Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Claro de luna

Allí donde comienza la hojarasca,
en la espesura de los altos pinos
hallamos un refugio
para darle al amor un boato íntimo.

Allá en los estertores del verano
hallamos el resquicio
que ocultaba el ardor de nuestros besos
en un claro de luna conocido.

Allí es donde tu cuerpo me entregaste,
atávico rubor de los sentidos,
el tierno tapiz terso y delicado,
tu virgo y su escondrijo.

Allí acaricié el bronce de tu piel,
tus pechos redonditos,
allí la exaltación se hizo deseo,
y el placer en el claro, fue infinito.
17
14comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 95

El beso

En la dulce comisura
de tus labios, en su brillo,
en el tenue bordadillo
de tu boca de locura
se consuma mi aventura.
Es allí donde reposo
en un trance lujurioso,
en un roce delirante
la caricia más galante
de mi labio tembloroso.

Que te mima con mesura,
derritiendo con dulzura,
en un lance muy sencillo
ese tibio azucarillo
que es tu lengua tan impura.
Pudoroso, venenoso,
es el tacto indecoroso
que le ofrezco en un instante
al rubí de tu semblante,
es mi beso más hermoso.
19
12comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 98

Kilómetro 21

Km 1. Levanta la mañana
con nubes vacilantes,
el ánimo intranquilo,
las venas palpitantes.

Km 2. Comienza tu ritual,
repites la liturgia
de los preparativos
antes de un nuevo reto.

Km 3. Lo has hecho tantas veces
y el nervio permanece
en el impás eterno
que aguarda la salida.

Km 4. Y con el cañonazo
terminas con la espera,
las piernas aceleran,
empieza la carrera.

Km 5. La multitud avanza,
con ella el optimismo,
la meta está muy cerca
‘solo’ a miles de metros.

Km 6. Regulas la cadencia,
discrepas con tu cuerpo
que pide ritmo alegre
obviando el largo trecho.

Km 7. Controlas cada tiempo
según está previsto
y pasan los kilómetros
ni rápido ni lento.

Km 8. Disfrutas la carrera,
los vítores y palmas,
las manos extendidas
de bulliciosos niños.

Km 9. Y es en aquellos gritos
donde extraes la fuerza
para que las subidas
se empinen cuesta abajo.

Km 10. La mente también juega,
impulsa el pensamiento
para que el recorrido
se haga más llevadero.

Km 11. Ya llevas la mitad
y aún estás entero,
o solo es la creencia
para engañar al cuerpo.

Km 12. Son tantas las carreras
que hay caras conocidas,
y los que van al lado
de pronto ya son íntimos.

Km 13. Esperas la bajada
y llegan los repechos,
y piensas de repente
qué duro se hace esto.

Km 14. Kilómetro catorce,
de lejos ya divisas
el avituallamiento
al reclamar más líquido.

Km 15. Y entre la colorida
e ingente muchedumbre
hay miles de vivencias
que esculpen tus pupilas.

Km 16. Éste por sus abuelos,
aquella por su amiga,
quien tras la enfermedad
hoy lucha por la vida.

Km 17. Y como en esas vidas,
un giro en el camino,
el viento aleja el gozo
y trae el sufrimiento.

Km 18. No olvidas el dolor,
más gozas del aplauso,
aprietas la mordida,
te agarras al asfalto.

Km 19. Vueltas a la cabeza,
sabes que la agonía
se debe en todo caso
al poco entrenamiento.

Km 20. Uf, cartel del veintiuno,
apenas unos metros
para que la sonrisa
regrese pronta al gesto.

Km 21. Y al traspasar la meta
solo hay satisfacción
porque a pesar de todo
cumpliste tu objetivo.
14
10comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 102

Con el corazón...

“Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando”
(Rabindranath Tagore)


Quizás será otra boca,
puede que más sensata,
la que en la noche turbia te susurre
al oído melódicas palabras.

Tal vez con otros labios
diré lo que pensaba
todas aquellas veces en que a solas,
al soñarte, mi aliento suspiraba.

Posiblemente entonces
la voz en mi garganta
como un lobo le gritará a la luna
los sones que al amor ayer cantaba.

Pero ten por seguro
que la hondura de mi alma
muda, como mi corazón yacente,
aunque muera, no quedará callada.
14
11comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 95

El cielo

"Es mejor mirar al cielo que vivir allí"
(Truman Capote en 'Desayuno con diamantes')


Por las nubes teñido de ceniza
el cielo no se libra de la afrenta,
cegándose la tarde en la plomiza
borrasca despiadada y turbulenta.

Lo observas con mirada asustadiza,
recelas de que el sol torne en sangrienta
la estampa de esa imagen llovediza
del nublado anunciando la tormenta.

Y entonces lo comprendes al instante,
la gloria que hay detrás del proceloso
cielo, del huracán amenazante,

es mejor aguardarla desde el foso...
Lo incierto del Edén es inquietante
por mucho que lo cuenten muy hermoso.
16
10comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 92

Esperanza, no te espero

“El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida”
Federico García Lorca


Esperanza, ¿dónde fuiste?
¿dónde marchó aquel consuelo
que me daba la ilusión
de cumplir todos mis sueños?

Si no hay nada que me alivie,
si no alcanzo mis anhelos,
si la vida me tortura
por un amargo sendero.

¿Qué me queda? Mi futuro
navegando en sufrimiento,
la doliente profecía
brocada de mil lamentos.

Mal augurio son las lágrimas
impregnadas del veneno
del feroz abatimiento
que termina en desaliento.

Y es presagio del dolor,
el terrible sentimiento
de perderte para siempre…
Esperanza…, no te espero.
15
8comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 92

Simplemente desnuda

“La simplicidad es la máxima sofisticación”
Leonardo da Vinci


Sin adornos ni aderezos,
sin que emplastos de pintura
borren la luz de tu cara
o el perfil de tu figura.

Ni siquiera una bombilla,
tan solo un haz de la luna
iluminando tu cuerpo,
dando forma a tu hermosura.

Observarte al natural,
deleitado en la locura
que se aposta en mi mirada
por verte solo desnuda.
18
10comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 110

Existencia

"Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar, que es el morir"
Jorge Manrique


Agua clara adornada sin matices
por los juncos que bordan la ribera
con el verde de tallos y raíces

que llevan la corriente prisionera
a un destino ulterior desconocido,
a ese océano inmenso que la espera.

Y queda el manantial en el olvido,
su origen y las ramblas caudalosas,
aquello que en su vida dio sentido.

La existencia son veredas sinuosas,
exigua alegría, muchas tristezas,
son meandros y trampas dolorosas
buscando el mar de la fe o las certezas.
17
8comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 91

¡Guapa!

¿Si era guapa?

A su paso los narcisos
que le osaron seducir
se ocultaban indecisos
por no poder competir
con el aura y sutileza
que desprende su belleza.


¿Si era bella?

Las perlas y los diamantes
en su cuerpo se apagaban,
y las joyas irradiantes
que en otras pieles brillaban
tornaban en noche oscura
al contemplar su hermosura.


¿Si era hermosa?

Todo en ella era beldad,
como Venus o Afrodita,
era la divinidad
de una ninfa que me quita
el aire cuando respiro,
la vida con un suspiro.
20
11comentarios 120 lecturas versoclasico karma: 121

Existen motivos...

"No existen las distancias cuando se tiene un motivo"
Jane Austen


No se escuchan del pífano las notas
pues largo es el sendero del sonido,
más en mí atruena el eco de un latido
al ver de tus ojos caer las gotas.

No se ven ni de lejos las remotas
veredas que me acercan al olvido,
pues si existe un amor que de sentido
qué importa lo que digan dos idiotas.

Lo que importa es que llegue tu fragancia,
la esencia de un amor antes furtivo,
y el trayecto carezca de importancia

si ambos tenemos claro el objetivo.
Lo que importa es que olvides la distancia
si en mis besos encuentras un motivo.
17
12comentarios 121 lecturas versoclasico karma: 91

Bella soledad

"La soledad es muy hermosa, cuando se tiene alguien a quien decírselo"
Gustavo Adolfo Bécquer


Lo dijo una estrella errante
que vagaba por el cielo
con la sola compañía
de la noche de los tiempos.

Lo dijo una margarita
perdida entre mil enebros
en el paraje baldío
de un otero seco y yermo.

Lo dijo un triste ermitaño
que habitaba un alto cerro,
que se había enamorado
de su mutismo perpetuo.

Lo dijo el único espíritu
desterrado a un cementerio:
-Soledad bella y callada,
amante fiel de los muertos.

Lo dijo un beduino arcano,
nómada por el desierto,
hablando consigo mismo
cuando perdió su camello.

Lo dijo un grito al vacío,
ni rebatido por ecos,
contestando aquellas voces
que le consumen por dentro.

¡Que era hermosa!, tan hermosa
como un crepúsculo a fuego,
y que si nadie lo cuenta
solo lo sabrá el silencio.
15
7comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 104

Fue al segundo suspiro...

“Fue cuando comprobé que murallas se quiebran con suspiros y que hay puertas al mar que se abren con palabras”
Rafael Alberti


Fue al calor de un agosto,
cuando en la noche brillante, al sereno,
tu corazón dormido
tímido empezó a palpitar de nuevo.

Fue un suspiro profundo
el que quebró poderoso los hierros
que te ataban tenaces
al yugo del temor y del recelo.

Fue la dulce palabra,
que se hospedaba en mi labio sincero,
la que asaltó la fosa
con que habías protegido tu cuerpo.

Fue al refugio de sombras,
que guardaron cómplices el secreto,
cuando accedí a la torre
en la que ocultabas tus sentimientos.

Quedó de par en par
la pasión que te abrasaba por dentro,
y tu boca anhelante
rendida me consintió un primer beso.

Un segundo suspiro,
del amor que nos quemaba por dentro,
rasgó el cendal de tu alma
y se me abrieron las puertas del cielo.
23
13comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 114

Sueños reales

En la oscuridad, las cosas que nos rodean no parecen más reales que los sueños.
Murasaki Shikibu


En noche cerrada,
envuelto entre sombras,
un mundo irreal
gozoso me asola.

Cubierto por sábanas
de seda que arropan
la falsa quimera
de vida pomposa.

Letal espejismo
de ilusiones ópticas,
objetos oscuros
y pesadas losas.

Y en esos delirios
se apagan las rosas,
se extinguen los lirios,
se secan las hojas.

A veces creemos
que las luces orlan
los sueños reales,
la existencia utópica.

Y son pesadillas
por pensar que cosas
que apenas ni vemos
perduran hermosas.
18
10comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 97

Tentación

"La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella"
Oscar Wilde


Tentado por probar
el néctar delicioso
de la dulce saliva
que brota de tus labios.

Que la provocación
del tórrido suspiro
que emerge de tu boca
excite mis oídos.

Tentado por sentir
el fuego de tu cuerpo
ardiendo junto al mío,
quemándome la piel.

Que el tropical verano,
eterno de tus ojos,
inflame los sentidos
en pálpito divino.

Tentado porque el tacto
de tus sutiles yemas
me colme de caricias
en un roce continuo.

Y que me desafíes
con tu sensual figura
en un trance lascivo
que avive en mí el deseo.

Tentado por hollar
la cima de tus pechos,
la tibia calidez
que fluye de tu sexo.

Que tus fogosos besos,
incluso clandestinos,
afloren el estímulo
de ambicionar probarlos.

Tentado por anhelos,
por ansias de pasión,
a ritmo desbocado
latiendo el corazón.

Y conseguir al fin
que huya del pensamiento
la tentación atroz
de este perpetuo reto.
22
15comentarios 124 lecturas versoclasico karma: 90

Inhalar poesía

Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.
Jean Cocteau


Necesaria, imprescindible
en el rumbo de mis días,
en esa ruta invisible
de sueños y fantasía.

Inmortal, inmarcesible
como eterna melodía
de aquel eco imperceptible
de las notas de una orgía.

Deliciosa, apetecible,
el orgasmo que sentía
de una forma imprevisible
en los versos que escribía.

La sensación apacible
de una dulce sinfonía
que al faltarme es la terrible
y mortal melancolía.

La pasión ineludible,
la feliz algarabía
que siente un alma sensible
inhalando poesía.
18
15comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 109

Movilización

Quienes no se mueven no notan sus cadenas.
Rosa Luxemburgo


Estás ahí, quieto, inmóvil,
amarrado a tus miserias,
cautivo de tu inacción
y preso de tus lamentos.

En tu feliz atalaya
observas cada injusticia
de un mundo que vaga errante
sin norte y sin esperanza.

Te haces cruces y te quejas,
no entiendes la sinrazón
de las nefastas noticias
que copan los noticiarios.

Violaciones y desahucios,
cien muertos más en pateras,
otro atentado fanático
por religión o por género.

¡Qué locura, no hay derecho!
Desde el sofá de tu casa,
sin mover una pestaña,
reivindicas soluciones.

No sabes que la mayor
opresión en esta vida
es mirar para otro lado
con desidia y por pereza.
14
8comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 106

Bailan las palabras

La danza es un poema del que cada movimiento es una palabra.
Mata Hari


Se deslizan al compás
las palabras en la pluma,
cada rima con su nota
y la danza con la música.

Cadencioso bamboleo
de vaivenes oscilantes
entre ritmos armoniosos
y expresiones rimbombantes.

Y los versos de la boca
en vibrante melodía
en un baile con astucia
destilan su poesía.

Son poemas ondulantes
que se mueven delicados,
con ligera levedad
y que fluyen levitando.

Sinfonía de vocablos
que sutiles se cimbrean
al son de un tango sensual
o de una lambada eterna.
14
8comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 93

Se busca

No sabía dónde anunciarlo,
si en los anuncios por palabras de un diario
o con unas octavillas por el barrio.

Me decidí por un letrero
que me cubre el corazón
bordeando sus molduras
con ribetes de ilusión,
que se erige en pregonero
anunciando mi locura,
que tenía esta inscripción...

Se busca:

“Una historia de pasión,
un camino de emociones
que transite la vereda
del amor.
que me deleite la vista,
que pernocte entre las sábanas de seda
de una gran funambulista
que no tema ni los riesgos ni el exceso.

Lo que busco es ese beso
que se oculta tras la luna,
el peligro y la aventura,
mil caricias, más ternura,
el ardor de una epopeya,
eso es, la busco a...ella.

Busco a esa que me acepte la propuesta
indecente y deshonesta
de una dulce travesura,
que me baile una bachata
y me roce sutilmente,
que me mire fijamente
con el celo de una gata.

Que me coma con los ojos,
se desnude sin rubor,
y huyendo de los miedos
se atiborre de valor
y del amor haga una fiesta...”

Si eres tú, "porfa", contesta...
24
13comentarios 188 lecturas versolibre karma: 88

Un fantasma

Es más difícil matar un fantasma que una realidad
Virginia Woolf


A la imagen borrosa de un espectro
disparé mi revolver de ocho balas,
y el plomo y la metralla
me temo se incrustaron en la nada.

Al nebuloso espíritu
del desamor y el odio, que vagaba
por los riscos del pensamiento atroz,
le incrusté enojado un puñal de plata.

Desesperado en busca de su muerte,
al corazón la estaca,
colérico clavé con agudeza
entre voces y gritos de las ánimas.

Y a la visión fugaz de un alma errante,
con el áspero filo de mi espada,
cediendo a la piedad,
le seccioné las venas con gran saña.

Ni enterrado se borra de mi mente,
ni esgrimiendo cada una de mis armas
fenece su presencia,
me persigue en mi vida su fantasma.
23
13comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 105

Cuentan...

Cuentan que fue en una noche
de brillos y gatos pardos,
como sus ojos felinos,
ardientes e interesados.

Ella fue quien se acercó
a mí, que estaba borracho
en una barra de bar
de otro pueblo no lejano.

Cuentan que al salir de allí
fue el momento de besarnos,
cuando el rumor de la música
era un murmullo apagado.

Cuentan que con el calor
de esa noche de verano
y los roces y caricias
ambos nos fuimos quemando.

Cuentan que una luz de luna
en el cosmos estrellado
perfilaba los contornos
de dos cuerpos despojados
de la ropa y la prudencia,
acostados en el campo,
exhaustos y sudorosos
amándose sin reparo.

Cuentan que la luz del alba
vio una figura de infarto
la de aquella chica anónima
que gemía entre mis brazos.

Nos vimos una vez más,
en la platea de un teatro,
ella en patio de butacas,
yo subido al escenario.

Cuentan que ella me miraba,
yo, que miraba a otro lado,
y que al girarme de nuevo
los ojos no se encontraron.

Cuando terminó la escena
todo lo había olvidado,
y el recuerdo de esa noche
lo cuentan hoy otros bardos.
20
17comentarios 110 lecturas versoclasico karma: 105