Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Soledad por qué te has ido?

Celada y oculta en mi pensamiento,
Más allá de este universo finito,
Las olas marinas braman su aliento, 
Van con el viento de tiempos marchito.

Soledad, ven, dime, por qué te has ido?
Confidente de mi Alma perdída,
En este laberinto absurdo y ardido,
la luna de aureolas me baída.

Faro de luces y plumas brllante,
Los grandes tumultos me sobrecogen,
Ansió tú miel guardada en el estante

Viajar con gala y pase de cortesía,
Excitar las desplomadas angustias,
En el templo de artemisa efesia.

Soneto polimétrico
leer más   
10
1comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 141

Quiero volver a pisar el peligro

Quiero volver a pisar el peligro
que alborota mis miedos
es un grito de ayuda
es un salto al vacío
donde se esconden…
mis penas
donde amanezco perdido
en este cielo,
en este infierno.

Voy tras tu mundo de sirena antigua
persiguiendo tu imagen coronada con rosas
guardada en mi libreta de apuntes,
en los éxodos de venas partidas,
lavas y aliento migratorio.

palidece el Alma
y tú en la distancia
me calmas
con tus diálogos y ecos sonoros.

Con tú dulce voz baída
con las aromas de campo silvestres
esencias dulces y frutos secos
de las inmensas serranías porteñas
de tú frondoso pelo dorado.

Mi musa jilguera en su hábitat 
la noté mirándose
en el rostro de un lucero;
sus ojos verdes esmeraldas
preciosas piedras de mi acantilado azul
y sus labios carmesí,
tan provocativos y dulce de besar.

Mi princesa del templo de Artemisa.
se ha mantenido serena y calma
sentada en las rocas y balaustres azules
de un mar apacible
en olas susurrantes.

Oh, mujer de blanco rostro
de tú alineado y descubierto cuerpo
remoza un enjambre de estrellas,
que en estado arcaico y puro
trasbordan mi calma y aliento
que despide suaves olores.

Y en su arquitectónico rostro
yace una sonrisa que impulsa las olas
del infausto mar
que nos separa.

Oh, dulce colibrí
vuela tan alto como puedas
y has que las nubes descarguen sus diluvios
sobre su cálida piel
y perlada sonrisa.

Las huellas se quedan sin memoria
el bosque perpetuo resuella
es tú aliento de reina y señora
de los grandes abedules y cedros
camina descalza sobre la hierba,
en este solsticio de invierno
aparecen las hadas

y abren el ventanal de los sueños.
leer más   
13
9comentarios 56 lecturas versolibre karma: 125

Son poco los otoños...

Oye, Clementina
Son poco los otoños

« Ya es primavera »

Sol y luna arando
Las celliscas de octubre.

Las estrellas,
Aún titilan
En la bóveda celeste

Y el mar resonando.



www.youtube.com/watch?v=qEXhPSEdBAE
leer más   
19
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 128

Los sueños azules

Los sueños azules
azules las estrellas
las estrellas marinas
el mar y sus colores
hipocampos
la luna en plenilunio
pintura al óleo
antiguedades
aromas fugaces
triangulos y escalas
fragmentos rotos
quimeras y galaxias
girando en hervor
viajero sin puerto seguro
por insolitos rumbos
mascaras ocultas

la cotidianidad.

En qué dimensión están los sueños?

a nivel sub consiente quizás,
o en el mundo astral.

Los sueños están donde deben estar
recluidos en la capa cuántica

de la existencia del Alma inmortal.
leer más   
16
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 120

Solitario...

El sol de verano arremete con más fuerza,
bajo un carrusel de sonrisas y sinfonía,
un hilo de vida se quema en mi frágil agonía,
y sacude a mi Alma donde más le destuerza.

Camino por las praderas del olvido,
un solitario que pierde el estribo y se disloca,
cuando perfora las gárgolas de roca,
en las compuertas del sol desprevenido.

Con cigarros de la marcas que no circulan,
puedo calentar mí último bastión de vida,
los pies duelen, las piedras se confabulan.

Marcho con notas de música repulsiva,
me acompaña un soplo gris y olvidado.

A ella la llaman soledad y se la pasa pensativa.

Soneto polimétrico
www.youtube.com/watch?v=otYcLAJmAEM
leer más   
20
4comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 124

Los celos...

Qué clase de sentimiento, yo siento,
no me explico, la razón de esta dualidad 
si recuerdo es porque no te miento,
cundo te pienso me viene la incredulidad.

Los celos nacen del egoísmo puro,
hay celos que matan, hay celos que hieren,
la humanidad lleva años viendo ese perjuro,
los celosos buscan la escena e infieren.

</i>Los celos y la noche inventan su historia,
arman su teatro e inventan mil guiones,
lo sucedido al pobre Otelo, fue causa notoria,
que por celos mató a Desdémona, casa de leones
.

Cuando te despedí en el parque, me angustiaste,
te sentí como en otra galaxia, muy distante.

Soneto polimétrico


leer más   
18
8comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 115

Poema dedicado a Clementina @Cleme_Eternamente en su cumpleaño « 19 de Octubre »

Arica, ciudad portuaria
del Chile austral
de ahí es oriunda
Clementina Bravo
nuestra poetisa que hoy está
de cumpleaños.
¡ Aplausos !
¡ Aplausos !
¡ Aplausos !

La jovial Clementina
de refulgente rostro 
de ojos color café
de cabellos negro intenso
carismática
de espíritu noble
amiga incondicional
y una profesional de la docencia
integral para niños,
con carencias familiares,
tarea que no es fácil,
pero ella lo hace con esmero
y vocación.

Clementina cumple años
y entre mis presentes
están dos libros virtuales
preñados de lirica
y de azul savia;
henchidos con la mejor poesía
de Gabriela Mistral
y de Violeta Parra,

dos grandes poetisas de Chile
y de América hispana del siglo XX.

En las riveras australes
Clementina contempla
el sol en sus mágicos canales
los barcos que zarpan
las gaviotas que vuelan
los intersticios chaparrones
y el céfiro atardecer,
esplendido pájaro inmortal
que surca los albos mares
y en su astil
lleva tus versos apostillados
que se pierden entre las nubes
cargadas de algodones azules
más allá de las esferas de luz
donde se bifurcan
los ojos planetarios
de este arrogante universo.

Hoy, en tu onomástico
te miro bajo la sombra
de las pedernales rocas
y del vetusto almendro.

En este playón toco la arena
y con mis runas envolventes
lanzadas en la bóveda celeste
las piedras bullen y hablan
y cuentan que tu poesía
y tu vocación por los niños
seguirá como ágil jamelgo
despertando los corazones infantiles
y de miles de chilenos
ansiosos que le relaten
versos, cuentos y prosas.

Clementina felicitaciones
que sigas cumpliendo
muchos años más
son los sinceros deseos
de este servidor y de todos
tus compañeros de poémame.

Desde la distancia
¡oh!, Clementina
desde lejos yo te abrazo
y te apretujo
como lo hace la luna
con las rosas
y las blancas azucenas.

Ya el convite o fiesta
está por comenzar
y la cumpleañera en el centro
del gran salón…dispuesta…
Galanes Chilenos se pelean por bailar
con ella el más dulce vals,
melodía susurrante al oído.

me despido,
y le pido a la luna de octubre
desde este puerto lacustre
que mantenga fresco el aliento peninsular
de Clementina y que fragüe y blinde
su espíritu guerrero

por una noble causa:

pilotar y guiar a miles de niños Chilenos
a encontrar su propia identidad.

A Dios gracias
por todos tus dones.

La amistad es un regalo de Dios.
Sigamos cultivándola.


www.youtube.com/watch?v=CeRwmQXP53Y
www.youtube.com/watch?v=w67-hlaUSIs
leer más   
19
19comentarios 102 lecturas versolibre karma: 128

El Opúsculo vil de la aurora...

En mi vademécum azul guardé,
el Opúsculo vil de la aurora,
el triste cantico, velado implora,
el beso tierno tuyo que olvidé.

Ni un peso duro y céntimo fenicio,
nada tiene sentido por ahora,
buscar pretextos y efugios a esta hora,
¿Cuándo llegará el tiempo del juicio?


Si pienso con pasión, es por ti,
tal vez, si, nunca te lo he sugerido,
soy truhán, relator y empedernido.

y también el cuentista y escribiente,
que viaja por el espacio frecuente,
en búsqueda del último latido.

Soneto polimétrico...

www.youtube.com/watch?v=bILQoikzFZo

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
10/05/2015
leer más   
15
6comentarios 74 lecturas versoclasico karma: 129

El camino de Santiago, el inmigrante

Santiago, después de pernoctar la noche en la ciudad Venezolana de Santa Elena de Uairén, Estado Bolívar, región que se ubica a casi 29,2 kilómetros de la frontera con Brasil donde se encuentra la ciudad de Pacaraima, y que esta, a su vez, está a 200 kilómetros de Boa Vista, ambas en territorio Brasileño; se levantó con la firme determinación de salir del país e ir en busca de un mejor porvenir, la suerte ya estaba echada. Pasó por una estación de servicio de gasolina y observó con un dejo de resignación una lucha encarnizada de los usuarios por hacerse del preciado combustible.

Un sexagenario señor discutía que los controles impuestos al racionamiento era el responsable de las inmensas filas, y una joven se atrevió a comentar y mirando a su derredor, que el problema de la gasolina en el país se debe al contrabando indiscriminado y que la guardia nacional permitía, por estar incursa en el delito. Y entre otras y más razones, tres patrullas de la guardia nacional llegaron a rauda velocidad y con sus armas de largo alcance y ataviados con sus trajes de escarabajo se encargaron de ordenar la trifulca.

Santiago vio la escena, pero sin asombro, el problema del desabastecimiento de combustible, es algo tan normal y sucede en cualquier parte del país. continuó caminando hasta llegar a los caminos o atajos, ahí le esperaban Jesús y Rafael dos jóvenes profesionales en carrera administrativa, amigos de la infancia, con los que emprenderá un largo camino que los llevará al objetivo primario llegar a la hermosa ciudad Brasileña de Boa Vista como primera gran escala.

Fijaron como hora de salida las 7 de la mañana teniendo como punto de encuentro la inmensa piedra apostada en las afuera de la ciudad, era una granítica y colosal piedra que nadie tenía una explicación veraz de cómo llegó ahí.

Santiago lleva a cuesta la cantimplora gris de la abuela, una mochila en su espaldar con sus papeles de identidad y su grado universitario, un bolso verde con sus pertenencias y tan solo 200 dólares que a duras penas pudo reunir y los cuales tendría que administrarlo bien durante el recorrido, pues los controles de cambio del país hace infructuoso conseguir los billetes verdes de manera fácil, siempre hay que acudir al mercado negro.

Santiago dijo _ Tenemos dos días para llegar a la frontera antes que el sol desaparezca. Y de ahí seguir por las márgenes del río Orinoco.

Rafael con un tono ya cansado contestó _ llegar hasta Brasil, la decisión, compañeros no ha sido fácil, atrás se quedan los recuerdos, los sueños, los amigos, las caras de tristeza; los amores y las fundaciones cargadas de querencias impartidas en el hogar.

Jesús con cierto asombro señaló _ Todo eso importa y nos debe dar fuerza para continuar, tenemos que huir del país, que ya no nos ofrece oportunidades.

Los hermanos Jesús y Rafael llevan como destino final llegar a Arequipa, Perú, ellos manifiestan la facilidad que ofrece el país en legalizar los papeles, y sumado a que ahí los espera un hermano que se adelantó. Mientras Santiago espera alcanzar a Argentina, el país de sus sueños, afecto trasmitido por su abuela.

Santiago, profesional universitario, titulado con honores. Se cargó de ilusiones al graduarse en la universidad de Mérida como Geólogo, padre de dos niños pequeños formado en un núcleo familiar de clase media ya deprimida, educado bajo el calor familiar que ofrece la idiosincrasia andina que hace hincapié en el respeto y la humildad. Santiago vio como sus esperanzas tomaron impulso y se apegó a un programa del gobierno pero quedo totalmente desilusionado al ver como la política hacia estrago dentro de sus filas, y una inflación que destroza el bolsillo del salario real del venezolano, terminó por ensombrecer sus ilusiones.

II

Al fin, después de caminar un considerable trecho consiguieron el camino de asfalto muy transitado por guardias nacionales que merodean la zona en búsqueda de garimpeiros, traficantes de valores, especies, madera y animales, siempre mostrando sus armas de acero y automáticas. Se animaron a seguir antes que el sol dejara su fulgor, y esperando siempre que una persona piadosa les diese un sorpresivo aventón.

El viaje o la travesía la planificaron por casi tres meses siempre reunidos en casa de los hermanos, ahí planificaban, colocaban puntos de referencia para llegar desde Mérida, la ciudad natal, hasta Santa Elena, casi 1748 kilómetros los separan, esta ruta la pueden hacer con moneda local, pero tampoco cuentan con mucho dinero en efectivo, debido al problema del circulante que ha hecho colapsar los bancos nacionales. Contaban los enseres necesarios para subsistir. Como geólogo Santiago es un probo lector de cartografía. Siempre discutían amenamente pero siempre concluían que la mejor decisión era abandonar el país, y no por ser desleal al país donde nacieron que por demás tiene una de las geografías más hermosas del continente y el calor de la gente es espectacular, sino por las condiciones que rayan en pobreza, delincuencia, inflación, poco crecimiento económico, controles políticos etc.

En una noche de intenso conversar Jesús dijo. _ Muchachos de que valen los estudios en el país si con ello no podemos realizar nuestros sueños. Tendrían que pasar muchos años para poder conseguir algo que nuestros padres en otra época y en poco tiempo lograron con su trabajo.

Santiago intervino _ Así es Jesús, veamos la cosa así, cuando en una familia el dinero que entra no supera el gasto necesario para mantenerse, la cosa esta mal y esto es lo que está pasando en el país con las reservas en oro y petróleo más grandes. Jesús un joven Economista, siguió relatando_ Un salario decente y aquí cito a una Economista clásico como David Ricardo debe ser suficiente para cubrir todas las necesidades.

Santiago apuntó, _Si. Educación, recreación, salud, alimentación.

Y Rafael que estaba absorto en la conversación puntualizó antes de que terminara de hablar Santiago_ Y debe alcanzar también para el Ahorro.

Jesús dijo _ahí está el secreto de la superación, el Ahorro, vean, esta variable es igual a Ingreso menos el Gasto. Si tú no puedes ahorrar en condiciones normales entonces no estamos bien, no es que el país este mal, son las políticas gubernamentales que no dan con la solución de los problemas.

Ya casi en víspera del viaje Jesús y Rafael no pudieron obtener su pasaporte, le fue infructuoso conseguirlo, debido a la alta restricción que el organismo hace para entregar tarjetas de identidad. Mientras Santiago, lo tenía vigente. La opción era entonces burlar el puesto fronterizo yendo por los caminos verdes hasta Pacaraima, ciudad Brasileña.

De vuelta al camino se encontraron con la noche y vieron un pequeño recodo y decidieron descansar siempre intercalando las horas de vigilia, son caminos peligrosos, y en esta hora aciaga los bandoleros es lo que más abunda. La naturaleza Amazónica ya en la oscuridad se sumerge en una sinfonía de colores y sonidos, los monos aulladores y los grandes árboles moviendo sus inmensas ramas que dulcemente chocan con el viento, las estrellas volcánicas colgadas en la bóveda celeste hacen de la noche un precioso cuadro de pintura rupestre. La noche pasó tranquila. Y ya cuando el alba despuntaba, los muchachos ya tenían todo preparado para continuar.

Prosiguieron su ruta hasta llegar a una inmensa carretera que los llevaría a Pacaraima y de ahí a Boa Vista, ambos territorios al sur de la frontera con Venezuela. El sol era sofocante y los carros pasaban a la velocidad del sonido, los pies dentro del calzado se comprimían, y la sed era insoportable. Descansaban y seguían caminando. Un conmovedor señor de una camioneta que transportaba forraje para los animales le ofreció el aventón, eso sí en la cajuela, y hasta el terminal de la ciudad brasileña de Boa Vista. Tamaña sorpresa se ahorraron una gran cantidad de kilómetros y dinero. Desde el terminal de Boa Vista los amigos continuarían la ruta hasta Manaos y Porto Velho, Brasil, hasta llegar a Arequipa, Perú. Santiago pasaría un tiempo acompañando a los hermanos antes de proseguir su ruta hasta Argentina…

Santiago desde niño soñaba con atravesar el mar e irse en búsqueda de sus sueños, llegar a una gran metrópoli con sus inmensos vitrales cargados de historia y también recorrer la espesa pradera y juntarse con lugareños a empujar el arado así como lo hacía desde pequeño en su natal Mérida, para ir abriendo surcos por el camino. Su abuela amante al tango siempre le impresionaba con las canciones de arrabal que hacía sonar en su viejo RCA Víctor.

Antes de salir Santiago le dijo a su mama_ No tengo otra salida, es cara o sello, pero el riesgo lo asumo. Ahora comprendo que la vida no es fácil.

Sigue Santiago exponiendo sus razones, mientras su madre se ahoga en llanto, junto con su esposa. Madre_ Trataré de ganarme la voluntad de la gente, puede ser que no sea bien recibido, un extranjero es una carga para los Estados Nacionales. Reconozco que la migración es un flagelo, una dura carga para el país receptor. Me llevo los consejos y principios morales inculcados en el hogar que tanto papá, la abuela y tú me supieron infundir.

La madre lo reconforta y le entrega un escapulario con la virgen del Carmen y una pequeña estatuilla de san Benito y así Santiago se abraza con sus hijos, su esposa y madre, que quedan con una tristeza rasgada y una ausencia que se proyectará por un largo tiempo.

Finalmente Santiago llega a Buenos Aires después de una larga travesía, desde su natal Mérida. En el camino para completar el pasaje o gastos relacionados con el viaje, vendió unas monedas de plata antigua y el anillo en oro que su abuela se los regaló en una noche de titilantes estrellas, teniendo a la alquitrana luna andina de testigo. Ahora tocaba poner de su parte guardarse la nostalgia, tragar grueso, trabajar honradamente y luchar por un mejor porvenir.
leer más   
17
5comentarios 50 lecturas concursobac karma: 125

Cuando vuelvas hacer mía...

Ah, cuando vuelvas hacer mía,
mujer de tierras altas
me convertiré
en timonel
de tus mares árticos
y buscaré
en el mapa mundo
el norte como guía.

Cerneré tus pestañas negras
como suaves hilos
en el retablo
de los impulsos
y corazones rotos
y en la roca pulida
del brumoso amanecer
veremos
al tamizador de sueños
regando
con sus orgasmos
los tallos enanos del jardín.

Con cada beso dado
tu cálida piel
siempre se satisfizo
como mi anhelo,
mis circunstancias
y mis tentaciones.

Y bebimos
de la fuente de los deseos,
ensoñación sutil
el néctar frutal
de nuestros labios.

Pondré en la balanza
un beso a flor de piel
que llegue justo
en el eje meridional
de tu aliento
cándido, candil, fogoso, apasionado y tierno.

www.youtube.com/watch?v=m8oRmxkW2pg
www.youtube.com/watch?v=Znbolvs5BH8
leer más   
14
11comentarios 104 lecturas versolibre karma: 132

En el abismo del inframundo

En el abismo del inframundo
escombros de luceros se revelan
fotografiados
por el prisma de mi mente oculta;
mis pupilas
revientan en vuelo
y acortan la distancia
de tu calzada oscura con la mía.

Me espera,
un triángulos isósceles
armado por las arañas
que acompañan al ciclope de tus sueños.
En este maraña de sucesos
focalizo una idea.

Entiendo
que nada o nadie
supera la velocidad de la luz
y que el infinito
se pierde
en la lontananza.

Lo que no entiendo
como tus ojos
de verde radial
me perforaron
el alma sin piedad.

La gravedad
de newton
no mide esta distancia
que me separa
de tu mar y el mío
no contó
con las islas
amontonadas
en tu cuerpo de olas
taciturnas.

Una guitarra suena
es Gene Moore
tocando
Still Got The Blues 1975.


www.youtube.com/watch?v=4O_YMLDvvnw
leer más   
15
13comentarios 86 lecturas versolibre karma: 129

Poetisa en relieve…Poema corto dedicado a @Carmen

En Tarragona
Poetisa en relieve.

Paso de Roma.

Lux lunae cuestiona
El método y el sistema.

El status quo
Sistema deshonroso

Y retrasado.

Queman y talan bosques
Y al mar tiran sus desechos.

Agoniza el hábitat
De arrecifes de coral

Y banco de peces

Los vetustos arboles
Y aves se desaparecen.

Si, el status quo
El Establishment

Que ya provocó

Un estallido atómico
Cuyo hongo se esparció.

www.youtube.com/watch?v=SQTHB4jM-KQ
leer más   
15
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 117

Tomé el timón como un gran hermano

Tomé el timón
como un gran hermano;
barcos sin destinos
maquinas fuera de este tiempo
aviones de otras galaxias.
Con lágrimas que se desbordan
y palidece
el recuerdo.

Quedé preso
lánguido
y abatido
en los postes eléctricos
enmohecidos.

Una gaviota espera su rebaño
vienen
de lejanas tierras
a mirarse
en el espejo marino.

En la distancia un violín
arde en vértigo
es mi musa ataviada de arpegio
de antiguos tiempos;
de noches oscuras.
Ella me habita
y la noche estalla
en mis pupilas.

mis parpados se cierran
incandescentes
cuando suena el silbato;
los alcatraces
se espantan

avivando la fuga de peces.

www.youtube.com/watch?v=rXNcBy4RvyI

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
Octubre 2018
leer más   
16
3comentarios 52 lecturas versolibre karma: 119

El peso fatal de nuestros pensamientos

Ah, el peso fatal
de nuestros pensamientos
adiós miseria, adiós perdición
__________mira
donde se han quedado
los tiempos y los días.

No quiero soltarte
no quiero
que te escapes
de mis corrientes.

No quiero
que naufragues
en otro aliento...
no quiero
perderme en tu recuerdo.

Aunque tú no lo creas
es fácil engancharse a ti,
tienes magia oscura
clavada en tus ojos.

No abandono el barco
solo he salido a tomar
un poco de aire
y un poco
de humo negro
para calentar
las manos.

Surcadas
manos
que se
engarrotan
en las cuerdas
del barco
que viaja
a la deriva
en caída libre.

Pero en la marea alta
la nave se enrumba
con la química de un cielo azul
y vuelve a tomar las coordenadas
y las matemáticas de sus nudos
de este mar infranqueable

según tú

que lo dibujaste en los anaqueles
de tu tardío tiempo.

www.youtube.com/watch?v=dLAhG51uz-o
www.youtube.com/watch?v=G_1LP3Z6pW4


Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
14/10/2018
leer más   
17
14comentarios 105 lecturas versolibre karma: 144

Lucero errante...

Sigo pensando...
«Tres y siete minutos »

En tu frialdad.

Lucero errante
Abandonas el nido ?

www.youtube.com/watch?v=x90oqr7k9g0



Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
14/10/2018
leer más   
14
1comentarios 75 lecturas versolibre karma: 132

Madrigal...

Madrigal, rásgame la dulce vida
tú piel bronceada de escarcha mora,
pero no! no te quemes en mi ¡ llora,
y bésame con tu boca encendida.

Poesía, la pasión me despierta,
Alcanza la noche para dragarte,
el elixir candor y así ofrendarte,
un rosario de lirios de mi huerta.

Lírica, las auroras se han marchado,
por calles secas con aromas dulces,
llevan en su aliento un pesar marcado.

Dónde el céfiro sur viaja en zancada,
de un mar seráfico que lo recuerda,
como la lluvia se vino en cascada.

www.youtube.com/watch?v=bILQoikzFZo

(Soneto endecasílabo)
leer más   
13
7comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 132

Tiempos invernales...

Tiempos invernales
vibrantes
palpitantes
un Atlas los contempla.

El gélido frio queda
atrapado en las puntas
orbitales de los pinos
silvestres del bosque
virginal plantado.

Junté fuerza y abracé
tú desnuda pelvis
y toqué tus montañas heladas
de amplios valles
y azul turbulenta.

Y te fuiste de repente
en medio
de la pertinaz ventisca
y ya no pude verte
te perdiste como fantasma
antiguo y atravesaste
el blanco bosque
con tu holgazán verde

eras la flor del edén.

Y yo perturbado
en medio
de un ahogo repentino,
supuse que fue un sueño
provocado
por los tiempos invernales.

www.youtube.com/watch?v=Su9z9dddly8

Ramon Perez
@rayperez
Cabimas,
Venezuela
21 mayo de 2016
leer más   
16
7comentarios 83 lecturas versolibre karma: 132

Capitán y timonel…

Como capitán del barco que adoras
y timonel de los rotos ligamentos
voy siguiendo los molinos de vientos
en las aciagas y menguadas horas.

Si pudiera llegar a tu aposento
tus labios y piel de mora amaría
con un mil de cosas batallaría
con el sol en riela viajo contento.

Llevo la guadaña y puñal curtido
sin el mástil no podré sostenerme
y navegar sin rumbo y sin sentido.

El mar caribe ensancha sus marullos
las sirenas vendrán a socorrerme
y las ninfas me envían sus murmullos.


(Soneto endecasílabo)
www.youtube.com/watch?v=xKolfXCeoo4

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela 
13 de octubre 2018
leer más   
16
9comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 127

Silencio…oh, silencio

Silencio…oh, silencio
tenue silencio, mutis
sutil silencio, mudez
exiguo silencio, callada
y leve silencio, elipsis.

Existe en la frontera de mis ojos
con los tuyos y palidece el viento
en las cálices del olvido.

el atardecer se ha ido por rumbos incierto
como Alma en pena vaga por el mundo
y rompe a llorar.

Igual llora el sauce cuando en invierno
sus hojas gravitan esperando el soplo
del universo.

Parecen de cristal
y hacen enormes agujeros
en los ásperos laberintos del suelo.

Así está el Alma mía
cuando leo tus cartas

con sabor a despedida…

www.youtube.com/watch?v=Ly6Rdi9dCXw

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela 
13 de octubre 2018
leer más   
16
7comentarios 80 lecturas versolibre karma: 136

Los anacardos...

Cuando se tuestan
los anacardos,
su aroma se esparce
por toda la gravedad,
exquisito fruto seco
que calma la ira de los dioses.

De su frondoso árbol
nació la estrella fugaz
que se hunde
en el majestuoso océano.

El infinito
conoce tu verde espiga
y el desértico suelo
se enreda en los ojos
de las nereidas.

Anacardos,
semilla que da vida
viaja por la oquedad
y se convierte en hombre.
Pasando
por el útero de Tetis
la deseada, la de los pies
argénteos
la voluptuosa nereida
de los mares,
la ninfa que procreó
junto con Peleo

en una noche boreal
al divino Aquiles.
leer más   
14
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 129