Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Olvido

Mi memoria está destinada al olvido,
como mis pantuflas desgajadas,
como ese muerto en medio del camino,
y yo, a punto de ser liberado del pasado
que adormece mi destino,
que retorna cada día cual hora inasible
y se me planta como centinela
en medio de un camino
que no sé siquiera si es el mío.

Adolezco de mi memoria
porque no me sirve cuando sirve
y por eso la envío hoy al pasado
para que se quede en algún recodo
que antes no haya vivido.
leer más   
9
1comentarios 22 lecturas versolibre karma: 95

El mayor secreto

Hay secretos que tiñen la vida
de un color que nunca se borra,
que duelen en los rincones apartados
de los ruegos que nunca callan.

Hay secretos que existen tanto como el universo mismo
hasta que nada se puede hacer para olvidarlos,
no existen secretos que se guarden por siempre
duran hasta que la memoria los olvida con la muerte.

Hay secretos que emergen
cada vez que se ahoga a un valiente silencio,
como aquellas flores que tuvieron que llorar
en su florero hasta que envejecieron y murieron.

Hay secretos que guardan palabras desoídas
hasta que protestan en la vergüenza de su…
leer más   
11
1comentarios 74 lecturas versolibre karma: 96

Arcoiris

Y si me despierto una mañana
con los ojos en gris,
píntame amapolas rojas
en la vereda del camino.
Llena de verdes prados
el horizonte que veo.
Dale una brocha de azul
al cielo que me cubre
y al rio que me baña.
El amarillo azafrán en tus labios.
Pon blanco en las miradas
y negro en el cabello que
baila con el viento.

Píntame un arcoíris
que este gris absurdo
ya no lo entiendo.
8
2comentarios 24 lecturas versolibre karma: 89

Todos mis atardeceres

Ahora que la tarde decora las montañas
con ribetes del color de la nostalgia,
me siento a esperar en silencio
con la mirada volando hacia tus labios.

Es diferente el amor callado,
delicado al tacto, al suspiro
y nada es digno de mencionarlo
y nada evita que te sienta aquí,
cada vez que respiro,
en mi costado.

Tu voz lejana — ¿soñada, tal vez? —,
despidiéndose del sol, de las palabras;
un vuelo de plumas malvas
en la bóveda celeste que sostiene
la mirada del silencio,
mi mirada...
¡Te beso tantas veces!
Tantas como el batir de tus alas,
tan suave y dulce como el rumor púrpura
de todos mis atardeceres.
leer más   
12
6comentarios 62 lecturas versolibre karma: 90

Decidme, dónde pongo este silencio

Vería tus ojos, tus ojos, tus ojos.
Martín Lucía

Tendí las sábanas y las vi
agitarse y elevarse como gaviotas.

Anne Sexton



Porque voy a tener que pediros cobijo
para un silencio,
he venido despojada de palabras.
Solo traigo las esquirlas de las horas
de una noche de vigilia.

Muerdo el ansia con el ansia.
Qué poco sirven los sueños para amainarme
las olas…
Fijaos en mi pecho.
He sembrado dos gazanias a la espera
de sus manos.
Fijaos en mis labios.
Tengo por faro un lunar encendido
para que pueda encontrarme.
Fijaos en mi vientre.
Rumorean mariposas cada vez que veo
su nombre.

Decidme, dónde pongo este silencio;
pero callad, callad que solo puedo
oír su voz.
10
5comentarios 54 lecturas versolibre karma: 91

Peces te sueñan

Voláis tan alto y desde mi refugio
parando al tiempo os evocaré un día más.
Lo extraño de este letargo
sería sin duda, no volver a aquel regazo
cuando siempre vuestros peces,
asilo a mis olvidos dieron.

**Ilustración; Amanda Cass
8
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 79

Reinicio

De amor para el amor,
soy la gota que adornó el brócoli,
navegante sin brújula,
casi nada en la totalidad...
una mujer explorando su ser.
leer más   
7
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 76

Es nuestro el universo

Lo primero que te descubrí fui la mirada;
pozo infinito de vida mía.
Yo llegué contigo de la mano
y caminamos,
       caminamos,
y contra todo pronóstico
aún no hemos dejado de andar.

Ahora te veo dormir
feliz, pequeña, ajena a palabras feas
que acosan, que vigilan, que sospechan
que hay demasiada felicidad entre nosotras.
Qué sabrán ellas, si tu boca y mi boca
sólo saben decir te quiero al unísono!
Qué sabrán ellas del amor sin causa,
del amor porque sí, por que nos es necesario,
infinito amor que no nos cabe en las manos.

Sólo tú y yo lo sabemos,
que es nuestro el universo
cuando nos miramos.
leer más   
14
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 91

mística

Encuentro todas las respuestas en tu vientre
cuando la tarde se duerme en nuestros brazos
y mis manos mansas recorren tu sombra
mientras cae el sol rojo.

El dulce color de tu voz me nombra
cuando mis deseos queman en tu piel
y bebo el fuego de nuestra pasión
mientras la luna nos refleja desnudos…

El viento juega en el río
cuando las aves en el cielo gritan nuestros nombres
y te acaricio con versos y besos que tejen mis labios
mientras los primeros rayos del alba iluminan nuestra almas
leer más   
7
sin comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 78

Oscura y atrayente obsesión

Allí vería llegar el tren y tendría tiempo para tumbarse sobre las vías.
Apareció a lo lejos y se acercó hasta los raíles. El tren tronó a su paso. Todo vibró dentro y fuera de su cuerpo como las cuerdas de una guitarra.
Faltó un paso más. Tal vez mañana.





Publicado en:
www.cincuentapalabras.com/2017/11/oscura-y-atrayente-obsesion.html
12
6comentarios 42 lecturas relato karma: 87

Elegía

Hoy me levanté y ya no estabas ahí.
Yo, afortunado como pocos
Acomodado y estudiante
Con mil quejas por delante…

Tú, sonreías a la vida cada día
Ella, te ignoraba y despreciaba
Dios, que en su trono te admiraba
No quiso demorar más tu llegada

Comprenderás la grandeza de un hombre
Cuando su ausencia sea tan grande
Que en tus sueños oigas su nombre

Hoy me levanté y ya no estabas ahí.
Tus cenizas se hundieron en la mar
Y es cierto que en la mar naciste
Ahora, al fin, libre caminarás


Señor T.
leer más   
9
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 77

Hilo

Hilo,
los camellos pasan por el agujero de la aguja,
me descoso algunos dioses,
hay demasiado asfalto y niños sin barro en los zapatos.
Se lo digo a los hombre con la mirada,
nadie escucha,
nadie cose,
nadie es ya herida,
no hay nubes pero construyo un arca
donde quepa todo aquello de lo que no nos arrepentimos.
13
1comentarios 61 lecturas versolibre karma: 79

Si supieras

Sé que es difícil para ti, pensar que mi amor no es real.
Entiendo que puedas dudar, que nuestra diferencia de edad
te haga pensar que mis sentimientos sean solo
una excusa para amar.
Si pudieras escuchar lo que a solas habla mi corazón,
si pudieras sentir todo esto que me une a ti,
ya no dudarías más.
Si supieras cuantas noches en silencio he llorado por ti,
queriéndote mirar, queriendo tus dudas para siempre sacar.
Si supieras como tu amor llena mis días,
como tu ausencia quiebra mi alma, sintiéndome herida.
Si supieras como te amo, por no amarme igual, te volverías a marchar.
7
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 83

Mujer Colonia

Fragancia perecedera,
Mujer colonia,
La euforia,
Del aroma es caduca,
No vale la pena,
Una ráfaga de pasión,
Que no huela,
Que no dure,
Que sólo duela...
Mal perfume,
De un instante...
Y yo que nací galante,
Y gusto por lo perfumado,
Se me hizo corto,
Y me quedé anonadado,
Cuando al rato,
Ya no olía a ti,
Siquiera a mí,
Olía a nada,
Eso es lo que fuiste mujer perfumada,
Mujer perfume,
Todo lo que baja a veces no sube,
Y tu fragancia se quedó en el frasco...
Menudo chasco.
11
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 91

Este modo de vivir

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Este modo de vivir del Siglo XXI
es un culto a la prisa y al cansancio.
Todas las ciudades parecen al fin
de cuentas cortadas con la misma
tijera consumista, por habitantes que
solo mascan resignaciones desechables.

Envilecida, soberbia y vestida de
democrática la mentira campea a sus
anchas en el desecho calendario
de un presente repleto de fugacidad.
Un slogan de sonrisa asustada
desciende por una escalera mecánica.

(La revolución no ha de comenzar
editando artículos en Wikipedia).

Caminos morales incorrectos se clavan
en el corazón de la…
10
6comentarios 86 lecturas versolibre karma: 92

Sonreír y sangrar al mismo precio

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Solo sabía huir…
Varón caucásico de edad en cuenta
regresiva y nula solvencia económica, inquieto
neutrón por el campo electromagnético de la
vida, con demasiados nombres añadidos entre la
realidad y su persona; con una angustia
que no sabe, no contesta, ni perdona.

Solo sabía huir…
Presumiendo de la hidalguía de un péndulo de
polvo; su madre le advirtió desde pequeño
“nunca se te ocurra ponerle alas a los lobos”.
Tan pobre de glorias que quiso quedarse
con las que otros dejaron tiradas;
antídoto saturado de contraindicaciones.…
9
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 88

Y siempre es igual

Ella era como el agua, pura,
yo como el café, cortado.


Pero al final el agua sigue
su curso hasta la playa,
y yo me quede en mi taza
sin hablarla.
leer más   
14
6comentarios 56 lecturas versolibre karma: 88

La niña de los ojos de Luna

En el cielo sólo hay una,
con fulgor,
brilla redonda la Luna
provocando los antojos.
Pues aún más retan tus ojos,
porque además tienes dos.

Media Luna decreciente,
reducción,
se convierten de repente,
cuando ríes alegremente,
sin un motivo aparente,
ni causa, ni explicación.

El cráter la representa.
Cavidad.
Son hoyuelos la ornamenta,
satélites de sonrisa,
acompañantes sin prisa,
muestran su felicidad

Que refleja por la noche,
luz del Sol.
Fundiendo el oro en un broche,
Ilumina el gris del día,
cual faro de Alejandría,
con su puro resplandor.
11
2comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 88

Electroshock

No hay bastión que pueda frenar el electroshock.
Es la cerbatana más afilada,
aquella que envenena el alma.
El Casimir deviene saco estropajoso
si esbozo su expolio.
No hay cartógrafos que dibujen un camino de culpa extinto,
porque el electroshock galantea con el horror.
Y cuando todo está torneado
en el más inexcusable agravio,
no hay redención:
sólo cabalísticas reminiscencias
y sufrir de nuevo electroshock.

Marisa Béjar.
leer más   
7
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 91

Chisporroteando

Dame un verso de tu boca
que te rimo con locura,
de mi corazón estrofas,
y estribillos de ternura.

Una ducha calentita
de palabras enlazadas,
una hoguera que crepita
chisporroteando tu mirada.

Chisporroteando tu mirada,
chisporroteando tu mirada…
más lo digo, más me excita
pues tu amor en mí palpita
y se prende a llamaradas.

Se me empaña la conciencia
al perderme en la mirada
de esos ojos color crema,
de esa risa perfilada…
desprendiendo la pureza
que no entiendo y que me atrapa.
leer más   
21
9comentarios 103 lecturas versolibre karma: 95
« anterior12345270