de acero.

En el lagar queda un vino casero
destilado en la aletargada gruta
de estibadores, de exótica fruta,
que cargan y descargan su trastero.

A veces es duro admitir que quiero
seguir escribiendo en esta minuta
donde tengo la foto de tu trasero.

No pienses que soy bruto, - ni grosero -.
La piel de cada estacada muere y muta
en las astillas del abrevadero.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
4
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 54

Soneto. Días sin vado

Me hablas con actitud sobrecogida
de un falso odio que se ha reanudado
en la complacencia sobrevenida
de un pensamiento débil conjurado.

En los sumisos vaivenes de huida
se hancen crueles tus días sin vado
y las mortíferas horas sin vida
lejos de mí todo se lo han llevado.

Con falsas palabras me has embozado
la estadística ascendente sin datos
que no admite segunda derivada.

Con bastas chivatas has golpeado
la eufemística decreciente de hatos
que habita en periferias de la nada.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
8
sin comentarios 137 lecturas versoclasico karma: 102

Soneto Alejandrino. En un país diverso

Desde este país plurinacional y diverso
me refuerzo en todos mis vocablos lingüísticos
en dilatada amalgama de artes logísticos
que fluyen en la amplitud de otras lenguas en verso.

En nuestra vida plural nada nos es adverso
ni hay menester de acallar mensajes empíricos
al transformar en realidad los sueños místicos
de eso que hombre y mujer forjan con amor inmerso.

Somos seres tan distintos de distintos lares:
somos catalanes, aragoneses, riojanos;
valencianos, canarios, gallegos, asturianos;
navarros, ceutíes, melillenses, baleares;
cántabros, andaluces, extremeños, murcianos;
vascos, madrileños, manchegos y castellanos.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
4
sin comentarios 64 lecturas versoclasico karma: 57

Soneto. Café con versos

Así como churros con chocolate
me gusta tomar mi café con versos
y dejar a mis sonetos inmersos
de endecasílabos de alma o dislate.

Cada palabra que en mi mente late
perfila textos ~opacos o tersos~
que elevo hasta los amigos conversos
de ajedrez de vida sin jaque mate.

Cierro el paréntesis de tiempo abierto
en cada cuarteto y en cada terceto
que expira en cada idea al descubierto.

Te dejo mi último verso entreabierto
para ver si eres osado en el reto
de desdecirme en lo que no sea cierto.




*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
15
sin comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 116

Soneto. Varonil fragancia

Con la fragilidad de tu elegancia
y las caricias de tu piel mimosa
voy abrazando tu varonil fragancia
en tu barba descuidada y esponjosa.

Soy homosensual en la abundancia
del beso de tu saliva melosa
y homosexual que dejo constancia
siempre que pienso en ti por cualquier cosa.

Los pocos datos que algunos manejan
no son suficientes para conocer
lo que el amor nos ha hecho conocernos.

Nuestras dos almas, siempre que converjan,
serán incipientes al reconocer
que lo único que hacemos es querernos.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
5
sin comentarios 74 lecturas versoclasico karma: 77

Soneto. Dispositivos y redes

De internet, dispositivos y redes
nos hemos sembrado en fibras ópticas
y pensamos, ilusos, cuanto puedes,
que no hay velocidades caóticas.

Por más que a veces conectado te quedes,
tan sólo son acciones robóticas
que atraviesan efímeras paredes
aunque no las sientas estrambóticas.

Ningún Like de ninguna red virtual
puede emular el tiempo de amor sano
como cuando te tomo en mis regazos.

Ningún mensaje de WhatsApp o Instagram
puede emular caricias de una mano,
ni a besos, ... conversaciones, ... ni abrazos.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
5
sin comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 63

Soneto. Garabatos de mis escritos

Con sabias palabras organizadas
vas argumentando hechos inauditos
y en miel de savias caramelizadas
me elevas a los bosques eruditos.

Con voz de músicas armonizadas
borras garabatos de mis escritos
y ecualizas las paces sosegadas
en la eternidad de los infinitos.

Trecho a trecho me alivias de mi pena
cada vez que te subes en mi almena
y me haces conquistar un nuevo espacio.

Pecho a pecho me recorres en vena
cada vez que me tumbas en la arena
y me haces, para amar, planes despacio.





*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
14
4comentarios 155 lecturas versoclasico karma: 91

Soneto. Espacio de aureola

El vasto radar de tus sentimientos
sobrevuela mi espacio de aureola
y estimulas en mis presentimientos
cauce de bondad que se descontrola.

Crónicas frágiles de incumplimientos
van en los cajones de la consola
con los infértiles comportamientos
de tu flor sin pistilos ni corola.

El amor y el dolor ~ en la vida ~
tienen el mismo color insondable
siendo un paroxismo harto complicado.

El valor no es una piel compungida
cuando todo se hace arduo e incontrolable
por hedonismo de estar a tu lado.




*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
6
sin comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 67

Soneto. Gema de sensaciones

Con pronóstico concluso ~ cada hora ~
te voy dando tregua precipitada
en la fuga de amor conmensurada
que te aboga de forma previsora.

Eres protagonista que atesora
la firme sentencia ya instrumentada
de avalanchas del alma desplegada
en la inmune tentación que en ti aflora.

Eres la gema de mis sensaciones
que garantiza hermosas emociones
en los sueños de mi tesis fáctica.

Eres piel de buenas vibraciones
y en la eclosión de nuestros corazones
te amo, más que en teoría,... en la práctica.


*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
4
sin comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 64

Soneto. Dulce silueta

Esta dulce silueta de alma mía
es el boceto de mi amor primero;
es la luz que bosqueja mi sendero
y engendro de mi máxima alegría.

Este atrevimiento es sabiduría
de amistad con sabor a caramelo;
es la pasión que eriza cada pelo
y es fruto que alimenta mi poesía.

Es presión, es voltímetro, es potencia,...
y es el hombre, como yo, - en exclusiva -,
que supo devolverme la inocencia.

Es tensión, puro amor, alta frecuencia,...
y es cariño, como el sol - que me aviva -,
que me colma de toda complacencia.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
5
sin comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 60

Soneto. Trampa de azul

Si no puedo resarcirte de éxtasis
en esta trampa de azul que enamora
y si el sentimiento, que tanto aflora,
es pura soledad de metástasis.

Si no logro aniquilar mi catarsis
en el coma que me induce y devora
y si el pensamiento, en hora tras hora,
es dura realidad de amor sin praxis.

Si soy becario en práctica de un sindiós
y si el alma de olvido no se cura
desde que los dos nos dijimos adiós.

Si tengo esperanza, amor y dulzura; ...
no es necesario pensar en ningún dios
si me abrazas y me das tu ternura.




*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
4
sin comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 43

Soneto. Néctar de lágrimas

¿Quién me ha pintado en esta blanca cara
un néctar de lagrimas sin aplomo
y un desconsuelo triste en cada pomo
que a cada pupila sin luz separa?.

Cada lustro de abandono se para
en un corazón que no tiene asomo
y, en mi propio dolor, yo mismo me como
el estruendo que ya nada depara.

En esta suerte de vida tarada,
hay una guerra de móviles sordos
que nunca me han devuelto la llamada.

En un trance de mi salud cansada,
vomito el frío de todos los fiordos
y me resisto al sol de tu mirada.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
4
sin comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 75

Besar el mundo

Quiero liberar, en cada segundo,
mi deseo de estar contigo.
Al besarte, como se besa al mundo,
los pigmentos de los labios
nos dejan huella eterna.
Eres el espécimen perfecto
para arrancarle un nuevo sueño a mi vida.
Arremeter contra el viento
no puede dejarme aislado de ti.
En tu alma llevas mi aroma
y el aroma de tus fluidos
son las fragancias de mi alma.
Con una experiencia mínima
se abren los chacras
de este amor que es sólo nuestro.
Conservo tus palabras en mi mente
en el mismo orden que las ordenas.
Tienes la habilidad de hacer maleable el lenguaje.
Tienes recursos suficientes
para hacerme partícipe de tus ideas.
Eres la persona idónea
para poder compartir conmigo
las cosas que agitan tu mente.
Me gustaría que,
siempre que hago cualquier cosa,
que tú estuvieras presente.
He conocido tu mundo
y tú has conocido el mío.
Sólo nos queda compartir
las horas experimentales
de amor y cultura.
Te espero en cada mensaje sublime
que habita en todas las propuestas
que te emito.
Quiero que seas, todos los días,
la primera persona que me da los buenos días
y la última que me da las buenas noches.
Quiero que me lleves dentro de ti
en lo más profundo
y que te vengas conmigo
para que, juntos, podamos BESAR EL MUNDO.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
3
1comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 31

Brindis furtivo

Calle y pesadumbre,
hastío de cauces
que no van a ningún río.
Bondad de un corazón varado,
perdido en un dolor
queriendo sin ser querido.
Un brindis furtivo
de silencio milenario
acrecienta la llaga
del corazón partido en dos.
Las almas, antes unidas,
han aterido a la música de un sueño.
Las aguas se hacen vagas
y duermen al remanso.
Un resquicio de ron
pulula como punzada
por un corazón rendido.
Cuando de verdad
se es querido,
lo único que queda es gritar:
¡Vuelve¡.... si es que aún no te has ido.


*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
leer más   
5
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 53

Soneto. Sonrisa irrefutable

Desnudo de misterio insoportable
anduvo cerca. Mas nunca se ha quedado
tan cerca como para ser mi amado,...
pues en la ida se dispersa insaciable.

Tanta ida sin venida incontrastable
que el paso nunca nos fue equilibrado
ni es amor pasado ~ pues no ha pasado ~
ni es risa ni sonrisa irrefutable.

En la pértiga oblicua del olvido
doy saltos sobre un cielo inalcanzable
de un reencuentro al que yo sí tengo accesos.

En la pésima sed de lo bebido
doy tragos de agua en pozo inagotable
de una boca que se me come a besos.




*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
4
2comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 55

Soneto. Apariencia distante

Vienes hoy con tu apariencia distante
y me hablas de amor en la madrugada
con ilusiones de alba galopante
en profecías de alma amamantada.

Nadie sabe lo que pasa al instante
de tu intensa saliva sembrada
pues el mundo, que vive ajeno y errante,
duerme en miedos de batalla agotada.

Tu palabra acaricio dulcemente
despertando en pesadillas de sombras
con letargo en peajes sin simetría.

Por tu aire me ahogo de vicio vílmente
en la tosca voz con la que me nombras
en tus largos viajes de algarabía.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
3
sin comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 45

Soneto. Camisa sucia y aburrida

No soy un muñeco hinchable en tus manos
ni una mascota, ni un perro, ni un gato.
No soy tu pasatiempos para un rato
ni el esclavo de tus juegos villanos.

No soy bufón en tus días tiranos
ni una mierda que pisa tu zapato.
No soy cláusula hostil para tu contrato
ni soy la aventura de tus veranos.

No soy el teléfono que se descuelga
cuando a ti te sale de los cojones
o cuando estás agobiado en tu vida.

No soy el arnés que de ti se cuelga
ni soy el ojal usado en los botones
de tu camisa sucia y aburrida.



*
© josemateoangulogarcia@gmail.com
4
sin comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 45