Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Memories I will never find (en colaboración con @Pequenho_Ze @rebktd @AljndroPoetry @adamemiguel y @Verinlechuza)

Como el estribillo de una canción
que has olvidado
me atraviesa el recuerdo
de los días que no fueron.


Es sólo un cerrar y abrir de ojos
el dolor habitual
y llevadero
-que seguro conoces-
de los caminos no recorridos
de las ciudades sin postales
de los abrazos no entregados.

Se queda anclado en la pared
desnuda de palabras
y en ella veo un horizonte hecho cemento
dibujando mi rostro
sin apenas reflejo en la mirada.


Porque eso es nada
la misma memoria yaciendo vacía
detrás de las pupilas y el aullido
casi insoportable
de un perverso silencio que preside
todos los días.

Camino a la sombra de las agujas
del que un día consideré tiempo
y que ahora me muerde en el pecho
y me arranca el recuerdo
de todo
-de todo lo que me dio miedo-
de todo lo que enterré...
mucho antes de vivirlo...


Vagabunda de latidos
y huellas perdidas...
un número menos
cerrando los ojos

y una grieta más
para la que ya no hay tiritas
que tapan la herida
ya solo es la piel

un grito
un suspiro
tatuando un recuerdo
un trazo en papel

un ayer...
-que no fue...-

Traigo mi alforja llena
de los besos que no he dado
de los adioses forzados
de los me gustas
de los te quiero
que nunca pronunció mi boca.

Traigo el alma repleta
-tan insondablemente llena-
del vacío
de tantas ausencias
de tantos planes inconclusos.

Y en la cámara oscura
de un racimo de neuronas
que se quedaron a vivir
en otro siglo
los negativos sin revelar
de todos mis días contigo.

Aún veo las grietas del recuerdo en mis ojos,
no saben vivir sin pensar en los alientos
que se escaparon en el silencio
de un pasado marchito y efímero.


Aún ahí en el precipicio de un principio con final
me agarro fuerte con todo lo que tengo
sonrío junto a las raíces que brotan con cada palabra
que ya vieja ya amó y ama de nuevo
el olvido nunca será un pasado perdido
mientras escriba en vida en el libro de la vida que soy hoy.

Escribo porque ya no sé cantar
sin que el grito de la ausencia
se me escape de repente en mitad
de la canción y la estropee.

Me pasa igual con recordarte.

Me quedo en el intento que lleva
por nombre un delirio
y con esa locura de sueño
invento el planeta perfecto
que te hace tangible
por si ocurre un milagro
y vuelve la voz.


Autores: @Pequenho_Ze @rebktd @AljndroPoetry @MiguelAdame @Verín @osvid

Foto: Memories I will never find (« м Ħ ж », flic.kr/p/fhQ8mc, CC BY-NC-ND 2.0)
leer más   
25
23comentarios 181 lecturas colaboracion karma: 111

Senryu imperfecto

En la manzana,
la hendidura imperfecta
de mis dientes.


Foto: kinojam (CC BY-NC-ND 2.0, flic.kr/p/g66HuQ).
leer más   
16
12comentarios 106 lecturas japonesa karma: 97

En el jardín

¡Ah! Si pudiera perderme en el jardín
y convertirme en estatua
o banco
o libélula
y espiar a los amantes
en su instante de inmortalidad.

Me entretendría en la jacaranda
a contar flores caídas
o espinas
o monedas
y jugaría en el estanque a deslumbrar
a paseantes y mariposas.

Me escondería bajo el magnolio
para nutrirme de hojarasca
o musgo
o pétalos
bebería lluvia
de las tormentas de primavera
y sería brisa
o suspiro
en las noches de verano.

¡Ah! Si pudiera ser jardín
y convertirme
- definitivamente -
en olvido.


Foto: Antonio Marín Segovia (flic.kr/p/os8q8P, CC BY-NC-ND 2.0)
leer más   
26
22comentarios 143 lecturas versolibre karma: 105

Sin título

Maldito viento que hiela las manos
que vacía las entrañas
de la mañana
que apenas deja brotar
lágrimas
de los manantiales.

Maldito viento que abre las heridas
que ahoga el grito
de las despedidas
que no concede siquiera
el consuelo
del silencio.

Yermo de dolor
sin armas ni conjuros
de rabia
sin esperanza alguna
busco en el sol del invierno
un atisbo de camino
un resguardo del viento.
leer más   
20
19comentarios 120 lecturas versolibre karma: 106

¡Ya se acabó el verano!

¡Ya se acabó el verano!
Dicen los viejos que lo dice el viento,
que tras los montes sopla
esta mañana más limpio y más fresco.

Algunas nubes blancas
de la tormenta de ayer son recuerdo,
alivio del agosto,
y aunque los campos siguen polvorientos
-tan seca está la tierra que ya llueve,
ya vuelve el agua al cielo-
verdea el castañar y brillan negras
las moras que bordean los senderos.

En el prado algunos quitameriendas
púrpura han brotado, y a los insectos
los charcos que aún quedan
sirven de improvisado abrevadero.

Ya se acabó el verano;
la virgen y el santo a la iglesia han vuelto,
terminadas las fiestas.

De sus hijos y nietos, ya extranjeros,
se despide la sierra.

¿Marcharon los jóvenes con el viento?

Bajo el manzano de la vieja escuela
no hay ya niños ni juegos,
ni nadie que recoja
las manzanas del suelo.

Quizá un tractor recorra la ladera
del calvario y en la val suene el eco
del grito del pastor;
o tracen los vencejos
aún sus círculos sobre la plaza.

Sin embargo, bien lo saben los viejos,
ya se acabó el verano...
¡ya comienza el silencio!


Foto: Miguel Ángel García (flic.kr/p/zistmM, CC BY 2.0)
leer más   
25
21comentarios 299 lecturas versoclasico karma: 93

Apenas llueve

Apenas llueve
y ya la tierra está
seca de nuevo.
leer más   
23
10comentarios 219 lecturas versolibre karma: 80

De un tiempo azul

Era el tiempo azul
como azules eran las montañas
y tus ojos fríos
como tus manos,
como los largos veranos
y el agua de los ríos.

Era el cielo blanco
como blancas eran las camisas
de mis hermanos,
como el mediodía,
como los encalados
que mis juegos escondían.

Era la noche negra
como negros eran sus cabellos
cuajados de estrellas,
como una roca de granito,
como la luna nueva
y el miedo de un niño.


Foto: Jorge Cancela (flic.kr/p/ozZ5eM, CC BY 2.0)
leer más   
21
13comentarios 256 lecturas versolibre karma: 95

¿Qué sentirá el agua?

¿Qué sentirá el agua
cuando en ella mojo mis pies
y hundo mis dedos
en su fondo de arena?

Levanto un manto de fango
y hojas podridas
en polvo convertidas,
de monedas herrumbrosas
y promesas,
de conchas blanqueadas
y confundidas
con peces o plásticos.

¿Qué sentirá el agua
cuando se mezcle con mi sudor
y flote mi piel muerta
sobre su turbio lecho?

¡Qué curioso anhelo
es querer dejar
en el agua un recuerdo!


Foto: Manel Rives (flic.kr/p/o7Faoe, CC BY 2.0)
leer más   
19
16comentarios 211 lecturas versolibre karma: 81

Poniente

Mensajero de un dios intratable
viento de poniente
vuelve siempre
a sacudir las persianas
a entrar por las rendijas
de la penumbra de mi celda
a dejar un rastro de sangre reseca
en mis sienes
húmedas de sudor y fiebre.

Padre nuestro de la tierra
viento del oeste
credo del sol y de la espiga
vuelve de nuevo
a obrar el milagro de apaciguar las olas
de este mar tempestuoso
a llevarme lejos de esta playa
en un último viaje
convertido en arena y luz
en apenas bruma.


Foto: Jerónimo Palacios (flic.kr/p/akDoJd, CC BY 2.0)
leer más   
22
5comentarios 121 lecturas versolibre karma: 83

Herrerillo capuchino

Salió volando
cuando alcancé la cima,
el herrerillo.


Foto: Paco Gómez (CC BY-SA 2.0, flic.kr/p/iGYbGg)
leer más   
17
5comentarios 215 lecturas versolibre karma: 66

Que el amor se sufre

De la jacaranda
traes el perfume,
mayo morado, y también el recuerdo
de un amor que tuve.

Sus besos, mis sueños,
tus tardes azules,
aquellas tardes en las que aprendí
¡que de amor se sufre!


Foto: 鎮邦 (CC BY-ND 2.0, flic.kr/p/GtX2ZF)
leer más   
17
9comentarios 301 lecturas versoclasico karma: 74

Se hacen tan largas las tardes

Mientras se aleja
definitivamente la música
de mis días

- me lo dice la resonancia
de mi pecho vacío
la certeza insoslayable de unos acordes
que ahora lo sé
no volveré a escuchar -

no me queda sino mirar
desde mi alféizar
el viento de otras victorias
la ropa tendida ondear en las azoteas
y el sol es un astro distante
que se refleja frío en el cristal.

Pasarán cielos sin labios
ni palabras
un jirón de nube
apenas será recuerdo
de esta cicatriz autoinfligida.

Se hacen tan largas las tardes
antes del último invierno.


Foto: Eduard Stefes (flic.kr/p/9nVP18, CC BY-NC 2.0)
leer más   
16
14comentarios 189 lecturas versolibre karma: 68

A la luz de una farola

Anochece
y a la luz de una farola
canta un pájaro.

Foto: Carmen Escobar (CC BY 2.0, flic.kr/p/5njF7b)
leer más   
12
5comentarios 109 lecturas versolibre karma: 77

Salvaremos el mundo

"I still have blood enough to stand
blood enough to keep
staring out the world"


Stina Nordenstam, I'm staring out the world.


Todas las historias de amor
empiezan igual
con un número de teléfono,
café, palabras,
el camino que recorre
su perfume hasta mi bufanda.

La ciudad es bosque y río,
lluvia en el cristal,
farolas empañadas
mientras la tarde se hace noche,
el eco de las montañas,
el viento enredado en los abrigos.

Salvaremos el mundo
aunque nos alcance el invierno,
la fiebre o el sueño.

Un parque en blanco y negro,
columnas entre charcos,
páginas y peatones impasibles
y palabras fluorescentes,
o una sesión de cine vacía, entre semana.

Salvaremos el mundo
aunque olvidemos
nuestros números de teléfono.

Aunque nos mate el invierno.

Salvaremos el mundo.


Foto: Saioa Rodríguez Obieta (flic.kr/p/5YzxD6)
leer más   
20
17comentarios 280 lecturas versolibre karma: 66

Soneto contrarreloj

Solo catorce versos hay que hallar
pero apenas tengo trece minutos
para de este árbol aún doce frutos
(de once sílabas cada uno) tomar.

Alguno de diez se quiere colar,
que la tabla del nueve en institutos
aprendí ¡y repetí! pero estos putos
sonetos son un no parar de contar.

De encima me he quitado los cuartetos
y de repente la rima ha cambiado:
cé-dé-cé, cé-cé-dé… ¡estoy mareado!

¿Pues no eran más fáciles los tercetos?
Por suerte estoy a dos versos de mi hado,
un esfuerzo más y está terminado.

Foto: nutmeg66 (flic.kr/p/xm7uy).
leer más   
17
12comentarios 239 lecturas versoclasico karma: 59

Otra velocidad

Otros sueños tú tenías:
viajar por otras miradas,
ciudades y madrugadas
de latitudes más frías.
Otra velocidad, decías.

Con besos, yo lo negaba.
En el fondo me encantaba
tu prisa por hacer todo,
allí y ahora, y el modo
en que tu piel me quemaba.

En septiembre me dejaste
con rapidez y elegancia,
y tu justa equidistancia
dio con mi rencor al traste.
¡Qué más da si me engañaste!

Mas cuando pienso, eso sí,
en tus labios carmesí,
seguimos, por un segundo,
tú con tus ganas de mundo,
yo con mis ganas de ti.


Foto: Chiara Cremaschi (flic.kr/p/8xXPoi).
leer más   
27
24comentarios 328 lecturas versoclasico karma: 61

Postcard (XII/03)

Antes de venir no te imaginaba así.

Antes de venir imaginaba
el vuelo de las águilas
sobre tus prepotentes iglesias.

Antes de venir esperaba
tus sucios monumentos
y la humedad de tus fuentes,
y también el eterno retorno del tráfico
a través de tus puertas.

Pero no sabía que me mirarías
tan diferentemente,
y tampoco que me hablarías
tanto, en tantas lenguas.

Y ahora eres demasiado bella.

Demasiado bella para esconderte
detrás de tu rostro colorido,
turístico e inmigrante,
popular y cinematográfico.

Demasiado bella para que pueda
esconderme de tu mirada
turbia y miope,
nublada e internacional.

Foto: Daniele Testa (flic.kr/p/4rCX55).
leer más   
18
6comentarios 159 lecturas versolibre karma: 46

Cómo no van a aullar nuestras fieras

¿Cómo puedo mantener en secreto
la sed que me provoca la sal tierna,
el almizcle, el ámbar de tu entrepierna,
si tu jadeo es mi único alfabeto?

¿Cómo voy a pretender que te someto
cuando mi lengua tu vientre gobierna,
si soy yo, entregado, quien se prosterna
y ofrenda en tu altar un orgasmo quieto?

Hasta que, tensado tu arco, prefieras
que te empuñe mi cuerpo de liberto,
y embista cada una de tus fronteras.

Me entretendré domando tus caderas,
pensando, mientras sobre ti me vierto,
cómo no van a aullar nuestras fieras.
leer más   
18
13comentarios 341 lecturas versoclasico karma: 45

Aparcamiento

Aparcamiento.
Las hormigas se afanan
sobre un condón.

Foto: Andrés Nieto Porras (flic.kr/p/9DA18n)
leer más   
10
3comentarios 142 lecturas versolibre karma: 48

Soleariyas de Año Nuevo

Se van yendo, yendo
los días, los años, y juntos vamos
recuerdos tejiendo.

Pero ya brindamos...
¡Salud! Que el diecisiete está viniendo
y juntos estamos.
leer más   
16
6comentarios 227 lecturas versoclasico karma: 29