Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Entre amores y quereres (Soneto)

No fueron por mis débiles temores
tener con inconforme disidencia
sumido en la profunda incoherencia
confundir los quereres con amores.

Quereres son los humos de clarores
que pasan sin sentida permanencia
no quedan y no hacen residencia
apenas son efímeros vapores.

Distinto los amores que si atan
con cálidos sentires nos atrapan
con nudos que ni el tiempo los desatan,

tatuados hondamente no se escapan
y el alma con latires los delatan
con luz de inmensidad no se solapan.

Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
7
2comentarios 29 lecturas versoclasico karma: 86

Desprecio ( Soneto )

Te burlas con descaro tan perverso
pareces olvidar con ironía
que en tiempos de dolor y de agonía
recuerdo a tu sufrir dejar disperso.

Movióme a compasión el cruel adverso
que grave por tu alma se cernía
insomne de desvelo lo sufría
igual que tu sufrías el reverso.

Desprecio solo siento me prodigas
alejas con encono tu mirada
no se la cierta causa que te obligas,

con ira me deshaces en la nada,
mas aun con tu desprecio me castigas
vagar de incertidumbre es mi morada.

Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
6
sin comentarios 16 lecturas versoclasico karma: 77

De silencio enmudecido

Su rostro de silencio enmudecido
sereno sin alguna turbia mancha
mostrando en su semblante estar urgido
el pecho por tenerla se me ensancha,
habiéndolo con tiempo yo sabido
habríale entregado cuerpo y alma
sintiendo los momentos que he perdido
procuro su regazo que me encalma.

Perdido en su oceánica mirada
de mares en lugar desconocido
oculto con mi barca en su ensenada
sus aguas y su espuma he conocido,
henchidas van las velas con el viento
la barca surca suave por sus mares
cercana por su aroma la presiento
habito con delirio sus soñares.

Semeja en albo mármol esculpida
un hada sobre cumbres encantadas
surgida de la hondura de una alfaida
rendido con fervor a su mirada,
en noches con las sombras alargadas
de lumbres encendidas por sus pasos
desando por las sendas alunadas
cargando en mis espaldas los ocasos.

No supe comprender no tuve el tino
lejanas se me fueron sus bondades
marcado tras sus huellas peregrino
anduve por sombrías soledades,
volvióse mi levante reluciente
aroman sus espacios las violetas
las rosas sin espinas al poniente
crecieron cual presagios de profetas.

El tiempo da consuelo con olvido
restaña las heridas y abandono
calmando el cruel rigor de lo sufrido
si vuelve con sus pasos la perdono,
ofrendo con mi canto al austro viento
perduren en lo cierto las verdades
sustento con mis versos y presiento
se fueron las cimeras soledades.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
4
sin comentarios 16 lecturas versoclasico karma: 59

Corruptos ( Soneto )

Mantengo con firmeza la conciencia
que tanto corrompido descarado
nos muestra sin verguenza lo robado
culpable es nuestra misma complacencia.

Impune pregonando su inocencia
pretende como un héroe declarado
dejarnos un discurso maniatado
de frente nos revela su indecencia.

No solo es el político el perverso
los ricos y empresarios potentados
el juez que por venal es el reverso,

ladrones son, de cuello blanco aupados
monedas desgastadas sin anverso
escorias inmorales declarados.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
3
sin comentarios 16 lecturas versoclasico karma: 46

Callejuela

Que solitaria se ha vuelto la callejuela de arriba,
¡Que soledad tan fría envuelve su silencio !
en sus enmohecidos tejados la tristeza estriba
anidan las sombras en sus saledizos techos,
ni la tenue luz de un farol agonizante
ni un rumor de viento en la penumbra sombría
desolada quietud que como alma penante
vaga entre nieblas en las noches frías.

El desamparo se escurre por sus raídas paredes
el tiempo inclemente en su faz se ha aferrado
fantasmas pululan atrapados en tus redes
plena de espectros la callejuela ha quedado,
y en cada rincón de sus casas vacías
retumban los ecos de voces lejanas
voces que habitan las soledades umbrías
vagando dispersas en su antigua morada.

¿ Que fue lo que trajo este triste abandono,
que fue lo que hizo tus espacios vacíos
porque se apagaron tus luces vibrantes
porque se secaron tus patios floridos?

¿Donde quedaron tus claros albores
a donde se fue tu brisa aromada
a donde se fueron las alegres veladas
las tardes tranquilas remanso de amores?

Y mi memoria recita cantos de lejanía
recuerdos disueltos en los vados del tiempo
acordes templados en sagrada ordalía
tatuados al fuego con vital sentimiento,
y se desploman como rocas, como cristal estallado
el volver callejuela a tu lugar desolado
y las lagrimas corren por mi rostro cansado.

Y claras añoranzas de traviesas diversiones
gozne encantado de los primeros amores
caen a un fondo triste, mis desoladas emociones
el encontrarte callejuela, perdida sin tus fulgores.

Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
4
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 54

Morir de amor (Soneto)

Viví por tanto tiempo sin tristezas
tan lleno de esperanzas y fervores
andando decidido y sin temores
ufano y alejado de turbiezas.

Logré en un breve tiempo las certezas
creyendo tan inciertos los azores
de aquellos que sufriendo por amores
serían por momentos de flaquezas.

Entonces algo raro voy sintiendo
inquieta soledad que me estremece
es mal que va mi alma padeciendo

candente cruel herida me parece,
y supe que es tan cierto que de amores
al verla tan lejana se perece.
leer más   
17
10comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 97

El envite ( Soneto )

En fin...que tanto pude haber perdido
con riesgo en el envite haber jugado
si toda la fortuna se ha esfumado
y el fondo del talego está fundido.

Tan pronto con haberlo percibido
dispuse el acomodo sin enfado
y viéndome sin nada y arruinado
pensé...lo más preciado no he perdido.

Pretendo jubiloso y sin tropiezos
andando solitario en descampados
en noches alunadas de cerezos,

morar en tus nidales de brocados
y en sueños entre sedas en los brezos
tus íntimos deseos ser colmados.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
5
4comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 67

Pasé por tus pasos (Elegía)

Aún no tengo muy claro, como pudo suceder
que ante aquella mujer, me sumí en un mundo raro,
sentí como si una corriente, de un embravecido río
ligero me hubiera hundido en su fondo bruscamente,
fúe tan grave el desconcierto y el inmediato desvarío
que sin fuerzas perdí el aliento y mi redor quedó sombrío,
volviéronse hilachas, los arredrados bríos y apresarme en su red consiento
que dócil y sin valor no enfrento perdido en mis extravíos,
parecíame un incierto sueño, su presencia de humosa calma
que confuso prendío en mi alma, el vertigo de su silencio,
deshecho cual dura roca, que se vuelve solo fragmentos
y convertida en inquieta duna, queda a merced de los vientos
perseguí sus marcados pasos tras los surcos de sus huellas
y mi anhelo se atropella con su andar en los ocasos,
creí en mi fortaleza, a quereres no me he rendido
mas ahora estoy vencido son grandes mis padeceres,
no se puede al impalpable viento, no sentirlo cuando se aviva
ni tomar entre las manos al amor cuando medroso arriba,
como no se puedo tampoco, devolver el barbado tiempo
ni calmar el sufrimiento cuando cercana te presiento
soportando los rigores de mi frágil pensamiento.
Se dispersan las razones y de penar es arrastrado
todo aquél que se ha entregado a un querer desconocido
y persiguiendo el imposible de en su piel quedar tatuado
son quimeras invisibles, peregrinas y raras aves
que tal cual como aladas naves migrando han volado
y por la linea del horizonte muy lejanas se han marchado.

Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
1
sin comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 20

Pasajera tempestad

Difícil temporal haber sufrido
la tormenta ruda de la ausencia
y a no partir en su renuencia
la inmudable sombra del olvido,
es un caminar pesado y lento
entre borrascas de soledades
son un desierto de frío tormento
polvaredas de vil ruindades.

Son Abriles marchitados
otoños de hojarascas
son abismos separados
de una roca simples lascas,
son silencios palpitantes
de promesas traicionadas
son los lodos que dejastes
tras tus cartas marcadas.

Fuiste palabra al viento
fabula mal contada
fuiste mal presentimiento
de una fría madrugada,
fuiste susurro errante
una falsa mascarada
perdida caminante
sin destino ni morada
ilusa alma perdida
rescoldo de la nada.

Un lienzo sin valor y sin sentido
echado en un rincón a merced del olvido
que el tiempo en su pasar debe haberlo destruido
ni cenizas quedaran de tu engaño mal fingido.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
1
2comentarios 15 lecturas versolibre karma: 20

Partió presurosa

Palpo el frío incesante de la ausencia
cercanos glaciares que turban la calma
silenciosa sombra que se escurre en el alma
en cancelas sin luz a vagar me sentencia.

Persigo tu voz, tus huellas no encuentro
tus pasos presiento son signos perdidos
anunciado destierro en la nada, en su centro
donde moran ocultos los vientos de olvido.

Trastorna mi sueño no verte cercana
la noche es cadalso de oscuro tormento
cerrojo de angustias, saucedal de lamentos
sombra confusa que se esfuma lejana.

Espiral de burbujas me dejan tus ecos
impalpables, volubles son volutas de fuego
furtiva tu sombra a ti me doblego
en mares baldíos lejanos resecos.

No puedo ni debo dejar de soñarte
perderme inconsciente por espesos boscajes
al final del camino retornar el viraje
desandando los pasos sin siquiera rozarte.

Es tiempo regreses, las horas se agotan
mi angustia se alarga y replica dudosa
no creo que vuelva partió presurosa
andando en la noche entre vientos que azotan.



Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
1
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 20

¿Que has creído? (Soneto)

Colmada de desdén lo has pretendido
que sea cual fantoche en tus antojos
la roca que golpeas con enojos
el polvo de tu orgullo sacudido.

Ceñida a tu arrogancia...¿Que has creído ?
que puedes maltratarme cual despojos
echado con desprecio a los abrojos
pensando que a tus pies me habré rendido,

contempla en mi la luz de erguida flama
con digna voluntad de ti me alejo
la flor de mis sentidos lo reclama

marcharme sin retorno nada dejo,
y mi alma de cristal de luz se inflama
de estelas argentadas su reflejo.
leer más   
19
6comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 92

Rosas sangrantes

Era la hora de la existencia, hora de la víbora oculta
hora de emerger las culpas, hora de la permanencia
era vital consecuencia, razón y causa del todo
sumergido hondo en el lodo, ocultando las apariencias.

Era un rasgo perdido, era una seña de olvido
era un grito anhelante, entre rosas sangrantes
incierta certeza desnuda, verdad en la cuesta escarpada
cimera y falsa mentira, espejo que al alma acíbara.

Era perenne nieve del tiempo, espacio y lugar sagrado
era el eco callado, silencio de voz sin aliento
rostro de gesto anunciado, presagio de acierto fallido
camino de rumbo perdido, sendero de paso extraviado.

Era leño ardido y quemado, era sombra de talle alargado
era predica al vacio caída, era abierta y húmeda herida
era fuego de grana encendido, huella latente perdida
verbo y palabra en hilachas, fosa de sueños y olvido.

Era un lejano horizonte, noche de insomnes desvelos
ocaso de sol poniente, reflejos del desconsuelo
pasos de un caminante, rumores de un aluvión
penares de un corazón latiendo entre rosas sangrantes.




Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
8
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 84

Renuncia

Si mi voz no te pronuncia
no es culpable de callarse
a nombrarte hace renuncia
y en la ausencia refugiarse,
pues distante entre las brumas
no es posible que le alcances
y disuelta en las espumas
no volver más a nombrarte.

Triste aquel pobre cautivo
que no puede en si alejarse
ni consigue con olvido
de las penas apartarse,
es sombra flébil que vaga
breve espacio la encarcela
es humo que se propaga
como disipada estela.

No es virtud que el alma viva
en entero sufrimiento
siendo así al querer esquiva
apegada al cruel tormento,
sus sentires son hilachas
marchitadas esperanzas
cual distorsionadas fachas
obsesivas falsas danzas.

La torpeza las envuelve
con su manto de inconsciencia
queriendo escaparse vuelve
al espacio de la ausencia
y hundida en marjales llora
su muy injusta penitencia
pues traicionada así implora
a otro querer residencia.

Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
15
6comentarios 53 lecturas versoclasico karma: 92

Rico caballero

Seria por una doncella
que perdió su gran fortuna
y sus monedas una a una
su talego fue vaciando.
Y al ir ninguna quedando
ya muy cerca a la pobreza
dando cuenta a su torpeza
a una piedra está llorando.

Sigo estando en la porfía
descifrando este dilema
resolveré este problema
de dudosa procedencia
acudiré en mi sapiencia
a estos raros menesteres
sospecho eran más mujeres
me lo dice la experiencia.

Me parece cosa rara
que siendo tanta riqueza
lo alcanzara la pobreza
en un breve periquete
pues soltando el torniquete
complaciendo a la doncella
lo gastara todo en ella
tendría que ser zoquete.

Develando este misterio
quedo claro aquel asunto
pues ese rico presunto
tres amores mantenía
con la prima y con la tía
aparte de la doncella
calmadas y sin querella
birlaron lo que tenía .
leer más   
9
6comentarios 73 lecturas versolibre karma: 89

Decías

En amarillentas hojas,
y
raídos recuerdos
de un escondido diario,
cómplice leal de tu infortunio
en íntima confesión
escritas en desveladas palabras
decías,
que en olvidado rincón
atadas
con cintas invisibles de la espera
empapadas en lagrimas del desvelo
permanecen amontonadas
las osamentas del recuerdo.
Que,
en la enredada urdiembre del tiempo
se deshacen herrumbrosas
las ilusas promesas.

Decías,
que
en el campo sombrío de la desilusión
yacen engañadas,
las alondras de la inocencia,
cuando
en moribundos trances,
burladas en su candidez
murieron
en las oscuras orillas de la tristeza.

Decías,
que
en la entrega plena de tus sentidos
en penosa soledad quedaste,
ausente de alegrías,
fragmentada,
deshecha,
irrecuperable sombra,
incredente alma lacerada
en larvaria ilusión detenida,
extinta flama
cercada de desconsuelo.
Y..,
una tarde de otoño,
cuando los arboles
se
despojan de sus ropajes,
sobre
sepias hojas,
desapareciste desvanecida,
en tu luz,
envuelta
en el ensueño de tu tristeza.

MALCO
leer más   
2
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 39

Prometeo encadenado

El mundo todo está listo
pero falta así sería
hacer con sabiduría
y saldar este imprevisto.
Un ser que no sea arisco
capaz de odiar y de amar
de perdonar y olvidar
que con piedad y concordia
posea misericordia
al juzgar y castigar.

Un ser que a los dioses tema
y les rinda siempre culto
sin que nada sea oculto
siendo grave este dilema.
Resolviendo este problema
toma el barro Prometeo
y teniendo asi el deseo
con sus lágrimas lo amasa
y Atenea haciendo basa
interviene dando alteo.

Toma del néctar divino
y descendiendo a este mundo
Prometeo está iracundo
inconforme no previno.
Que el barro sin un destino
era tierra de simpleza
tal cual vacía cabeza
sin dar vida a las criaturas
eran muertas sus hechuras
sin clara luz ni pureza

Atenea a las criaturas
ya estando plenas de vida
con premura les convida
a librarse de ataduras.
Y dejar de ser impuras
dando a sorber unas gotas
que misteriosas e ignotas
les dará alma como hombres
y tendrán sus propios nombres
siendo sus quietudes rotas.

Cuenta la leyenda griega
en sus míticos afanes
que primeros los titanes
iniciaron la refriega.
Sobre Cronos se delega
a Caelus destronarlo
venciendolo logra echarlo
del Olimpo se apodera
su hijo, Zeus,de igual manera
también pudo derrocarlo.

Emprende Zeus la batalla
tan feroz y tan sangrienta
quizás sea la más cruenta
que sobre el Olimpo estalla.
Y hasta el Universo acalla,
la antigua estirpe vencida
en la derrota sumida
no pudiendolos vencer
pierden asi su poder
y emprenden rápida huída.

Zeus se aclama victorioso
del Olimpo dios supremo
y darle un castigo extremo
al Titán que rencoroso.
Sintiéndose receloso
a los dioses roba el fuego
causando brutal reniego
Prometeo es castigado
y asi estar encadenado
treinta siglos es su priego.

No se escapan los mortales
del Olimpo su castigo
no rinden culto prosigo
creyendo sean iguales.
A los dioses celestiales
dejando los sacrificios
sus poderes son ficticios
les ha llegado su hora
enviada viene Pandora
a castigar sus desquicios.

Más Prometeo es salvado
Hércules bien lo libera
y mata la arpía artera
que el vientre le ha desgarrado.
Prometeo liberado
con Zeus han hecho las paces
son buenos tiempos feraces
el fuego los purifica
el hombre los dignifica
con sacrificios veraces.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
8
4comentarios 69 lecturas versolibre karma: 84

El delito (Ejercicio de humor) (Décimas)

No sabría cual delito
es la causa a mi condena
siendo la mujer ajena
pues por eso no lo admito.
Con coraje yo lo omito
condenado sin un juicio
a sufrir un cruel suplicio
pues por ella sufro y lloro
y el cariño se lo imploro
no tenerla es mi desquicio.

Si de pena se tratara
que condenen al marido
pues el hecho es bien sabido
y escondiéndose la cara.
A la huida se prepara
cuando ve que voy de frente
corre más que un delincuente
descubierto en fechoría
alcanzarlo no podría
ni con un hierro candente.

Quién lo manda a ser malvado
y a la dama el no la atiende
al contrario la reprende
el muy desconsiderado.
Si salir lo han planeado
siempre tarde a casa llega
y comienza la refriega
exigiéndole la cena
y la pobre se envenena
del desplante que le pega.

Es un drama conocido
de maridos sin detalles
refugiándose en las calles
al hogar le dan olvido.
Tantos años sin convido
sus reproches son eternos
es vivir en los infiernos,
mucho menos les dan flores
solo piden sus favores
que bien lucen con sus cuernos.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
5
sin comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 62

Que importa

Que importa,
si se desvanece el muro del tiempo
en las grietas del olvido
y un murmullo oculto tenebra,
rasgando el silencio.

Que importa,
si solo fuiste un presagio en la nada,
un semblante lejano en el antes,
un eco inconcluso en las sombras de la existencia.

Que importa,
si los estrechos caminos acaban en la lejanía del imposible, sin retorno
y un afuera de penumbras oscurece la esperanza
en la brevedad confinada del desvarío.

Que importa,
si hubo una imaginaria vez en el impalpable momento
y al caer la tarde, el horizonte te oculta
y vuelta salitre y cal, disuelta en la arena, renaces al amanecer.

Que importa,
si en grimorios ocultos asomas tu rostro de espuma
y con muda reverencia aromas de espliego mis ansias
e insensible desapareces con la callada promesa apresada.

Que importa,
si tus huellas son solo dispersos versos de lejanía,
papeles ciegos donde se escurre la palabra,
inciertos caminos a ninguna parte.

Que Importa,
si el recuerdo de la primera vez,
es un espejismo que perdura inagotable en el anhelo latente
y en una suave brisa de geranios levita inalcanzable,
en el laberinto del más nunca.

Que importa,
si no son más que indetenibles molinos la ficción de la espera anunciada
la verdad de tu presencia, vaho irredento en los límites
de mis sueños recurrentes.

Que importa,
si tu permanente ausencia ronda mis alargadas sombras,
en acalladas noches de aquietadas soledades
en las lluvias tornasoles de imaginarios momentos.

Que importa,
si la voz que me aturde no es sino el eco de tu incerteza,
la fatal verdad inadmitida,
la fría caricia del vacio.

Que importa,
si en el desasosiego rotundo de insomnes esperanzas,
la calma es voluta de humo
que se pierde tras tus pasos de soledad.

Que importa,
si nunca fuiste...
existes en mi.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
8
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 82

Dos Reyes ( Sonetos )

I

En tiempos cuando armados caballeros
con bríos enfrentados en combates
sus ímpetus resistían los embates
certeros los flanquean los arqueros.

Blandían los blasones los guerreros
bizarros sorteaban los regates
con retos a la muerte sin rescates
su temple con espadas eran fieros.

Temblaban los reinados y noblezas
temían pues al ser amenazados
serían de riquezas despojados

sus tierras perderían con certezas
dejando al perdedor en despoblados,
con riesgo que perdieran las cabezas.

II

Doncellas en momentos fue motivo
de grescas por un rey que ha reclamado
tener de la princesa el desposado
rigor, en su deseo es gesto altivo.

Sintiendo que al honor será lesivo
y pronto su deseo es rechazado
la guerra de inmediato ha declarado
al padre que es un rey que no es cautivo.

enfrentan ambos bandos de soldados
inquietos arengados se enardecen
tambores de la guerra redoblados,

anuncian los infiernos que ensombrecen,
demonios parecieran desatados
las almas por temor desaparecen.

III

Comienza la refriega y con furor
espadas mensajeras de la muerte
blandidas con su filo bien lo advierte
el campo es el imperio del terror.

De grana se ha teñido el campo entero
los cuerpos en montones apilados
los bandos han quedado destrozados
murieron por disputas de un tercero.

Los reyes en el campo se han quedado
la parca y su guadaña no perdonan
realezas con su honor se han terminado

cantares de lamentos ya se entonan,
la dama y su galán se fue a otro lado
que vano ha sido... todos lo pregonan.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
3
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 49

Dos caminos

Siento tu voz trepar incierta
por las cumbres del olvido
arrastrando una sombra yerta
de un querer arrepentido,
es penoso el escarpado ascenso
de un regreso ya vencido
desandar con pasos tensos
los caminos que en el tiempo
ocultos se han perdido.

Siento desgarrados llantos
entre huesos y paredes
semejan trágicos cantos
en adioses que conmueven,
siento venir tus ruegos
vencida tu altivez
caminar entre tus fuegos
con tu blanca palidez.

Traes a cuestas la esperanza
en hilachas convertida
de trenzada incertidumbre
que en el alma va vertida,
y en mis prados florecidos
alejado de rencores
donde hubo odio, nacen flores
y sus aromas esparcidos.

Dos caminos separados, en la senda del destino
uno va por pedregales, entre cierzos y entre espinos
es camino que recorren los de sentir dañino
los que clavan sus arpones de mentiras y de inquino.
En las grietas del engaño al acecho escondidos
silenciosos van reptando esperando algún descuido
y con fríos sentimientos dejan sueños destruidos
y entre lodos y zarzales los avientan al olvido.

En esa encrucijada de inciertos destinos
por sendas arboladas veras otro camino
recorrelo despacio,con pasos tendidos
marcando tu regreso con rostro arrepentido,
y en la inquieta espera, de atormentados tiempos
se fueron los lamentos de tu amor perdido
y con claro presagio mi alma presume
que haremos morada en un nidal de nubes.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
2
sin comentarios 14 lecturas versolibre karma: 40