Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Demasiadas horas

De repente tratar de empujar las horas al olvido
relámpago que apaga los sentidos, los auyenta,
trastocado por la ausencia, las ausencias
y la llaga que crece en la memoria, casi gris
creí tener la luna atada, el corazón enjaulado
pero un río creció caudaloso en un eterno segundo
entre dos miradas destinadas a huir, huirse,
el vacío se corporiza en silencio, quietud
y otra vez silencio,
mi cuerpo es un ovillo de carne en la noche
un gorrión en la tormenta que mece el nido
demasiadas horas para la soledad,
mis dientes casi no ven la luz, un poco tal vez
cuando mastico recuerdos dificiles de digerir.
leer más   
3
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 51

Un mundo mejor

Las ovejas nocturnas
esperando el paraiso
en los andenes vacios
bajo el brillo de la guillotina,
Ilusas ante el silencio
que precede al cadalso
mordiendo el duro asfalto
trajinando rutinarios días,
sus oidos llenos de odio
las barrigas de mentiras
balan en coro y suspiran
la esperanza de un mundo mejor.
leer más   
5
sin comentarios 57 lecturas prosapoetica karma: 91

El reclamo

En la cúspide de una cruz
hundida en la tierra santa
espera el cuervo que la luz
revele el nombre que canta.

Bajo tierra oculta la marca
que devela una puñalada
llora la noche y la parca
encubre la noche estrellada.

El cementerio duerme
un llanto rompe la calma
el estampido quiebra a un hombre
que el ave negra reclama.
leer más   
6
sin comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 97

Venganza

Rebeldes las aguas en tu mirada
atadas a la fuerza en las entrañas
se niegan a derramarse mansamente
ante el escarnio de una mano cobarde,
de acero los ovarios orgullosos
la frente alta recibe la bofetada
la ignorancia con la mano alzada
acobardada por la mujer que no teme,
mojé con llamas mis mejillas rosas
juré venganza ante una cruz de hielo
un dolor creció conmigo en duelo
y ahora soy un hombre que no duerme.
leer más   
4
sin comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 73

Iceberg

Un clavo en el tobillo del alma
el abandono ha fracasado en el pecho
duele seguir volando entre escarchas
grietas en las alas y el lecho.
Solo, el perro corazón deshecho
aullidos de la luna sangrando
el tic tac del carrusel sigue andando
herído nuestro amor estrecho.
La soledad como rocío en el techo
fría la casa, iceberg de fuego
ojos sin cauces, daga sin ego
anhelado olvido siempre al acecho.
leer más   
5
2comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 71

Desaparecidos

Cada voz que se perdió en el silencio
ave obscura que bate sus alas al miedo
cuando los monstruos construyeron
vacíos en las almas de nuestros abuelos
huérfanas manos con hijos que desaparecieron
la nubes fueron grises y el llanto negro
tumbas sin cuerpos donde las flores crecieron
miradas blancas bajo blancos pañuelos
donde los sueños subsisten tercos
en la búsqueda infinita de los que se fueron.
leer más   
16
11comentarios 165 lecturas prosapoetica karma: 121

Nada

Todas las escupideras enamoradas de tus labios
resabios de un amor fraudulento en el hospicio
palabras arrojándose a los precipicios
de los sordos paredones de una sucia sociedad.
¿Que más da?
Un diario mojado para explicar esta vida opaca
la luna que se baja solo para tu sexo encendido
una copa de vino derramada en tu sangre fría
el alma mia que llora la hora de la parca.
¿Que más da?
leer más   
15
6comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 121

Dos siento

El tiempo ha exhalado su espuma en mis sienes
mis manos son hojas sacudidas por las horas
un camino que se estrecha sembrado de heridas
y aún se empeña en sacudirnos el alma, la vida.
Una mentira se aleja de la telaraña gris
tanto tiempo engañado por un espejo falso
hace un segundo que se fue y hace mil
años soy un pájaro solitario.
Ahora crece el musgo sobre mis huesos
la niebla del vacío inunda la casa
vaga el corazón entre la daga y la estaca
la fe en el amor viaja en una lúgubre barca.
leer más   
3
4comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 51

Libre soledad

Se me incendian las lágrimas
bobas encendidas para iluminar la mirada
cada llamita que rueda por mis mejillas
va dejando surcos para que los sigas,
queman el piso con el dolor del alma
arde el corazón con el candor de las llamas
en las noches se esconden bajo las sábanas
y al amanecer sus cenizas huelen a alas.
leer más   
7
2comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 90

Abuelos

Dos ancianos muy unidos
en una solitaria casa
compartían el abrigo
y el calor de algunas brasas,
se sentaban bajo una parra
en sus sillas mecedoras
discutían como niños
pasaban así sus horas,
si uno se ponía triste
porque un recuerdo lo apenaba
agachando la cabeza el otro
en su penar lo acompañaba.

Se contaban sus historias
una y otra vez escuchadas
como si fueran historias nuevas
como si nunca las contaran.
Caminaban por las tardes
daban la vuelta a la plaza
al entrar el sol volvían
por el mismo camino
a la casa.

Una tarde solo uno
dió la vuelta a la plaza
y cuando alguién pregunto
¿y a su amigo que le pasa?
le corrieron por las arrugas
hasta la espesa barba
unas lágrimas que humedecían
con dolor a sus palabras
-él se quedó dormido,
dormido bajo la parra,
sus últimas palabras fueron
-amigo hace frío, entra a la casa-.

Y el abuelo con dolor
comenzó a decir en voz alta
-ahora mis historias
seran historias solitarias,
ya no tengo quien las oiga
ni quien comparta mis charlas-.

Se fue lentamente el abuelo
murmurando unas palabras,
sin su amigo no tenía consuelo,
la soledad lo acosaba,
pero ¿que alma sin un amigo
no se sentiría solitaria?.

Al abuelo lo encontraron un día
sentado en su mecedora
mirando el lugar vacío
cansado de contarle historias.
Poco a poco se quedó dormido,
dormido bajo la parra,
lo vino a buscar su amigo
se fueron a charlar sus almas.
(Allá por 1977)
leer más   
18
13comentarios 143 lecturas prosapoetica karma: 136

Milonga triste

Brillan las sombras
sobre tu escote
bajo dos lunas
sabor a noches,
ciegas alondras
sobre las calles
velan tus pasos
turbios y secos
tango de tacos.
Nadie se asombra
si huele a llanto
maquilla el duelo
tal vez cantando,
duro el camino
el sexo andando
infierno triste
de esta milonga
nacida en barro
que nadie nombra.
leer más   
4
5comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 59

Aleteo de colibrí

Somos el aleteo del colibrí en el ojo del huracán,
la flor caída en el torbellino del bravo río,
la bala de una mirada pegando en el medio de la hipocresía,
un sollozo contenido por un dique construido con vergüenzas,
la belleza en medio de un caos que se precipita sin cesar,
un beso sobre el mástil de un barco que no termina nunca de hundirse.
leer más   
7
2comentarios 95 lecturas versolibre karma: 92

La huella

El viento se lleva tu huella sobre la arena
lentamente con su palma sedienta
¿cuando podré olvidarla?, a tú huella.
El mar esconderá el sol reiteradamente
mojaré mis pies en la sal del pasado
y tú huella en mi pecho he grabado,
duele ver una gaviota solitaria
comiendo los despojos de una vida
sin embargo mis ojos embriagados
entre las olas que regresan a besarlos
como tú... que dificil olvidarlo,
tal vez camine hacia las verdes entrañas
donde duerme el silencio de la noche
¿podré olvidar entonces? tu huella,
vivirá en esta playa ineludible,
entonces, seguiré llevando el puñal
y los dos, el puñal y yo, nos desharemos
en la tierra, con nosotros tu huella
que seguirá en la infinita muerte
recordándote.
leer más   
6
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 81

Sueltos

Suelto cometas en los senderos
el viento le presta su vientre
quizás besen tus mares
que silentes los hacen versos.

Busco en el reflejo repetido
el rostro pálido de los heridos
cegando cicatrices con palabras
dejo huellas en la arena de tus ríos.

Exiliados mis hijos de tinta
cargando sentires y dagas
fantasmas entre las tormentas
que el devenir les depara.
leer más   
5
2comentarios 79 lecturas prosapoetica karma: 51

Corazón negro

Corazón de carbón
tu abismo me estremece
la noche duerme en tu regazo
y un mirlo canta bajo tu sombra.
Quietas multitudes incoloras
como cenizas por las venas
sepultan la luz obscura
con un manto de negra arena
herida de amorosa daga
sangra el alma de piedra
un volcán que no se apaga
quema dolores y penas.
leer más   
3
4comentarios 132 lecturas prosapoetica karma: 52

Un sueño

Conmovidos los espacios bajo la niebla del silencio
los muros adormecidos rompiendo rayos de sol
fríos musgos recordando palabras incandescentes
esperando el fuego que incinere el pasado,
ya no volverán a regurgitar los versos con su eco
las huellas cubiertas de polvo se niegan a huir
extrañan el peso de su desarmada figura
la tibieza de sus manos derramando versos
esculpiendo poesías sobre el tibio roble.
Perdón por fisgonear por las pupílas de tu casa
es que limpié con mi pañuelo una placa
dormida junto a la puerta y alcance a leer
"Aquí vivió el poeta...y estaba mi nombre".
leer más   
5
sin comentarios 78 lecturas versolibre karma: 68

Ha muerto el amor

¡El amor ha muerto!
¿que hacer con el tiempo que nos queda?
ríos de palabras se irán por las alcantarillas
la flama se apaga y ya no hay quien la encienda
la luna vana ilumina la noble senda,
un reflejo inútil a ocultarse se niega,
¿de que escribirán los poetas?
ciegas las manos enterradas en la arena
el llanto no es lluvia, el tiempo cesa,
procesión de luciernagas bajo el sol
y la miel ya no brota en dulces letras,
¡el amor ha muerto¡ ¡que vivan los poetas!
leer más   
5
sin comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 71

Dios de los misericordiosos

Esa casa donde lloré en los bolsillos del invierno
caída la hojarasca de las horas
un martillo en las sienes refusila
recuerdos en los corceles de las sombras.
Bordando el hambre entre los dientes
mamaba el amanecer que tiritaba
en la falda de la sangre siempre ausente
regalando un rayo entre ventanas.
Allí crecía la felicidad mortecina
entre los huesos sufridos de los días
arrastrados en el barro doloroso
bajo el Dios de los misericordiosos.
leer más   
5
sin comentarios 114 lecturas prosapoetica karma: 66

Roto

Han resucitado los espejos
en oprobiosas imágenes de olvido
rotas las hojas blanquecinas
cuyos rostros dormidos asesinan,
el rayo de sol empecinado
piedra oculta en la marea
rueda la ruda cabellera
azabache mirada sin frontera,
en los riscos callados y fríos
lujuriosos los pájaros ondean,
¿cuanta sangre derrama una bandera?
con cuchillos en sus venas
derrotan al gigante de Aramea
alaridos al cielo gris que nos congrega.
leer más   
15
13comentarios 169 lecturas prosapoetica karma: 98

Los cuerdos

Muere la tinta indeleble
sobre el lienzo obscuro
de la mente,
como fugaces llamaradas
de silencios
se esconden en las grietas
de este cuerpo,
los sentimientos,
ni el llanto de los muros
de este hospicio
acerado los acoge,
solos deambulan
en la sangre de la pluma
que circunda el mundo,
maldito rito milenario
oculto en las manos,
en los ojos desorbitados
en las falanges afiebradas
en el insomnio de los versos
deslizados en el solado
de los manicomios.
leer más   
4
2comentarios 105 lecturas versolibre karma: 71