Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El ritmo es ella

Dos centavos cuelgan del filo de mí cama. Y tres miradas desde el rostro de ella.
El ruido que carcome la cuidad me aleja del recuerdo de ella.
La agilidad de los días me va consumiendo la vida. Ella marca el ritmo.
Es pausa en el tiempo y transcurso en el espacio.
Es casi un todo en nada y un nada en un todo. Es mí mujer. Aunque estaría pecando de autoritario y egoísta.
Las risas de un grupo de gente imitan sus palabras, cuando ostenta su compañía.
Es un momento donde te deslizas por su piernas y caes entre ellas.
Es más bien un dictamen directo de autoridad enmarcada en mí cien que ya la tiene taladrada.
leer más   
4
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 49

El espejo y su mentira

El espejo me es esquivo con su cuerpo, su cuerpo es esquivo con él. Porque el espejo es solo reflejo que no siente, no escucha, no percibe, no palpa, no rosa, no aruña, no expresa lo que la piel de ella contiene. Note que el espejo es mentiroso, sí! Un vil mentiroso, no es capaz de notar esos detalles voluminosos al tocar su cadera, sus pechos, sus nalgas, sus piernas. El espejo no relata las historias que tiene sus estrías, sus cicatrices, su tatuaje, sus lunares. El espejo es vacío cómo cuando no está ella presente. El espejo me dijo y me enseñó que no hay nada más placentero y regocijante que tocarla, sentirla, palparla, rosarla, aruñarla y notar todo lo que su piel tiene escrito entre poro y poro.
leer más   
4
2comentarios 23 lecturas relato karma: 44

Cuentas pendientes

Le tengo una cuenta pendiente a los días. Estoy endeudado con la mañana al despertar porque no estas tú

Estoy apercollado con los churcos de las noches porque aunque levanté mí frente hacia el horizonte oscuro no veo que se junte los saldos en cero de tus besos...

Estoy con un IVA elevado en todas las acciones que requieren tu querer en el día, donde la respuesta inmediata que me da tu mirada acertada está inalcanzable pagarla.

Estoy en la banca rota porque no tengo tu olor, tu calor al final del día. Pero con las sobras que te arranco cuando estoy a tu lado me basta para que los segundos pasen más rápido y las deudas que me merman se queden en el pasado. Cuando digo que me basta es un consuelo hecho idea.
leer más   
10
3comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 84

La acera contraria a mí !

Hoy la vi desde lejos, iba en su mundo encerrada en un par de aparatos que te alejan del ruido aborrecedor de la cuidad.

Hoy la vi desde la otra acera y me sorprendió que me inundó una ansiedad por ir tras ella.

Hoy quise ser el adoquín que la lleva a su destino allá donde va a perder el tiempo poniéndose en forma cuando su forma es exquisita.

Hoy sentí ser un instante en su andar y lo disfruté tanto que me obligó a soñar.
leer más   
2
sin comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 27

Reacción a el acto de su desnudez

No tengo idea porque la gente le denomina como polvo al acto de coger tus pechos juntos con los míos.

No sé porque la gente ríe como idiota cuando hablan de tener sexo, yo no sólo río cuando ella está encima mío. Yo me desespero incalculablemente.

No sé porque la gente es reacia después de tener coito y no sabe qué hacer, si abrazarla desnuda es un privilegio que me va bien a mí porque a ella desnuda todo le queda bien INCLUSO YO!

Y eso que podría ser su mayor defecto y error al tenerme cerca...
leer más   
3
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 32

Encuentro

Se conectó al seguirlo y mirarlo desde lejos.
Él simplemente la vio y notó que debía hacerse el desentendido ante el interés que desbordaba sus gestos.
Ella entendió que él debía dar la pauta para comenzar a gustar uno del otro.
El actúa con un que me importismo para que ella no note que había encontrado un misterio llamativo.
Ella no lo dudó. Se abalanzó como un niño en pleno acto de la piñata.
Él se dejó romper y dejó caer los primeros premios que ella se merecía.
Él no pensó en su pasado ni en el de ella. Él recibió un beso y una palabras que a cualquiera contenta.
Ella comenzó a explorar un bosque marcando en cada árbol majestuoso su nombre.
Él siguió teniendo formalidad en su trato. Comenzó a decirle con pequeñeces que su estadía tendría que ser por más de dos días.
Ella no lo convenció en ningún instante. Ella se lo devoró en cada instante!!
Él no se detuvo más él dejó fluir todo aquello que sin merecimiento quiso entregar.
Ella pensó en él como el final de su búsqueda. Él venía medio roto y descompuesto.
Ellos ya no solo se encuentran o se buscan.
Ellos están a diario juntos.
La necesidad de ir tras el otro nunca fue persistencia fue elección...
leer más   
10
9comentarios 128 lecturas relato karma: 106

Descripción de su elección

No me pregunten qué me enamoró si no tengo idea como llegó. No me hagan cuestionamientos absurdos sobre cómo terminará todo.
Ella me causa pánico para ser realistas, no de ese que te dan ganas de huir, todo lo contrario ella me causa intriga. Me hace ir día tras día hacia sus recónditos sentires. Les confieso que mí antorcha es su sonrisa. No le cuenten que me cautivó desde el instante mismo que se lanzó. Y no me da el más mínimo remordimiento decir que ella se lanzó. Porque el ciego era yo.
Les estoy confesando casi nada. Porque la única que me encanta que me lea no es solo ella si no la experiencia que carga como adornos en su cuello y colgadas en sus orejas como aretes. Puede ser que las musas estén en extinción. Y tal vez ella no lo sea pero es la dinamita de toda esta incógnita que es vivir junto a ella.
No sé si hago poesía o solo rima o tal vez es solo un intento de imitar la literatura que me roba la atención. Pero seguro estoy que ella tiene un abecedario guindado entre sus pechos, un diccionario entre abierto entre las piernas y un esferografico atado a cada lado de su comisura labial.
Ella es un siglo, un instante y una añoranza diaria de mis días.
leer más   
6
4comentarios 60 lecturas relato karma: 62

Añadiduras a tú compañía

Hoy le quiero poner felicidad al medio día que odian todos, porque el sol irradia directamente sobre los ojos y no dejan ver con claridad la belleza de esa mitad del día.

Ayer quise ponerle música al andar que tenías conmigo. Algo de trova cubana que exprese ese sentir de rumba y calma que generamos al andar juntos por los días.

Tal vez mañana le quiera poner punto final al avance de los días, porque quiero perpetuar tu estadía aquí en el alma mía.

De repente le corté las ganas al reloj a correr, porque estás ausente durante la mayoría de los días. Pero mejor se las incremento para poder encontrarte más rápido entre los días.

Vamos a ponerle algo de rareza a los días que te pueda besar bajo el umbral del sol que carcome las pieles con el transcurrir de su compañía.
leer más   
4
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 37

Malestares

El ritmo cardíaco se acelera,
La columna vertebral molesta,
Las manos ya no tiemblan,
Las piernas se desesperan,
El sueño es esporádico,
El descanso no existe,
La intranquilidad se apodera,
La concentración se fue de aquí,
El enfoque se reveló,
El norte se magnetiso,
La luna bajo y se ahogó,
La piel ya no reaccionó,
El cerebro se bloqueó,
Su recuerdo no se guardo,
Extrañar se apoderó,
Sentirla se esfumó,
Seguir se tropezó,
Y yo pues solo me quedé esperando que el tiempo me de la razón. Que el día me deje ir tras ella y que ella deje de creer que hay malezas en el camino. Que yo como un campesino por ella abriría camino.
leer más   
5
2comentarios 65 lecturas versolibre karma: 70