Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Oh, Jesús, dulce gozo. @EnidIsáis y @rayperez

Frente al aparador
sostengo el aliento
entrevero
el sosiego y la calma
en la noche
forrada de estrellas
miles de luceros
se agigantan
en el pedestal
cóncavo del reflejo.

Oh, Jesús, dulce gozo
aroma de pan tierno
fruto del encanto pasquero
divino elixir
canto galileo
sacramental y resucitado
muéstrame tu gloria
permite que entre
en el redil
de tus gozados desvelos.

Como tu principal invitado
llevado a tu mesa
hacia el banquete prometido
de los bienaventurados
que se han dejado seducir.

Oh Jesús, dulce gozo
la gacela del orbe
coronada con espinos
que derramó
preciosa sangre.

Sostengo el corazón
para entregarlo
a tus manos
y lo moldees
a tu divina imagen.

" En estos tiempos
de cuaresma
el Jesús, dulce gozo
no falte en tu mesa
y en tus labios.
Son tiempos
de resurrección"

@rayperez (Venezuela)
@EnidIsáis (México)
Marzo 2019
leer más   
17
15comentarios 97 lecturas colaboracion karma: 110

Y el día llegó...

Y el día llegó...
Oculto...
Bajo el hormigón electrico
la mano macabra
la voraz serpiente roja
de un templón o sacudón
al país sin luz dejó.

Los hospitales,
centros de salud maternos,
las clínicas de diálisis,
los expendios de comidas,
de medicamentos,
las escuelas,
universidades,
el transporte
y los hogares
en un caldero de rabua
impotencia adormecida
y sostenida
los tomó de sorpresa
y la desidia se transformó en caos.
De igual forma
los medios de comunicación
la red on line
también fue consumida
por el apagón.

Y vino el saqueo
negocios devastados
miles de sueños acabados
la propiedad privada...
pisoteada
un toque de queda propisiado
y arruinó todo a su paso.
((El desespero es un arma de doble filo))
Y se Juntó con la delincuencia
vestida de verde y civil
en el carrusel
de las desgracias del país.

Y los gobernantes del mundo
solo miran y escriben discursos
se parece al público
que va a las tardes de toro
a ver caer y agonizar al noble animal.

Mi país...Venezuela...Ya no aguanta más
y yo en lejanas tierras
con la amargura que me acompaña
solo contemplo su destrucción.
Ah y la O.N.U actúa como monigote
o simple espectador
permitiendo con su teoría de la no intromisión
pues, claro...todo eso
favorece al opresor.

Que tristeza para latinoamerica
tener una comisionada DDHH
tan permisiva y complaciente
solo nos toca esperar un milagro.
Quizás del norte pudiera venir
sino...nos preparamos...
a ser la segunda cuba.

Cuando digo del norte
algunos dirán...
Es que los gringos quieren el petróleo
y otras riquezas.
Y yo les contesto desde mi rincón...
¿Es que acaso los Chinos y Rusos que se encuentran en el país
llegaron en busca de mangos, limones y las
pepitas de plata?.

Hasta el sol de hoy
el país...Venezuela sigue a oscuras
se cuentan ya cientos de muertos
y millones en perdidas
gracias a un gran apagón.
Y sintiendo las penurias de vivir
en un total aislamiento
mientras que su opresor
sigue degustando
el mejor caviar rojo.
leer más   
20
21comentarios 134 lecturas prosapoetica karma: 118

Extraño tu boca

Hoy las estrellas de la noche
las cigarras del amanecer
estallan en mi entorno.
Sofocan mis párpados
que se cierran lentamente
intermitentemente
como el canto de los pajaros.

Cuando suena nuestra música
cuando nos encontramos
cuando nos escuchamos
entre el pasado
y el presente imperfecto.

Aquí vamos amor
persiguiendo la lluvia
corriendo hacia la colina
donde se oculta la vigilia
del astro rey.

Aquí vamos amor
con total descaro
pisando el aturdido silencio
extraño tu boca
fuente de oasis y aromas
tu boca de granate y rosas
tu boca melosa.
leer más   
18
16comentarios 89 lecturas versolibre karma: 114

Aquí estoy

Aquí estoy
en el cerro agonizante
donde sofocaste
tu aliento doloroso
donde viste al mundo
desde tu calvario
en su completa maldad.

Tú... cordero inocente
bregador de caminos
montado sobre parábolas
miraste al cielo y suplicaste.

Convencido de tu fe
la certidumbre te acompañó
durante ese suplicio.
La tarde oscureció
y una espesa neblina
lo cubría todo
fueron minutos...
de eterna paciencia.

Tu corazón palpitó,
se sobresaltó
en el carrusel o pedestal del tiempo
con rodillas laceradas,
espinas clavadas en tu rostro
y cerraste tus ojos
cayendo en los brazos
del gran padre,
tornasol brillante.

Hoy te contemplo
mi cristo salvador
encima de tu corcel alado
guiando
el más bello trono de Ángeles
destrozando
el mal esparcido en el mundo.
¡Amén!

@rayperez
Ramón pérez
Ecuador
11/03/2019
leer más   
16
12comentarios 85 lecturas versolibre karma: 107

Sueño con tu embrujo

En el intimar
de nuestros cuerpos
navegantes sin rumbo
que pasan por el portal
de los empastados sueños
una mariposa coquetea
con las estrellas.
Tu silueta errante
la encontré dormida
recostada al lienzo
de los relojes retorcidos
del aciago tiempo.

Sueño con tu embrujo
de caña y miel
como la flor del cafe
manantial divino
que abre cauce
en tiempo de olvido
y en ese intimar
como verbo intransitivo.

La distancia y el mar
se me escapa
en un recodo del camino
y un manojo de bálsamos
se esparcen y avivan
la tentación
en cada amanecer.

@rayperez
Ramón G. Pérez Briceño
Ecuador
08/03/2019
leer más   
17
11comentarios 88 lecturas versolibre karma: 99

Danzando en la hoguera...

Tu cuerpo nervudo
atestado de negros luceros
y tus senos insulares
destilan el dulce nectar
(veneno que deseo probar)
y así quedar yerto
descolgado en tus brazos
Oh, envidio las manos
que han tocado tus islas
perseguidos
por el infausto deseo.

En esta tierra del Ecuador
entre cañaverales y maíz tierno
con olor a mastranto
y barro cocido
danzando en la hoguera
de sus inmensos volcanes
me encuentro hoy.
Masticando el salitre viento
que cruza el Chimborazo,
el Cocotopaxi
y la caldera de agua
Quilotoa.

Pero en esa vorágine
de sayuelas y velos
me consuelo
porque al otro lado
tú me deseas con tu boca
arrimada en la frontera
por donde
los caballos alejandrinos
pastan y jadean
las azules sombras.

Ramón pérez
@rayperez
Ecuador
06/03/2019
leer más   
18
20comentarios 128 lecturas versolibre karma: 99

Tú mi musa, mi Tetis lunar...

Se embriagan las flores del castaño
y las hadas
del bosque perpetuo
rodean
tu abrillantado cuerpo
detrás de las rocas azules
de la inmensa marisma
cargada de algas
y sueños marinos
manoseados por la febril lluvia
acontecida.

Mientras yo caigo en un profundo letargo
en las ariscas aguas
del mar.
Tú mi musa, mí Tetis lunar
rondas la embarcación
que me lleva
a las profundidades del abismo
a un confinamiento seguro
donde tendré que purgar mi condena
consumido en silencioso delirio.

Un resplandor hace juego
con tu boca risueña
mordiendo
las hebras de tu cabello
y en esa sonrisa juguetona
tus dientes blancos
como la nieve
o la caliza piedra
medran mi boca y roen mi alma.

Yo, un habitante del nuevo mundo
descubierto por tus ancestros
aletargado
y anclado en las raices
de un asfixiante preludio
me conformo
con verte tan lejana y díscola
con tu frondosa cabellera dorada
descansando
sobre una alfombra liviana
en medio
de la urbe de cemento
en tu cosmopolita ciudad
de cerezos.

@rayperez
Ramón Pérez B.
Venezuela.
leer más   
21
11comentarios 136 lecturas versolibre karma: 93

Cómo olvidarte mi dulce tiara... @rebktd y @rayperez

Cómo olvidarte mi dulce tiara
si te conozco
desde hace mucho tiempo
en el inmemorial recuerdo
de siglos prestados
ahí estabas
como una virgen guerrera
junto a la aurora
y el seráfico atardecer
columpiándote en mis brazos
blanca princesa
de la castilla vieja.

Cómo no pensarte
si al quitarte el escudo
me vestí de tu aire
y anudado a tu pecho
quedó mi suspiro
derramando el sonido
de un solo latido.

E inolvidable su ruido.

No sé y si...Quizás...
Sea en el vértice de tu armadura
que aún cuelga la palabra
que me encadena a tu recuerdo.

Hoy le estarás ladrando
a la noche estrellada
deseando que yo entre a tu cuarto
y te posea
tal cual lo hizo Peleo
con la más bella de las Nereidas
Tetis (La madre de Aquiles).
Y una brillante lamparilla
se posa en tus sábanas
blancas y húmedas
derramando
tus destellos de selva mora
cándida y rigida
dulce agonía.

Mi princesa castellana
pareces una laguna en reposo
tu cuerpo entero
sé sumerge
mientras yo encadenado
me sujeto
a las bisagras ruinosas
del tiempo.

Hoy una vez más esperaré
que caiga la luna
sobre mis pestañas
y derrame tu noche sobre mis ojos.

Hoy una vez más...
Será tu recuerdo acariciando mis sueños
quien despertará el deseo
que confluye en tus dedos
y galope las tinieblas
devorando cada recoveco
de piel
que dejaste exiliado
en el subterráneo
anhelo de tu imperio.
leer más   
32
31comentarios 337 lecturas colaboracion karma: 270

En el umbral de las adivinanzas y acertijos…

Hoy en el umbral de las adivinanzas
y acertijos
atravesados por telarañas,
focas juguetonas
y cuervos mal hablados
que se apostan en
los marcos descompuestos
de la ventana
se burlan
de mi atrevimiento.

Disfrutan con risa burlesca
cual Sancho Panza
diciéndome
que deje de soñar
que busque otra fuente del deseo
porque la magia de princesas,
dragones y hechiceros
ya fue consumada
en los altares del bosque de Cantabria,
en el bosque Escandinavo
y en las ergástulas o mazmorras
de Damasco.

Yo un iluso y soñador lector
de cuentos caballerescos
les miro de soslayo
y los ahuyento de mi fonda.
Busco la escopeta
detrás de la puerta y alejo
los feos cuervos
que a Poe atormentaron.

Yo seguiré en mi escritorio
pensando en mi hermosa
dama perfumada
con las mejores esencias parisinas
y vistiendo siempre de gala
su forrado cuerpo de esmeralda.
A esta mujer
yo le ofrezco mi armadura
y los encuentros que he sostenido
en mil batallas.
Por ahora sigo escribiendo
sin recibir ninguna carta
de su pluma brillante.

De repente el mundo de la poesía
está adornada por otros cantares
donde ya los juglares
desaparecieron.
leer más   
23
16comentarios 151 lecturas versolibre karma: 216

El turpial de mi tierra

Vuela, vuela y atraviesa el nidal de nubes
canta, canta pajarito soñador
que en la fuente de los almendros
se esconde una preciosa flor.

Vuela el ave cantora con hidalguía y brillo
con tus alas negras de enigmático fulgor
cuerpecito delgado de color amarillo 
viaja por los lindes de la sabana con ardor.

El turpial enamora a su par con tesón
en los esteros y colinas lo han visto segar
y canturriar las cálidas notas con bordón.

El turpial vive solo o en pareja, símbolo nacional
embellece con su canto la campiña y pradera
con su belleza que desvela de alcance territorial.


Nota:

El 23 de mayo de 1958 fue declarada
Ave Nacional de Venezuela,
tras un concurso promovido
por la Sociedad Venezolana de Ciencias.
Lo acompañan como símbolos Nacionales de Venezuela
el Araguaney y la Orquídea

léase este poema en verso clásico escuchando esta bella canción.

www.youtube.com/watch?v=Po7ay5QL_SA
leer más   
21
16comentarios 125 lecturas versoclasico karma: 117

Mi norte sobre tu sur... ( En colaboración con @lidianny )

Ya no eres algo extraño.
Ya nada es extraño entre tú y yo.
Corrí, corrí y corrí,
en medio del cañaveral
bajo un sol Cubano
tocando con mis dedos
la hierba, tus mejillas
tu blusa blanca y el listón de rojo carmesí
por tu sendero imaginario
tras los surcos dejados por tus manos
de tu preciosa cara, sonreír.

Huellas de huellas y huellas
que se pierden en el tiempo
en las noches de auroras blancas
en el lápiz del cielo
en el cuaderno de los vientos
en un profundo eco
que retumban en mi primavera gris
y en los confines de mi azul templo.

Ya no es mañana, ni es hoy
es el mismo tiempo a contracorriente
la misma noche luchando con el día
la misma historia con otro final
y fui a contarte secretos al oído
a cantarte canciones del olvido
a poner mi norte sobre tu sur
me encontré con las alas de tu vuelo
con el verso de tu mar, bañando mis orillas.

Con el horizonte entre las manos
y la fortuna de los desposeídos
te traigo todo lo que soy, todo lo que tengo
ya no es antes, ni después, ni ahora,
ni dentro de un segundo
es justo cuando tu mirada
marca el rumbo.

Fijemos el rumbo que la bitacora
del tiempo indica bajo este cielo cobrizo.
Te he contemplado como la mejor
puesta del sol,
te he mirado como el más diafano destello de luna,
mis besos atados al cordel del mar
y en los repliegues corpóreos de tus labios.
En tu dentadura nívea yace una sonrisa
y en tu aliento frutal, las aromas del tropico
que los vientos Alisios del norte y del sur
en tu zona tórrida hace mucho tiempo
sembraron para mí.

Morena... mi amor es perenne.
Te confieso que vives en mis ojos tristes
y en las baldosas azules del mar.
La distancia hace moler los silencios
isla de tus senos blancos.
Mi amor en tus nevados desvelos descanso,
en la alacena de mis secretos
en mis calcetines negros
y en la nostalgia de un te quiero
escurro el llanto de otro te quiero
y soñé, soñé, morí y morí
que nada soñaba y estaba soñando
y lloraba y nada que lloraba
pues me acordé que el llanto de un niño
se quedó ahogado en los acordes
de tu vihuela…sus cuerdas tensadas
mariposa de color toca
el vuelo triste de este colibrí.

Aún titilas para mí.
leer más   
24
26comentarios 208 lecturas colaboracion karma: 134

Sonríele a la vida

Deja que me trague
tu melancolía
sonríele al viento
y canta la dulce
canción de niña 
acurrucada entre las piernas
y el regazo de tu madre. 

Sonríele al atardecer
las blancas palomas
alzan vuelo.
Seguramente mis cálidas manos
te mecen
en esta noche de invierno.

Sonríeme niña hermosa
soy tu cruz clavada
en tu pecho.
Invernemos
nuestros corazones
bajo el fulgor de la estufa
de tu vaporoso aliento.

No llores niña hermosa
desde la distancia te sueño
y elevo mis plegarias
para que el señor tiempo
te devuelva
mil estrellas, mil lunas
mil soles o sino la galaxia entera.

Sigo aquí mirándote
y me eternizó
al ver tus labios de cerezo
tan pulposos y antiguos
como la llegada
de este invierno.

El arrecife de tu cuerpo
se estremece
así es el frío
cuando se cuela
por una rendija
del oscuro silencio.
Pero sonríele a la vida
el señor Dios
te lo agradece.

22 de diciembre del 2018

Con mucho cariño para
una entrañable amiga.
leer más   
21
13comentarios 86 lecturas versolibre karma: 110

La orquídea de mi tierra

Flor que acaricia mis pasiones de mayo 
Orquídea floresta de color morada
tienes un singular encanto 
y particular proceder de enamorada
mi orquídea solo acepta
los insectos machos que espantan a los guacamayos.

Es una peculiar y preciosa flor
su pétalo mayor tiene forma
de hermosos labios
de hembra hermosa y sin resabios
y ardiente cundeamor.

Además es la única flor
que tiene contenida las cinco vocales
y se encuentra distribuida
por toda la región.

La orquídea flor nacional
también se viste de color amarillo
que muestra en su pétalo principal
representando la feminidad
y belleza
pues el mismo pétalo refracta el cuerpo
de la mujer venezolana.

En algunas ocasiones
las advocaciones marianas del país
son adornadas con la orquídea nacional
en especial las fiestas de la cruz de mayo.

Nota:
La orquídea de nombre Cattleya mossiae
fue decretada como la flor nacional de Venezuela
el 23 de mayo de 1951.
Su nombre le rinde honor al botánico William Cattley,
quien fue el primero en lograr su reproducción
en un invernadero en 1818.
También es conocida como la “Flor de Mayo”.
leer más   
15
12comentarios 104 lecturas versolibre karma: 115

Te siento en mis pupilas, en mis pasillos y recodos

Miro el manto azul
que se convierte en gris.
Así se pone cuando de arriba
los cantaros de agua
se rompen sobre la llanura inmensa
dejando surcos y cascadas
y una fría nostalgia se apodera
e instala
por regresar a mi país.

De tomar sus manos blancas
como grandes raíces desparramadas
y pasarlas por mi surcado rostro
quemado por el sol de los trópicos.
Destino depravado
¿Por qué no se bifurcan
mis ríos con los tuyos?.

Fantasmas de mi pueblo.
Despiadado sol...
¿Por qué alumbras el templete
donde boyan los nardos?
!Mira como sueñas paisajes de mayo¡
!Mira como sueñas inviernos de junio¡
!Mira como sueñas veranos de abril¡

Hoy me asomé con pasos furtivos
en tu claroscuro hogar
y dormitabas plácidamente
no quise despertarte
en astral el silencio es más sutil
y menos denso
y te contemplé rígida y yerta
cobijada por tus sábanas de amarillo, azul y rojo
con encajes de oro y plata
y yo sentado
en la mesita de la montaña más cumbre
acariciando tu aire…Flotador de aromas.

Desde los tiempos ancestrales
mi Alma ya te conocía…Somos Almas viejas
que eligieron la distancia
para vivir en la sordera de otros mundos
para no vegetar en el tiempo
quizás elegimos nuestro propio nirvana.
Pero te siento en mis pupilas,
en mis pasillos y recodos.
Y corro como el viento de febrero
entre bambalinas y globos reír
bofeteando la luna nacarada.

Oh, mi hermoso país.
hoy se vislumbra una esperanza
agazapada prendida en aromas silvestres,
gravitando en la rueda
del frondoso árbol de Araguaney,
en el canto sibilino del Turpial de la sabana,
en el suave néctar de la Orquídea morada
y en las montañas nevadas del macizo andino.
Fuiste el cuarzo destellante
que deslumbró con su mirada...
(Tan heroica , antigua y seductora).
leer más   
16
20comentarios 166 lecturas versolibre karma: 143

El Araguaney de mi tierra. 

Como el gran Santo Luzardo
de la novela de Gallego
recorriendo la llanura extensa
trasteando entre talanqueras,  
corrales y balcones
admirado por la belleza de Bárbara y Maricela. 

¡Así me siento yo!

Cada vez que encuentro un Araguaney en el camino
y miro su frondosa copa y corona amarilla
cuya flor como campana
hace vibrar el canto ritual de las aves
en especial el turpial que se viste
con el mismo lienzo florecido
teniendo la cabeza y las alas de color negro
y el resto del cuerpo brilla el amarillo.

¡Qué hermoso y bello es el Araguaney de mi tierra!
En las solitarias noches…De cascabeles nocturnos
sus ramas amarillas perforan
el pedestal cóncavo de las estrellas.
Su madera dura y escarpada
como un gran roble amarillo
acanalado y alambrado 
ha servido mucho antes de la colonia
hasta nuestros días en la fabricación de catres,
puertas y ventanas.
Recia madera, pura y salvaje
es dura de roer por las termitas
y las aguas saladas.

Ese espíritu de nobleza y de florecer
en estas horas aciagas
cuando la luna se adorna de escarcha moruna
Inflorescencias luminosas
cuando se asoma la primavera esperada
el pueblo venezolano debe tener:

“Toro recio y altanero, cimarrón, cimarronero”
Asi dice la popular canción.

El Araguaney decora las avenidas y calles del país
y su gran estatura alcanza el rabo azul de las nubes.
Cuando entra el verano o la canícula sofocante
se desnuda cual bella princesa
y se prepara para entregarse al señor de las lluvias
con sus aromas y cantos de chiflidos
que entonan desde el amanecer
los notos del sur en solas cruce con el céfiro del norte.

Durante los meses de abril y mayo
solo espera para florecer como gigante molino
perseguido por la lanza del Quijote de los tiempos.
Para luego dejar caer sus hojas y pintar el suelo,
como una inmensa alfombra amarilla
pintoresca y pueblerina.

Nota:

el Araguaney o Tebehuia Chrisantha
fue declarado Árbol nacional
un 29 de mayo de 1948
por el entonces Presidente de la Republica de Venezuela
Rómulo Gallegos.
Este decreto fue promovido
por los ministros Luis Beltrán Prieto Figueroa
(de Instrucción Pública o Educación)
y Ricardo Montilla (de Agricultura y Cría).
leer más   
21
21comentarios 126 lecturas versolibre karma: 110

Hoy entré al campo de las plegarias

Hoy entré al campo de las plegarias
y no pienses que es un estructurado templo.
Es un rincón enano y simbólico,
yo diría que es portátil
solo que yo lo transfiguro e imagino
como un trono o tabernáculo.

Pues bien... desde ahí
cuando término de sentir
con gozo mis oraciones
me meto en tu caja de imágenes
como lo hace un escarabajo
en el desierto.

Y me puse a ver tu piel nívea y limpia
en ese rincón donde hilvano los recuerdos
y me remonté a esa tarde de primavera
cuando los cerezos blancos
ya mostraban sus rabitos o colas
y brotaban su aliento fresco
y te vi como una alegre niña
protegiendo sus cuencos pequeños o chavales
e ibas precipitada en rauda estampida
con las zapatillas negras que no eran de cristal
retozando por la amplia casona de tus abuelos.

Y una muchedumbre de cigarras clavando sus pisadas
en el frondoso y duro árbol de cerezo
y con su timbrado canto de notas musicales
asustaban y hacían correr a las hormigas negras y celestes
que iban trepando la madera por la inminente lluvia
cargada de celajes y aire fresco. 

Entrada la noche el árbol de cerezo
parecía una constelación planetaria
hadas con sus alas de mariposas y recios
arpegios retumbaban y los elfos danzaban
bendiciendo tu bello rostro de niña, 
todo esto bajo la sombra del cerezo.

Si...así como la dama del lago
se encargó de Lancelot
así lo hicieron tus hadas sembrando en tu carácter
el más bello y excelso léxico.
Oh, mujer culta tus hadas del cerezo están ahí
y emergen más rápido que la luz
solo que tú ya no las recuerdas.
Y en la noche taciturna se arremolinan
en tu ennegrecido cabello, y juguetean
con tus puntas de corona y brillante.

Ya es tarde y tengo que dormir
quizás una de tus hadas me visite
y arranque un pedazo de listón
que mi amigo el colibrí dejó olvidado
en el campo de las plegarias.


Septiembre 2018
Ramón Pérez
leer más   
20
12comentarios 101 lecturas versolibre karma: 111

Exquisito cortejo cincelado de imágenes divinas

Llegaste como sol y luna arañando mi espalda
trastocando mis sentidos
enredando tu luz con mi aura
un comentario bastó.
Era como si esas palabras
estaban guardadas para ese momento.

Dijiste... Exquisito cortejo cincelado de imágenes divinas.
Y en esta galería de excelsas palabras
retumbaron en los registros Akáshicos del tiempo
y de inmediato me puse a hacer trazos
nadando en un charco de prosas disolutas
no hallaba que hacer estaba siendo azotado
por unas hermosas valkirias…mi inconsciente musito.

Hoy tus manos frágiles y tu sonrisa batiente
recorren mis témpanos de hielo.
Fugaz otoño se avecina recogiendo los álamos
perdidos en el tiempo y en tu voluptuoso cuerpo
siembras los vestigios, la reforma y los decretos
que hemos de imponer en una noche trémula
de azules luceros.

Seremos dos perdidos en el tiempo
cuando desmembremos los cerezos
nuestros cuerpos juntos soportando el frio intenso
yo te estaré acariciando
y tocando tus dos pechos como grandes abismos.
Y en el mostrador caoba de tu cuarto
estaré penetrando mi aliento
y nos transfiguraremos en dos universos
yo, borracho y corrompido en absoluto silencio.

La luz despliega su corolario
y el tejado cruje golpeando las ramas
de los formidables castaños
cuentos de noctámbulos amores
adornan la cornisa y las hojas desparramadas
sobre la negritud sonriente de sueños fenecidos.

Cabimas, Venezuela
Ramón Pérez @rayperez
leer más   
26
12comentarios 149 lecturas versolibre karma: 136

El viejo y solariego Roble

El viejo y solariego Roble
fue removido
por el inclemente turbión
sus puntas atravesadas
descuelgan
como músculos retorcidos
aún soporta
la crudeza del aluvión.

Ya han pasado muchos años.
Gloriosos años cuando los chavales
retozaban de brazo en brazo,
todo eso le causaba cosquilleo
y animación
y la copa erguida se encumbraba
en rojo gris
sobre el espacio sin fin.

La caliza piedra sus raíces ya no soporta
lo ve como añoso, pretérito y antiguo.
El viejo Roble aguanta
cada vez que el sol lo tienta
como si de las nubes desollaran
carbón y lumbre.

El viejo Roble piensa
en mudarse a la sabana
a lo mejor la tierra llana
lo acoge con febril jubileo.

El sabe que sus largos huesos
se mueven como palancas
movidas por un alma
que no se inmuta
fresca y gentil solo respira
su aliento inmortal...
leer más   
17
9comentarios 74 lecturas versolibre karma: 89

La calle está vacía

La calle está vacía
hace rato
no se ven las hojas del tardío otoño.
las hojas tardan en caer
aturdiendo el silencio
del mediodía.

Los hijos se han ido
a otras latitudes
en busca de sus sueños
se han desplazado
de su terruño de algodón.
La calle está vacía
de esperanza y una sordera
de cigarras
que taladran los tímpanos
con su áspero cantar.

Y la espada del sol
como Damocles nos molesta.
Por la calzada la luna
espera para brillar,
estelas brillantes
se vierten
en el posadero
del colibrí rayado
que no quiere despertar.

Cabimas, Venezuela
Ramón Pérez @rayperez
leer más   
16
7comentarios 87 lecturas versolibre karma: 90

Soñando con tu halo de misterio

Puedo atravesar las saladas aguas
en cuestión de segundos llegar a tu aposento
claro está, en cuerpo astral.

Pero conozco de límites y el grado de privacidad
prefiero seguir absorto y meditabundo
soñando con tu halo de misterio

(Rêver de votre aura de mystère)
(Somiant amb el teu halo de misteri)

y con las cálidas caricias
que el mirlo le estruja a su amada.
Prefiero seguir mirando tu cielo acostado
y mirar como tiemblan tus labios de carrusel.

No importa que las cumbres de hielo se derritan
y me ahogue en los barros salpicados,
mezclados con agua del fachoso mar
solo se, que en un punto cardinal existes.

Y esta vida física en su breve temporalidad
tiempo no tendré de besar tu pulposa sonrisa.

Pero en el astral mundo
me jactaré
de mirarte
contemplarte
acariciarte
abrazarte
además de sentarte
sobre la tibia piedra
con tus mejillas avergonzadas
resonándote al oído

qué una musa es un ser divino...

Cabimas, Venezuela
Ramón Pérez @rayperez
leer más   
14
7comentarios 107 lecturas versolibre karma: 144