Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Hay dedos...

"...Hay dedos de pintores
que esconden maravillas,
por eso, de sus cuadros,
se escapan mil sonrisas,
al ojo que se acerca
a ver nacer la vida..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/12/19
12
5comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 122

Aquí estoy

Se ha vertido en esta página
la gran necesidad
de anegar las heridas
que hasta hoy no he podido sanar.

Verter en este aire cansado
suspiros que no me dejan respirar,
dejar de sostener entre mis manos
mi alma fatigada en medio de
de la oscuridad;
dejar de creer que es delicada la tristeza,
que resulta fácil llorar,
que el dolor no es violencia
cuando en mi interior parece estallar.

Verter en un instante fugas
las caricias invisibles,
las ansías cáusticas
de lo que nunca será.

Dejar ir entre las lágrimas
el dolor que con nada se va,
dejar de acariciar los sueños de humo,
las…
leer más   
13
3comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 109

Sóc, sento

Sento totes les ferides de l’ànima,
quan un poema em frega la pell...
em cremen cada lletra i cada síl·laba
que formen l’estrofa... i formen el vers.

Sento la flaire de cada besada
que passa de llarg i no em fa cap bes...
sento l’escalfor de cada abraçada,
que volent fer-te... no t’he pogut fer.

Cada sensació em queda ancorada,
en cada porus, queden tots els frecs,
aquells que em feres cada matinada,
i aquells altres, que no van poder ser.

Sóc un embull de mots i de paraules
de punts, de comes i de guionets...
sóc la lletra lliure i deslligada
que plora, que riu... i et besa a destemps.

Àngels de la Torre Vidal ©
Poemes 2019
09/12/2019
leer más   
10
1comentarios 70 lecturas versoclasico karma: 109

El Tiempo y sus sorpresas

Aquel crepúsculo, el azar honró
Sublime como la luna, demencial
Esa fortuna tocó, superficial
Extrañamente el corazón lloró

Mi dulcinea, guió su esplendor
Como el sol lleno de intensidad
Alcanzó mis ojos con tenacidad
La furia ígnea guió el ardor

Pero el tiempo encargó sorpresa
Y ella confirmó una promesa
Apagando la suerte, sin creencia

Volcando al dueño de la confusión
Un sueño brotó, duplicando pasión
Ganando un deseo con querencia
leer más   
11
2comentarios 82 lecturas relato karma: 110

Mi otro yo

Me veo en un espejo y no me veo!
Solo logro distinguir ese pequeño destello en mi locura.
Tal locura que con el tiempo se va opa cando
y tan opaco se vuelve que logra deslumbrar
en tanta oscuridad.
leer más   
12
3comentarios 93 lecturas versolibre karma: 122

A qué hora nos vemos

Tráete tus miedos y tus venganzas
El terciopelo de tu pelo enredado entre tus dedos
El fondo de azul de tus ojos grises
El misterio que destella tu mirada
Vente desnudo y sin sombras
Para poder arroparte con mis besos
Que tengo el alma vacía pero la cama caliente

El silencio se descompone y yo te espero en cada suspiro
Me remiendo los retazos de aquellos pedazos rotos
Ven despacio y como sea, como quieras
Asoma tus verdades sobre mi horizonte
No temas de la noche ni del vino
Que las penas que tengo no se ahogan con alcohol
Trae tu sexo de lobo solitario
Que mi escote no permite soledades
Y dime a qué hora nos vemos.
leer más   
19
12comentarios 101 lecturas versolibre karma: 123

Lagrimas de sangre

Tan profundo como el silencio,
Tan fugaz como una estrella,,
Tan brillante como el sol,
Tan bello como una rosa,
Tan suave como un algodón,
Tan real como un ser, pero
Tan falso como lo es una lagrima.
leer más   
15
7comentarios 110 lecturas versolibre karma: 123

"Un canto desesperado" (En colaboración con Alex Moreno @alexmorenog)

Ay peregrina de mi alma,
te vi salir de tu campaña
con el niño en brazos,
adormilado por la flaca blanca,
ya morado y congelado
con su corazón fulminado.

Ay de ti pobre mujer ahogada,
en rojas lágrimas...
vas pisando descalza la arena,
maldiciendo los cielos,
exigiendo a tu Dios,
su aparición y un milagro...

Ay mujer, estás envenenada,
tu hijo es lo que más amas
y gritas hasta despertar la luna ancha:
¿Acaso no eres piadosa?
¡Injusta, injusta, injusta!



Ay peregrina de mi alma,
a veces llanto, barro,
charco de penas,
camino de piedras rojas
sin destino preciso.

Ay de los…
leer más   
13
6comentarios 86 lecturas colaboracion karma: 124

Frío y ausencias

La conocí en un bar cualquiera una noche de frío invierno. Su mirada brillaba entre la pista de baile y tenía ese aire ausente que dejan entrever las mentes perdidas que no saben muy bien qué hacen en un sitio como ese. En una vida como esa.

Yo la miré, quiero decir, no la vi, sino que la miré, con todas las letras que eso implica; la miré detenidamente, como se mira aquello que se quiere memorizar uno hasta el fondo del alma.

Y supe que en ese momento algo nos ataría por siempre jamás.



La siguiente vez que me la crucé fue en medio de la Gran Vía, ella llevaba un caminar…
12
1comentarios 87 lecturas prosapoetica karma: 112

Afúndome

Afúndome nunha padiola de delirios.
O medo anquilosa a miña beleza caduca
e tento poñer o pé no estribo do meu universo.
A miña loucura crébase baixo o seu propio desconcerto.
Os voitres suspiran.
Días soleados de afectos moribundos acoden a min.
Prisioneira, busco unha saída.
Son outra fera engaiolada
entre nigromantes perdidos.

(En: MAR DE CHUVIA SECA, no prelo)
leer más   
13
4comentarios 107 lecturas galegoportu karma: 126

Homenaje a SorJuana Inés de la Cruz

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón ,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis.

¿O sea es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga
o el que paga por pecar?


Sor Juana Inés de la Cruz

Hoy mi pluma remojo,
me despojo del birrete
reconociendo el arrojo
en el siglo diecisiete.

Increíble en el presente
ese proceder machista,
muy común para la gente
la guisa separatista.

El lirismo he adoptado
con orgullo y gran placer,
habiendo sido influenciado
por extraordinaria mujer.

En un claustro…
16
7comentarios 83 lecturas versolibre karma: 142

Un poema

Comença un vers quan els teus ulls em miren,
i quan el palpís del teu dit em cerca...
quan em recorre la mel dels teus llavis,
i els porus de la teva pell em cremen.

Obro l’estrofa buscant cada balma,
que sota la roba... se t’arrecera...
sent cada dit que del seny et desarma...
gaudeix cada frec que el deler enceta...

Sento la rima en la teva mà plana...
una tonada em recorre l’esquena...
una clau de sol puja per les cames...

mor en l’intent una nota negra...
esclata en la pell una nota blanca
entre tots dos comencem el poema.

Àngels de la Torre Vidal ©
Poemes 2019
10/12/2019
leer más   
11
6comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 124

Vereda

Me he sentado en la vereda de tus párpados
a palpitar mi último oasis y por un momento
la tarde, se ha tornado perla rosada
para mi coronilla ensalzada..
------------------
Un viento helado ha copado mis sienes
y las perlas, como semillas aéreas,
siguen flotando en intensos recuerdos líquidos.
Gotas redondas como bucles fraticidas rebotan
pertrechando mi frente pueril y marchita
de margarita horadada de abnegación.
-------------------
Tus párpados eran carne cerrada, fría y asolada
y mi querencia se resquebrajaba por la garra
de tu imposibilidad escarbando en la nada.
-…
leer más   
13
7comentarios 120 lecturas versolibre karma: 125

Imaginación

Volátil entelequia
que, frágil pernocta entre conjeturas
con la sensual intriga,
con su imagen desnuda.

Cuerpo de piel trigueña
figura redonda, grácil, menuda,
de seno escueto y firme
y de aureola oscura.

Grandes los ojos negros,
y enorme la tentación de sus curvas,
dulces sus tiernos labios,
ardiendo en llamas la virginal vulva.

Febril suposición
de quimeras que duermen en la duda,
de ilusoria utopía,
de pasiones nocturnas.

Ficticia seducción
del deseo privado de censura,
de la imaginación
que sueña una aventura
.
leer más   
10
2comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 127

Tu nombre

Existen nombres que nunca se olvidan
que esconden sonrisas,
locuras y besos en el cuello
susurrando madrugadas entre los labios.

Libertad R.
leer más   
13
2comentarios 98 lecturas versolibre karma: 129

Perfume barato

A la noche que me dejó sentada
en el banco de la miseria,
un día tendrá que devolverme la alegría,
lo fastuoso que quedó en la alcoba,
el abstracto amor que por ti sentía
en medio de mi furia carnal.
Los kilómetros de mentiras,
que se esconden bajo las estrellas,
me convencen cada día
de vivir borracha de hastío
por un alma que juró amarme,
a las puertas de la fantasía.
Perdí la libreta donde anotaba,
cada una de mis dudas,
un mapa donde te encontraba desnuda
y con algunas tazas de franca desilusión.
Cuando clausuramos
aquel funeral llamado yunta,
me dejaste bajo la…
leer más   
15
19comentarios 113 lecturas versolibre karma: 124

Los tres hermanos

Una tarde de calor sofocante, Hakom conversaba con sus tres hijos bajo un árbol gigante y frondoso, cuando se dirigió a su hijo mayor: ¿Sabes que significa tu nombre Abdel Salam? Su hijo negó con un leve movimiento de cabeza, Hakom lo miró con dulzura y respondió: “sirviente de la paz”, en tus manos estará la tranquilidad del mundo. Luego dirigió su atención a su segundo hijo y preguntó: ¿Sabes que significa tu nombre Abdel Rahim? Su hijo murmuró: “no buen padre”, Hakom sonrío y exclamó: “sirviente del más compasivo”, sobre tus hombros pesará la responsabilidad de…
leer más   
12
12comentarios 119 lecturas relato karma: 121

Legumbre

El pobre con clemencia
Recorre un largo pasillo lúgubre
Donde busca calmar su hambre
De calamar.

Más el hombre
Se sintió tan alegre
Al calmar su hambruna
Con un poco de legumbres
Servido en un plato de cobre.

Que una persona sin nombre
Le acercó a sus humildes manos. Que más humano aquel que da su mano sin mirar a quién.
leer más   
17
6comentarios 77 lecturas relato karma: 127

Utopía

Cada noche
antes de dormir
te nombro siete veces
para tenerte cerca
aunque estés lejos,
para extrañarte
aunque estés presente,
y para sentir
que en tu hombro
reposo alegre,
después de caminar
entre pesadillas.

Eres tú, ensueño,
almohada,
en palabra, en sueño.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
15
6comentarios 116 lecturas versolibre karma: 123

Al final del camino... Tú

Fue como el rayo de luz
que inspira un soplo a la vida,
y el milagro del amor,
se dibujó en su retina
cuando ya se marchitaba.
En su boca... Una sonrisa,
brindando por el instante
de un otoño en sus mejillas.
¿Cómo fue? ¿Cómo pasó?
Si su piel quedó marchita
y el reflejo del espejo
ni su imagen comprendía.
Más llegó él con porte noble
y el corazón en la cima;
en lo más alto y sincero
de un lugar que compartían.
De plata se hizo el cabello
que de fuego vestirían.
¡Ay!... pasión que nunca muere.
“Somos viejos”, -le decía...
"ya lo sé... pero te…
20
19comentarios 106 lecturas versoclasico karma: 118