Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Nuestros silencios

Nuestros silencios dicen por nosotros,
lo que nosotros no sabemos cómo decir.
Me acarician por tí, o me dan de bofetadas, según sea tu temperamento mientras callamos.

Me han matado, incluso.
Pero no debo dejar de agradecer que también,
tus silencios son las islas que muchas veces me rescatan de mí y de mi vano ego enfermo.

Nuestros silencios merecen un altar,
una basílica, un santuario, muchos fieles.
Porque es memorable estar en silencio frente a tí, mientras me miras también en silencio.

Nos decimos más con nuestros silencios,
que con las entorpecidas palabras que ya han arruinado tardes. Por esto, amo tus silencios.
leer más   
9
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 97

Va ser que no

Malabares, tirantes,
pantalones de un solo uso
y botas para volar.

Hoy ha habido suerte,
el cuenco para limosnas
porta un par de pavos.

Bajo la luna a media luz
en mi pequeño estanque blanco
intransferible y personal.

Acicalo mi silueta
en el reflejo del río
antes que los sables
de la no compostura
vuelvan adherirse a mis manos.

Bebo un poco de calmante
para pobres diablos
mientras tejo nudos de arrebato.

Hago autostop
para volver a la cordura
y poder barajar posibilidades
pero lo que hay es lo que hay.

Ahí fuera dicen
que todo funciona
a la perfección,
¡no me lo creo!.

Hay…
leer más   
12
3comentarios 34 lecturas versolibre karma: 145

Hay gatos en la estación

...

No, no me escribas.
No estés ausente cuando quiero que estés ausente.

Vete a rodear el mundo con tu nombre
y de vuelta talla en mío en alguna de tus alas.
De seguro, adornarán el próximo equipaje hacia el próximo viaje.

Duerme
y recorre el tiempo hacia atrás, a nuestra no coincidencia brutal.
Dime ¿viste algo?
No. La vida era literaria sin matemáticas.
Ahora, la vida es matemáticas sin el punto exacto ni la raíz nuestra.

Escribe
lo que te sobra de vida
y lo demás vive, vive tanto que no haya nada que reclamar.

En las cuatro estaciones finales. No descanses
que ahora
veo gatos en la estación
9
1comentarios 35 lecturas versolibre karma: 97

Si he de morir hoy

Si he de morir hoy será con honor

y con paz que me iré de este mundo

por que viví segundo a segundo

en su máximo esplendor

mis palabras son ahora del viento

que las arroja con fuerza al tiempo

para que las lea algun lector

mi vida se fué consumando

entre rimas se fué apagando

al arder como un carbón.


Claudia Viviana Molina
9
5comentarios 30 lecturas versolibre karma: 99

"Vivo en tu cuarzo azul"


Vivo en tu cuarzo azul
ese que llevas colgado
a tu pecho blanco
cual refugio abraza
mi alma desdichada
y a la vez la refresca
con tus cascadas
de esperanza...

¡Oh, divina belleza
son tus ojos mujer
de mirada noble!

Pareciera que existe
un ser supremo
escucharme
pues con tu amor
alumbras mis días
y me sostienes
en mis batallas.

En tus manos
llevas una corona
de rosas blancas
que usas de noche
mientras enciendes
un cirio escarlata
junto a tu cama
y piensas en mi.

De tus ojos resbala
una lagrima
que lleva mi nombre,
y se forma un collar
de cuarzo azul,
que siempre llevarás
por amor eterno
que sientes por mí.

leer más   
10
3comentarios 33 lecturas versolibre karma: 96

Efímero

El cuento de las horas;
en otro tiempo la vida
misma.

En el pecho
el peón
sus tristezas
otorgados en la tierra.

Rasgando en el alma de dios, un judas seductor.

La vida efímera;
deshojará
cenizas
de otro hombre

y una mujer que canta
en la piedra
fugaz.

El viajero se apeó en la memoria.

El cuento de las horas;
hay versos enfermos de nostalgia
que hieren los ojos,
mientras
el fusil
es un cráneo —disfraz—
apuntando a la tierra.
leer más   
8
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 92

Mi ideal

En las series
En los videojuegos
Siempre se puede ver
El ideal del amor
Lo que quisimos tener
Con lo que nunca
Dejo de soñar
¿Mi meta de vida?
Es poderme casar
Y de él
No separarme jamás
Buscando el ideal
Con basta esperanza
De poderlo encontrar
A la vuelta
De cualquier esquina
Mi gran ambición
Mi gigante obsesión
Es conseguir
El verdadero amor
Y ver que ese anillo
En mi dedo izquierdo
Jamás me dijera adiós
Y custodiara mi cuerpo
Cuando este rígido y frio
Me acompañara
Mucho después de mi último aliento
leer más   
7
1comentarios 44 lecturas versolibre karma: 88

Tristeza muda

A orillas de una sombra
se desvanece este alma en pena
Que ya no llora
Que ya no reza
No siente dolor
Mas siente pena
Pues sentimiento anhela
Y finge su brillo
con aires de grandeza

No es sol
Tan solo es luna
Es disfraz
También es tumba
Arropó sus miedos
en cruel cuna
Mas fuera canta
solemne tuna
Mas fuera ríe
Tristeza muda
leer más   
10
3comentarios 58 lecturas versolibre karma: 88

Narcisismo

No quiero soñar que cuando muera.

En el pueblo donde nací, algún amigo,

Propondrá ante el consejo de vecinos

Dar mí nombre a la más humilde escuela.

Me niego a pensar en el destino de mis nardos

Mis herramientas, mis libros más preciados.

Estoy seguro que estarán a buen cuidado

En manos del que herede mi gato negro y pardo.

En necio accionar del narcisismo

Me atrevo a imaginar que algún osado

Será capaz de recordar que fui expulsado

Por el párroco local del catecismo.
leer más   
10
8comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 104

El Poeta Enamorado

Mi estrategia
Es conquistarte
Para luego robarte
Un simple beso
Ser preso
De tu felicidad

Mi táctica
Es demostrarte
Que te quiero
Hacer que la ilusion
Sea una dicha
Para hacerla realidad

Conocerte es una de las cosas
Más bellas
Que pudo
Haberme pasado
Quede enamorado
De tus ser

Eres la flor
Que conforma
Mi huerto
Y con ella complementa mi edén
El paraíso que deseaba ver

Amarte es la mejor manera de saber que estoy vivo
Quítame el pan si quieres
Quítame el aire
Pero no tu sonrisa
leer más   
8
6comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 91

Invierno e infancia

Es hoy,
para el poeta,
un día como de infancia,
de lluvia tolerada sobre su frente
y saetas de memorias
en casi invisible vuelo raso,
día para resguardarse
bajo el techo de pizarra
de su atrio de paredes longevas,
iglesia antigua
escoltada a su diestra por tejo rudo,
a su izquierda por abeto esbelto.

Es tarde engendrada con pan,
mantequilla y nata,
para soñar vocablos nuevos
en la velada
de una habitación cárdena,
abrigo de musgos que en un quejido
enciende una fuente
de hiedra creciente que escala,
ocultando los ojos,
la ventana abierta al saber del deshielo,
es instante de voces
de…
leer más   
13
8comentarios 55 lecturas versolibre karma: 102

Soy una mujer

Soy una mujer moldeada
Por el tiempo,
Forjada por el cincel
Que traen los días.

Soy una mujer
Que ha aprendido a valorar
Los altibajos de la vida:
La soledad, el silencio, la rutina;
La cruda realidad de andar entre las ollas, el trabajo, el cansancio, y darme cuenta que a mi alrededor gira todo;
El recuerdo de una vida pasada
La cual llevo como carga que me doblega el alma.

Soy una mujer
Que invoca al presente como su futuro y su olvido.
Una mujer que no espera nada,
que ve al atardecer traer alivio,
Y al anochecer se le confunden la realidad con los sueños.

Y miro al cielo para preguntarle por el día en el que seré polvo y viento.
leer más   
14
9comentarios 48 lecturas versolibre karma: 117

La miseria de los elegidos

Temprano por la mañana,
muy temprano.
La furgoneta llega a la plaza,
da una vuelta,
lentamente,
mira,
vuelve a girar,
observa y se para.
Tú, tú y tú.
No, tú no, demasiado pequeño.

Suben a la parte trasera de la furgoneta
contentos por ser los elegidos.
En ruta
cabecean medio adormilados.
Arrugas de viejo,
cuerpos de joven.

Acaba la jornada.
Hoy no cobran,
están a prueba.
Mañana sí,
si los vuelven a elegir.
La miseria de los elegidos.
11
3comentarios 34 lecturas versolibre karma: 87

Rumbiando sin destino

Yo té vi por mil caminos,
caminando sin parar
con tú bolso sobre la espalda
y un perrito por detras
A las estancias sabías llegar
por un plato de comida
y en el galpón, después te dormías
para luego echarte a andar.
Quién sabe por dónde andarás
nunca té volví a ver,
pero...té recuerdo y no sé porqué?
té llevo en mis pensamientos.
Hoy qué ya soy grande, por las tardes
miro aquel camino y me parece qué veo
a un linyera, Rumbiando sin destino

Argentina, verano 2019
leer más   
8
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 89

Te amo, así, sin más

Te amo, así sin rostro,
Como ama un condenado desde su rincón, el retrato de su amada;

Como ama aquél
Que decidió vagar un día
Y a medida que avanza su camino,
Va recordando los paisajes de su tierra amada.

Te amo entre escombros,
Después de llegar la luz
A la noche trágica.

Te amo,
Como ama un borracho
Entre ensueños nublados
El recuerdo de su enamorada.

Te amo, así, sin más
Como ama un héroe a su espada
Después de la batalla, que para todos, estaba abandonada.

Como ama el mendigo al último centavo que le queda en el bolsillo

Te amo como al calor que hay
En casa en medio de una tremenda tempestad.

Te amo como el hambriento guarda
Las últimas migajas para a su hambre engañar.

Como al que se acoge a la vida
Teniendo contados sus días.
leer más   
10
11comentarios 69 lecturas versolibre karma: 95

Con heridas en la frente

Me asomo a la oscuridad.
No sé si es fuera o dentro,
pero asomo los ojos a esa otra ciudad
mientras encuentro
que un vacío hace eco
del silencio
prendido
a los párpados
del miedo.

No estoy ausente;
soy una espectadora con heridas en la frente
y una margarita amarilla en el ojal.
Y aunque me ahoguen las ganas de llorar,
distingo cierta belleza lumínica
en esta oscuridad.
leer más   
16
16comentarios 69 lecturas versolibre karma: 101

Nadie

Sonó la hora,
tembló el reloj,
Paso fatídico.
Bajó el telón.

Donde ya no hay coba
ni aplausos
todo acabó.
Nadie vio el ángel
que por allí pasó.

La humedad,
aún en pañales,
se marca, muy orgullosa,
en todos los metales
y en cada rincón.

Nadie declaró
el fin de los tiempos
con lágrimas
en los cristales.
Solo las desidias
los derrumbó.

Allí quedaron
en cadáveres de polillas
que nadie barrió.
leer más   
17
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 94

Días pasan

Días pasan

Y pasan los días y la ausencia te reclama
y el insoportable silencio me ata
sigilosa me meto con tu recuerdo en mi cama
sin poder dormir tu ausencia me desbarata

Todos los días son iguales para mi
en mi mente mil suspiros conspiran
por aferro a un amor del que no temi,
y me entregue sin reservas... y te perdí

Noche fría sabor a nostalgia
las paredes son trampolines de tu estancia
Me traen tu risa, tus ojos, tu aroma
te siento presente y eso me desmorona.

No pregunto ¿Dónde estas? Ya no importa,
sin necesidad de tenerte, vives en mi mente,
Ya no importa si me quisiste o me amaste,
solo importa que te amé y no puedo olvidarte.

Días pasan y en mis sueños estas presente,
Vivo el hoy como esclava de tus ojos,
Sé que debo sacarte de mi y para siempre,
solo se que aun no estoy lista y sigues vigente.
leer más   
13
8comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 90

Si me dejaras terminame el café

Si me dejaras termíname el café
Me llenaría de valor para morderte los labios
Llevamos tanto tiempo jugando a ser infieles
Que parecemos un matrimonio gastado
Terminas mi frases, pienso lo que piensas antes pensarlo
Y el sabor salado que deja tu adiós
Es el aliño de mis despedidas
Y está el café, que es el único líquido que compartimos
Sin pronunciar una palabra
El único instante en que el universo se equilibra
Para parecer que somos uno
Pagamos por placeres que no nos quitan el deseo
Y tenemos deseos difíciles de complacer
Me encanta el aire cuando a huele a sexo
Como las sábanas caen, como se sudan las manos
Como el calor del café.
Si me dejaras terminarme el café seria como contar
La historia de nuestras vida...
leer más   
16
6comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 98

Rebelde

Acaricio en el parque
mi instinto
acostumbrado
al insomnio

—y sobrevivo—

en un corazón
de cartón
soy el enemigo
inexperto.

Tan sólo
había los espejos
a doble cicatriz
cuando el teléfono
dejó de sonar.

En mi mundo mi alma es un espejismo roto.

Sublevación.

Cuenta conmigo
a mi manera
y doblaré mis alas
rotas por ti.

Duele el día si despierto náufrago.

Fugitivo
me reconozco
sí el verdugo
inmoló su corazón
en mi casa.

¡Morir parece razonable!

pero,
no entiendo
cómo mis órganos
abrazan el quirófano.

Desde un mal sueño me condeno en la fe que nunca tuve.

Al final queda
la prueba
de un recuerdo inexacto.
leer más   
10
4comentarios 52 lecturas versolibre karma: 99
« anterior12345989