Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Tornasol...

Quiero ver tus labios coloridos
encima de un cielo expandido
ver tus colinas blancas
en medio del mar cristalino.

Tu cuerpo embriagante
deshojando las hojas del otoño.
Tu blanca pelvis esmeralda
trastocando mi naturaleza
que atraviesa el puente amarillo
coronado por el fuego del éxtasis.

Quiero ver tu desnudes atravesada por un tornasol que marque cada poro
en el espejo del cielo.
En las hojas del cuaderno
en el lapiz del mar
y en las hojas del hinojo.

Quiero verte asomada en tu balcón celeste
como la pasajera que se embarca
en el expreso de la esperanza
y en los farillos de la torre
cuya luz alumbra las nubes del cielo.

Dibujando mi mirada
sobre tu afirmado busto de bronce.
Princesa primaveral del bosque encantado
me dejaste con un suave olor
a ciruela, sándalo y canela.
leer más   
17
10comentarios 74 lecturas versolibre karma: 98

Unión sacramental bajo la luna... Autores ( @CorazónDeFlor y @rayperez)

Deja que mis manos
te acaricien
en esta noche ennegrecida
deja que la luna durmiente 
se acueste
con los hilos rojos
de tus versos.

Deja que el mar vocifere
y las pérfidas aguas
nos arrastren
a la fogosidad ardiente
de los deseos inhibidos.

Nadando juntos en miel
y olas de esmeralda
tus manos acarician
la forma delgada
de mi boca esperanzada
esa que anhela besos permanentes
del tiempo inmemorial
destilando fibras
azuladas en nácar.

Cuando poses tus dedos embarrados
por lunas trituradas
en saliva embriagantes
te recibe gustosa
mi lengua
sedienta en llamas.

Vamos a quemarnos y arder
en ese fulgurante fuego,
que nos consuma el aliento
y al entrelazar
estos cuerpos desnudos
formaremos un hangar de susurros  
y un carnaval de sudarios
nos envolverán
en una pasión ávida
y sedienta.

Dulce amada mía
ni el mar
puede ser capaz de apaciguar
esta locura
nuestras olas crecidas
por lo pronto
chocan con el talud
de las costas ardidas.

Ardamos en este círculo mortal
purificador y ardoroso
de Almas perdidas
como el corazón
de un feldespato vibrante.
Los colibrís danzan
enredados en tu pelo
cascadas de selva masculina
y muerdo tu pecho desnudo
como si de un durazno se tratase.

Amor mío
encendamos el cerillo interno
de nuestros vientres latentes
hasta calcinar la carne
de nuestra unión lasciva.

Ya no hay instancia
que nos detenga
solo un presente circunstancial
que nos devora frenéticamente.
Mil cuchillos cortantes
atraviesan  
este círculo sacramental
y lúbrico
y sella esta unión
con la fuerza
de los anillos sagrados
que ruedan por nuestros cuerpos.

Tu cuerpo mojado
y poros abiertos
por los sudores salíferos
de mi naturaleza
y de un mar de fondo
que sostengo
en la guinda del estrellado cielo
que nos alumbra.
leer más   
32
31comentarios 253 lecturas colaboracion karma: 251

Delineando tu boca

Esta noche quiero sentirte
y miro como la luna
disimula tus desvelos.
Y juntos con la negra noche
estimulo mis dedos
cual espada afilada
como rosas sin espinas
pasan por tu bajo vientre.

Te sorprendes que el árbol de naranjo
que colinda con tu ventana
sus hojas aviva
pues sabe que la pasión
ha entrado a tu estancia
y el fuego lo consume.

Froto tu capullo escondido
rosado,abierto y acuoso
paso los dedos delineando
tu eco susurrante
y me dices con voz sensual
-Acércate...Mucho más
¿Te acaricio tus dedos?.

Ya melosos y húmedos
dedos nervudos
dedos membrudos que se incitan
y pasan por tu boca
como la escena de Robert de Niro
en Cape Fear.

Y acaricio, si...Acaricio
tu boca roja frutal
despintando suavemente
el intenso rojo de tus comisuras
como hermosos lagos ardiendo.

Y mis dedos flotando con tu aliento
y tú, sorprendida en delirio...
Cuando toco tus granizados senos
como témpanos de hielo henchidos.
leer más   
21
14comentarios 89 lecturas versolibre karma: 90

En el río los altos.(Jotabé endecasílabo)

En el río los altos nos besamos
y en la sombra del cedro nos amamos.

En las aguas del fresco río hay botes
como una rosa desflora sus brotes
tus besos cálidos de azul azotes
y verte en la mezquita entre barrotes.

Venid, veo tu cara de Amor fluir
confiado en tu delicia de gemir.

Las hojas caen y nos acosamos
desfilan por tu piel islas e islotes
y una provincia amplia para vivir.
leer más   
22
23comentarios 144 lecturas versoclasico karma: 186

Tu arcano secreto

Mujer golosa y deseosa
fruta de mi huerto
que gobierna mis instintos
y estrafalarios secretos.

Muéstrame la pubertad de tus sueños
y con ellos hago un papagayo de colores
muéstrame tus blanquecinos senos
y con ellos hago un montaña de vientos.


Y con tus ojos de mar y azabache
las estrellas del firmamento
ruedan como cascadas
que migran como olas salvajes
en el lacustre terraplén a orillas
del majestuoso arco iris que custodia
al Dios trueno…

Y el poeta que te escribe
apenas si desglosa tu arcano secreto.
No hables…Permanece en silencio estanco.
Bien sabes que eres la sirena
de mis mares retorcidos y escaldados
por el rayo taciturno de la noche.

Ramón G. Pérez Briceño
@rayperez
Cabimas, Venezuela
07/01/2019
leer más   
21
10comentarios 68 lecturas versolibre karma: 103

La escritora noctambula

La escritora noctambula
busca en su armario antiguo
el cofre que contiene
los mil y un secretos
de amantes incinerados
por el apetito lujurioso
y prohibido de la pasión.

Con veste de gala
y su alba lividez
cual venus invernal
se acerca al ventanal
circuncidado  
por la luna de cristal.

la luna eclipsa la noche;
la infatigable ninfa
cansada de tanta soledad 
se derrumba
en un profundo ensueño.
Su cuerpo yace en el catre
y los arboles del otoño gris
cultivados en el valle
de las pasiones proscritas
desprenden sus hojas
y la empapan.

La luna sigue manchando la noche
y la soledad la envuelve
en una sensación de silencio
y vaciedad.

La escritora y amante nocturnal
ha bebido el elixir
que contiene el veneno
que la infausta luna
extrajo de un extraño nenúfar
y la macera en un
descanso primaveral.

Hasta que un amante
venido de un inhóspito mar
cargado con el solsticio del amanecer
húmedo y penetrante
la rescate de su confinamiento
impulsado por su corazón
abierto al deseo carnal .
leer más   
25
14comentarios 104 lecturas versolibre karma: 91

La brisa baña tu cuerpo

La brisa baña tu cuerpo poblado de aromas
el de ámbar te perfuma como la aurora
el de pétalos de rosa me enamora
nuestro amor es como el río de las lomas.

Se desborda por el cedazo níveo de tu boca
la mañana se viene cargada de vientos
que nos azotan la tarde, reseña de cuentos
somos los amantes a orillas del pilar de roca.

Amanece la tierra, se despierta el madrigal
los lirios se abren, los duraznos maduran
tu hermana Antonia nos vio en el pedregal.

Ya es verano y el río escalda sus brumas
vamos a perseguir salamandras y mariposas
en la colina donde el águila cuida sus plumas.

@rayperez
Ramón Pérez
07/01/2019
leer más   
22
29comentarios 133 lecturas versoclasico karma: 93

La Minerva de azules collados

Prestemos atención a lo vivido
y veamos que persigue el camino
!oscurece sol¡ ya estás en tu ocaso
te encontré cavilando el olvido.

Son como nubes de algas en creciente
bajando por los cielos durmiente
que esconde tu cara luna corriente
dulcemente es mi desvelo ardiente.

Tras tus pasos ligeros de gacela
me quedé dormido sobre la hierba
con el roce de las hojas de ciruela.

Tú eras la Minerva de azules collados
y te hallé en el bosque otoñal
yo, tu sapo del marjal de nardos.

Cabimas, Estado Zulia, Venezuela
@rayperez
Ramón Pérez
01 de enero 2019
leer más   
18
18comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 136

Besar tu rostro

(« !Besar tu rostro! »)
Tu belleza oculta
tras un día lluvioso
poder expresar palabras
obsenas y confusas.

Hablar sin pensar
no tiene sentido
son las horas que corren
en el retorcido reloj
sin motivo.

>>>>>>>>En el dolor
soy la causa de un miedo
que pareciera no tener fin
mis ojos pueden ver en ti
Amor del sanador.

Mientras que en mi
existen vivencias
delirantes y enfermizas.

Oh, cascada de sueños
somníferos vientos
círculos y mareas
cristales de tiempo
lagrimas que concluyen
la muerte del cielo
sol nuevo
luna roja como tus ojos.
Cuando callas
puedo ver tu belleza oculta
tu Alma y el silencio de las orquídeas
cortadas en invierno.
leer más   
24
10comentarios 113 lecturas versolibre karma: 189

La decadencia de un sueño

La decadencia de un sueño
que vegeta en la alcoba
nunca nació…
Se quedó en el abismo sutil
que gravita entre la conciencia
y la paranoia.

Tocado por ti,
Por tus senos espectaculares
tu lunar esculpido en tu dorso
y en tus largas piernas
cuelga la montaña que piso.

El arco iris que atraviesa
tus labios de porcelana,
ya no los tendré,
se fueron en los escritos
que el fuego consumió.

Tentado por ti,
por tu infatigable corazón
que se abrió a la borrasca
y a los insultos del viento
siempre sosegado volvía tras bambalina
a sobreponerse de la adversidad
y ponerse a contemplar
con un halo de asombro
la vastedad del universo
y confortarse con tan solo ver sonar
Las nueces del castaño a lo lejos
leer más   
30
11comentarios 102 lecturas versolibre karma: 130

Preciosa flor de corazón latido

Preciosa flor de corazón latido
de mis jardines favoritos.
Soy tu cruz dorada
en la esquina
de mi barrio
en las callecitas
y plazoletas
de azules intersticios.

El mar es nuestra perdición.

Oscurecer
salvación
deliciosa es la brisa
que demonios
con tu risa
princesa de mil claveles.

Dulce destello
claroscuro
roce de tu pelo ámbar
remarcando tus puntas
tiernos y compasivos labios
armonía del Alma.

Montañas de besos
tú aroma y suave cítrico
paso ondulante
desamarras los mares
luz refulgente
amable musa
luna oscurecer

tuyo.
leer más   
18
9comentarios 110 lecturas versolibre karma: 215

Corazón latido

Mil violines para mi flor de ortiga
esencia de vainilla, dulce prado
corazón latido y emulsionado
en mi pecho tu candor se abriga.

En el cerúleo valle de nácar
bajo el fulgor desprevenido
quisiera respirar ese latido
que brota de tu fogoso hablar.

Y así desbordar los ríos y ocasos 
que salen de tu aliento fresco
que limitan tus fronteras y abrazos.

Con mis pasiones boyantes
dibujadas en surcos de plata
y destellos de luceros errantes.
leer más   
22
13comentarios 118 lecturas versoclasico karma: 223

La pasión se labra a pulso sostenido

Por caminos sin retorno,
navegando sin timón y brújula…
La pasión se labra a pulso sostenido.
Somos las huellas
almacenadas en el tiempo
que solo buscan en una noche divina
embalsamar el aliento
de fresa orgásmica.

¡Oh, mujer de mirada furtiva!
permite que mis labios
sostengan tu panal de aguas dulces.
Tus senos
como granizada montaña
esperan ansiosos el beso.

Fluye la energía.
Es el acto de meditación
más profundo…
Todo se detiene de lo sublime al éxtasis.
La locura se instala.
Solo el silencio es testigo
mudo y alcahuete.

Mis labios aprietan su impulso
es reversillo su ataque
y los músculos se tensan
como la guillotina del verdugo
catapulta que enfila su ataque,
dispara su golpe mortal
atraviesa el orificio
rumbo al sacro templo.

Tus labios dorados con sabor a miel
se resisten al ataque
el pandemónium cobra vida.
Cuando gimes
te acercas a lo maternal
la inocente hembra
que lucha contra las tinieblas
es un grito que sale del diafragma,
poderoso músculo
que logra sostener
la mayor nota del arpegio.

Todo es natural, el sonido original
los hindúes lo llaman Tantra,
el Amor comprometido.
No hay palabras y si las hay
es pidiendo que el fuego no se apague.
Un volcán con lavas enloquecidas
que te abrazan los pies
somos uno en la intimidad,
acaso dioses encarnados
dando vueltas.

Que volátil y aéreo se vuelve el corazón,
siento su palpitar,
no hay preocupación
todo es natural.
Los minutos pasan
parece una eternidad
no hay tiempo y espacio
el Amor correspondido
no tiene límite
es tierno, callado
y sobre todo consecuente.

Cuando llega la quietud
y reina la calma
el deseo se retrae
y vuelve a su cúpula de cristal
la llama ardiente que alumbra, 
es el cáliz cuya luz no se extingue.

Un valle de aromas campestres
nos espera, donde crece la hierba
el sol que brilla
no te quema
y la lluvia que cae
parecen gotas de rocío
todo es perenne.
Recuerda que el deseo está oculto
detrás del cristal de tus ojos,
esperando que la pasión
se desborde
y encender algo tal vital,
el Amor es natural.
@rayperez
Ramón Pérez
Julio 2014
Cabimas,Venezuela
leer más   
16
13comentarios 122 lecturas versolibre karma: 112

Macabra intención

(« En honor a los estudiantes cristianos caídos bajo las balas
del terrorismo en Kenia, hecho que se produjo
en la universidad de Garissa ( 02/04/2015).
Se confirmó que al menos 147 muertos y 80 heridos
como resultado del ataque. »)

El precio de ser cristiano
corazones universitarios,
corazones palpitantes,
corazones jubilosos.

Los sueños de cientos rodaron por el filón
del brutal amanecer
el estero los recogió llenando el arroyo
de tristeza y fatua letanía
el gran lago con sus brazos polvorientos,
fuego ardiente
sacudió sus venas
como grandes marismas hirientes
y tomó prisionero la certidumbre.
La dignidad quedó como estatua
mirando el estrecho mar de lejos.

Y Apagaron su aliento, su aroma enmudeció
aquella mugre mañana despertó sudorosa
la sombra de la delación recicló su expiación.

Por derroteros de efímeros sueños
la mortaja extendió sus harapos
cual lienzo antiguo escondido entre los árboles.

¿De qué sirve el perdón?
Si no hay contrición y aceptación.
Tendidos en medio del aula magna
los más hermosos retoños yacen muertos
imágenes de horror cegaron el trigo de la mañana
por hordas bizarras
que se alimentan de ideologías castradas.

En Kenya un país del este Africano
el campanario dejó de sonar
su eco recibió una bala certera.
Podrá el hombre entender…
¿Qué es la tolerancia?
Acaso su admisión
¿Es signo de un nuevo tiempo?

Piadosa la noche reclama sus hijos
miles de fogatas encendidas
como memoria lúdica arrean el canto magistral
¡Que vivan los estudiantes!
La orquesta continúa y el gran coro afloja sus notas clandestinas.
no se pudo detener la ráfaga de viento suicida.

Cabimas, 06/04/2015
leer más   
15
11comentarios 83 lecturas prosapoetica karma: 105

No hay tiempo

No hay tiempo para el descanso
para sostener el letargo,
la fatiga, la modorra,
la coma y el fastidio.
Ni para rasgar el hastío.

El Cristo redentor no descansó.
En su púlpito permaneció,
no sucumbió a la tentación
esperó la hora del fatal momento
tiempo indescifrable…
justo cuando la aurora
dragó su pesar en el Gólgota
su pasión quedó registrada
en la bóveda celeste,
su inmortalidad…

Y la lanza de Longino
atravesada en su costillar
separó las tinieblas con el albor
la luz paralizó la brisa
y el cielo se apartó
y derramó la copa de vino
destino triunfal
sobre las vertientes agónicas
del pecado consumido
esperó la hora sin descansar.

La propuesta que nos debe acompañar
día tras día,
noche tras noche
inviernos y otoños por venir,
Amar a nuestro Dios por sobre todas las cosas,
Amar al prójimo como a ti mismo
y medir la balanza de los actos
.
leer más   
13
5comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 97

La pesadumbre

Hoy, ya no estás ilusión fortuita
ya no vistes de colores mi pena
te alejaste de mi flor de verbena
en la fuente afligida y marchita.

Perderte ha sido un real invento
la rosa roja que me enamoró
llena de encajes y espina imploró
en el lánguido y abatido tormento.

Que la pesadumbre de no tenerte
dulce esencia de paraíso te ruego,
búscame en otro verso andariego. 

Eché volar mi Amor en tus manos
amada mía, me negaste sin demora
y caí de rodilla mi dulce zarzamora.

Soneto polimétrico
leer más   
32
18comentarios 154 lecturas versoclasico karma: 255

Diluvio de estrellas

Átame y desnúdame con rosas rojas
mil ramos sobre mi ardido vientre
azótame con capullos enardecidos
hasta sentir los fuegos derretidos 
en cada pétalo y susurro de sus hojas.

Tú candil y jovial rostro de aurora
la blanca perla de labios enardecidos
la princesa de arrullos y gemidos
que me espera en esos mares que añora.

En esta noche de sombras tu cabellera
negra cargada de pletóricas aromas
se proyecta con la luna por un orificio
y tus senos como gemas en solsticio
níveos y albos como espumas en espera.

Diluvio de estrellas en el jaral
socavan los azulados celajes
flor húmeda como olas salvajes
se acomoda la soledad en el jacal.

Me acompañan los retorcidos lirios
la balaustre y celadora luna llena
acaso tu canto náutico de sirena
puede servir para asfixiar los cirios.
leer más   
24
13comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 195

Descifrando los códigos…

En el trasnocho, en el desvelo 
le pedí la mano a la condición 
cumpliendo con sus requisitos previos
tener valentía de entendimiento
cerrar el sueño prohibido
del continuismo,
descifrar los códigos binarios
de una sonrisa,
estar desprovisto de egos,
dogmas, falsas creencias
de ideologías y religiones.

De persistir en un estado de pureza
y conectarme con la fuente divina
como el cristal de cuarzo
que permanece intacto en las vetas
cargado de un halo de luz.

Lejos de la sociedad indeseable,
ficticia y claustrofóbica,
de George Orwell,
larvas rapaces
y mordaces
que carcomen la mente…

Oh, Franz mi querido Kafka
por qué ordenaste que
quemaran tus escritos
cada vez que leo
tu metamorfosis
pienso que lo hago
en contra de tu voluntad.

No obstante tener la conciencia
vacía de poder
y de viajar en el tiempo
o simplemente quedarme varado
en la vía equivocada,
maletín de recuerdos satisfactorio.

Protocolo matutino de la fragancia espiritual
quizás en el plano horizontal,
del lado izquierdo,
de la máquina de imágenes
y trasformaciones,
donde mis plegarias de milagros
sean tranquilidad y silencio.

Permanecer en tu palacio
y en tu jardín de ortigas y margaritas
y así encontrar la paz a mi existir,
la calma y poder sosegar
la mente de pensamientos,
maquina programada
cargada de pragmatismo.

Quiero permanecer
en la tranquilad de tus brazos
que me conduzcan a tú nirvana
volver a ser un niño radiante
conectado con las invenciones
de la naturaleza
deslastrado del miedo enfermizo
y poder abrigarme con el suave olor
de los vientos, de la lluvia
y el amanecer.

En tu casa solariega
te miro con la candidez y pureza
sin ambición y deseo
solo bajo la cobertura de tu mirada

girasoles para cada momento.
leer más   
27
16comentarios 215 lecturas versolibre karma: 213

La estampita de la virgen

La telaraña se desploma por las paredes
pintadas de un blanco intenso,  
la mesita de noche se apretuja
con los balaustres de la cama,
la peinadora con su espejo enmarcado
y el baúl construido con encinas de madera pura
guardan los más prístinos objetos...

Monedas de níquel, y plata,
discos de RCA Víctor,
castañuelas, canicas,
la colección de agujas Singer.
El alumbre desborda su olor a naftalina,
en el fondo del baúl un gran retrato
(« Es la abuela sentada
frente al frondoso árbol de estuque »)
y la estampita de la Virgen de Coromoto
patrona de Venezuela
sosteniendo al niño en sus brazos.
Todo esto…
grafican el dulce frescor del descubrimiento.

Tomo la estampita de la patrona
y le increpo
el por qué de mis dolencias corpóreas.
Un sonido seráfico
penetra en la morada
y calma mi angustiosa semblanza.
Y pienso en el tormento que vivió
la fulgurante estrella del desierto
pasando por Getsemaní,
el Huerto de los Olivos,
el Torrente Cedrón
hasta ser crucificado
en el promontorio conocido
como Gólgota.

Entonces entiendo
que lo mío...
es una pequeña
torva clavada
en el mar
de las tentaciones.
leer más   
16
3comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 102

Fatal hechizo

Si en esta noche accidental
¡Me niegas!
ante la pavorosa
y mediática luna
las estrellas
en fugaz desvelo
caerán
sobre la planicie de tu cuerpo.

Si en esta noche de fatal presagio
y de frugal olvido
los colibrís durmientes y danzantes
entran pisoteando
el listón nocturno
de nuestros corazones sutiles,
rojos y marchitos...
El desván nocturno del cálido lecho
será una fría morada
de añosos recuerdos.

Y la herrumbre de las sábanas
del febril tiempo
se ahogará en el plenilunio
de tus labios
entretenidos e intensos.

Si en esta noche los cerezos
no maduran
es porque tu Amor,
Oh, desvanecido Amor...
Se habrá perdido en la lontananza
lejos del nidal de nubes colgantes.

Si en esta noche se prenden los cirios
yo, estaré en mi cubil
pintando de azul el zócalo frontal
de tu fatal hechizo.
leer más   
25
14comentarios 110 lecturas versolibre karma: 177