Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Sexagésimo canto, y un enjambre de libros

Eres la excepción de un todo
Fruta abisal, irreal de reojo.

Eres pureza de adverbios desnudos.

–Su agua de piano-

Preso aroma
de alhelís ingrávidos...

Allí viven,
todas tuyas, tus caricias,
tu plegaria de azúcar...
Ese cielo invertido, agua
para el almendro.
La liturgia antes de despertar
las alas de los abismos...

Te extraño, y en esa hora muero,
y no estoy, y nada tengo.
Mas en un leve suspiro
tuyo, me escapo y allí soy.

Eres y contigo soy.

Y un sexagésimo canto,
en un enjambre de libros,
aparecen abiertos,
como queriendo hacer nidos, aves para el viento...
leer más   
11
12comentarios 72 lecturas versolibre karma: 87

Así te recuerdo

...

Compañero mío,
lluvia efímera y un ligero
río por entre los pequeños continentes;
el suave andar de un caracol
luego de la tormenta
retornando a su roca,
descanso, descanso y lluvia.

Compañero mío,
madera de balsa en tus manos
y dos hojitas verdes en tus pies,
incesante, continuo,
pajarito de alambre
danzando en plié.

Compañero mío,
el ligero andar de
un cuerpo minúsculo por la pared,
la sonrisa cicatrizada
en el muro.
Mi corazón emanado hacia tu pecho.

Compañero mío,
de andanzas, de horizontes
del vuelo gigantesco del cóndor
del brevísimo latir de una abeja.
De…
14
7comentarios 80 lecturas versolibre karma: 88

Otra vez no eras tú.

Es más sencillo vivir de alegría
cuando el río fluye belicoso
aventando las piedras bajo el agua
que turbia se rió de ti.

La corriente se transforma en un torrente
que acaricia el reflejo de las hojas
que caen del cielo hasta formar
una onda circular que se acuerda de ti.

Es más fácil regalar sin la codicia
nada somos, con nada llegamos
con nada nos iremos,
solo queda la esperanza
del anhelo de un mundo mejor.

Después de todo
eras tú lo que yo buscaba,
te encontré sin la epopeya salvaje
de toda una vida
sin sentimientos buenos.

Hasta el otro lado del ancho mar…
12
10comentarios 112 lecturas versolibre karma: 89

Mi alma encinta

Cobardía fué su segundo nombre
e irresoluto su apellido
le faltó valor para elegir un camino
y resolución para mostrarse sin cascaras.

Fué el contrapeso de mis progresos
y el cordón que ahorcó mi alma
fué mermelada con gusto a nada
y el cajón de las cosas perdidas.

Fue el padre de más de una ruina
y el vendedor de buzones vacios
su sombra fué su lado más tibio
en el rincón de los subibajas.

¿Sorpresas?

Yyyy...

Sorpresa hubo en su cara
cuando le dije ¡Chau, nos vemos!

Te dejo con un moño y envuelto
para tu próxima víctima...

Me llevo mi alma encinta
para volver a nacer de nuevo.

Claudia Viviana Molina
16
8comentarios 64 lecturas versolibre karma: 112

Agradarte a Ti

No encuentro como decirte
lo que siento en mi corazón,
es que no quiero hacerlo
con palabras nada más;
quiero expresarlo
haciendo tu voluntad.

Quiero agradarte en todo a ti
con mi forma de vivir,
con mi forma de pensar
y mi manera de actuar.

No hallo como decirte
lo agradecido que estoy,
es que no quiero hacerlo
con palabras sin acción;
quiero expresarlo
en cada paso que doy.

Quiero agradarte en todo a ti
con mi forma de vivir,
con mi forma de pensar
y mi manera de actuar.
13
3comentarios 82 lecturas versolibre karma: 91

Sangre huérfana

Me pondré el gabán. Y la noche vestirá muerte.
Mis manos se harán sal bajo la niebla.

El camino de alas negras
destila sangre,
sangre huérfana
fluida de los marcos atules que duermen
en los abismos húmedos.
Se quedarán los muertos en el bullicio,
los alambres en las venas,
las pestañas fermentadas
y las campanas en falsa idolatría.
La música rozagante
de Verdi, acompaña el atroz silencio
de la sangre huérfana y las almas
crucificadas en campos de hambre.

Me pondré el gabán. Y partiré árida.
Mis pies helados,
mis azules del pasado
y el sonido mortífero de tu boca.
leer más   
12
13comentarios 49 lecturas versolibre karma: 89

Mixtura Musical

La melodía
Toca los sentidos,
Esa Fuga con Pajarillo
Una obra magistral,
Que sólo Aldemaro Romero
Nos podía regalar,
Y Dudamel
Poniendo su batuta
Y su corazón
Para hacernos delirar

Un sinfónico,
Concierto en la Llanura
O su Sinfonía del Palmar,
Que el Maestro Torrealba
Tuvo a bien obsequiar,
Para orgullo
De nuestra Nación,
A Venezuela
La hizo vibrar

Cuando Arturo Márquez
Nos dio
El Danzón # 2,
Todo México y el mundo
Deliraban de emoción,
En todo su esplendor
Unos violines
Que parecen hablar,
Violonchelos
Que hacen suspirar,
Cada instrumento
Sonando con perfección,
La…
leer más   
12
10comentarios 54 lecturas versolibre karma: 88

Rico caballero

Seria por una doncella
que perdió su gran fortuna
y sus monedas una a una
su talego fue vaciando.
Y al ir ninguna quedando
ya muy cerca a la pobreza
dando cuenta a su torpeza
a una piedra está llorando.

Sigo estando en la porfía
descifrando este dilema
resolveré este problema
de dudosa procedencia
acudiré en mi sapiencia
a estos raros menesteres
sospecho eran más mujeres
me lo dice la experiencia.

Me parece cosa rara
que siendo tanta riqueza
lo alcanzara la pobreza
en un breve periquete
pues soltando el torniquete
complaciendo a la doncella
lo gastara todo en ella
tendría que ser zoquete.

Develando este misterio
quedo claro aquel asunto
pues ese rico presunto
tres amores mantenía
con la prima y con la tía
aparte de la doncella
calmadas y sin querella
birlaron lo que tenía .
leer más   
9
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 89

Paisaje en acuarela

Amanece...

Hermoso marco de campiña reluciente.
Una amplia paleta de colores
que ante mis ojos se extiende.

Un paisaje sereno y ondulado
sin agresivas asperezas,
en el lienzo, se dibuja lentamente.

Briznas de hierba perladas
de gotas temblorosas de rocío
en el borde pedregoso del camino.

Por las lomas, bella gama de marrones.
Y en las colinas verdes, retoños nuevos
de los hermosos girasoles.

En el aire, la fragancia mojada
del hinojo se disuelve.
Un sol que se levanta poco a poco.

El eco incoloro y el silencio
en las huellas de los pasos.

Brumas humosas y azuladas,
que…
17
30comentarios 89 lecturas versolibre karma: 95

Padre mío

Siempre miré tu rostro agrietado
con la piedad de mi inocencia.

El silencio era tu mayor olvido para mí;
nada, anhelaba más que tus abrazos ausentes.

Tu promesa de volver alguna vez quedó en el aire;
crecí esperándote bajo el candil.

A veces escuchaba tus pasos
pero sólo era mi imaginación, tú, caminabas otras sendas.

Amaba tu presencia aunque el tiempo te ganaba,
entonces soñaba navegar
con mis barquitos de papel junto a ti.

Los años han pasado padre mío
no sé si alguna vez me extrañaste.

Ahora que miro el horizonte en paz
déjame encontrarte,
entre las brumas de la eternidad.

Quizá me quisiste,
quizás en algún invierno te acordaste de mí.

Padre mío, los barquitos de papel todavía esperan por ti.

Yaneth Hernández
Venezuela
Derechos reservados.
leer más   
8
8comentarios 53 lecturas versolibre karma: 91

Suspiro frío

Le pongo nombre
al suspiro frío que sale de mi garganta.
Le pongo nombre
y le llamo…a gritos….

Suspiro por los silencios que ensordecen,
por las lágrimas que ríen,
las caricias que duelen
y los besos sin piel.

Hay pañuelos de encaje
limpiando la mugre de mil días de lluvia enfangada.
Cuchillos de plata
clavados en corazones de lodo….
y la tarde blanca sigue pidiendo paso
en esta puerta con cerradura oxidada
y mirilla que nada ve y nada enseña.

Hay una muerte vestida de novia
y una novia vestida de olvido.
Una escena lorquiana en la casa abierta
de paredes rotas y techos con grietas.

Y de nuevo un suspiro frío….por una vida baldía.
Proyecto quebrado….futuro maltrecho.

Se quedó la vida suspendida en un suspiro....




Hortensia Márquez (horten67)



Imagen de la película "La novia" de Paula Ortiz
22
21comentarios 112 lecturas versolibre karma: 89

Confesión

Como un buen garañón domado
con espuelas y fustas sujeto
mordiendo muy bien el bocado
móntame a su gusto Don Deseo
leer más   
11
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 79

Cicatrices

Las cicatrices son muy importantes, pensando y rumiando, mucho el tema; me gustan las personas con cicatrices en el alma. Hay que lucirlas con orgullo, porque cada una, pequeña o grande, cuenta una historia, tan pequeña o tan grande como quieras. Me gustan las personas vividas, sufridas, doloridas, apesadumbradas, acongojados, desazonados, dolidos, consternados, atribulados, abatidos, desolados, desconsolados, desesperados, sufrientes, mortificados, quebrantados. LLevar la vida con alegria, el dolor con animo, orgullosos...de nuestras cicatrices. Me gustan las personas vividas, sufrientes pero alegres, la poesía son cicatrices. ...
Che-Bazan.España.
leer más   
20
7comentarios 65 lecturas versolibre karma: 82

Se estremecen las llamas...

Se estremecen las llamas
con el paso del viento,
y también por la brisa
con que aviva los fuegos,
es igual que los niños
a quien rozan su cuerpo
las caricias maternas
que desgranan los dedos,
un rumor invisible
dejan duendes traviesos,
por la piel inocente
que recubre los cuerpos,
y si, acaso, le apuras
te dirán algo cierto
las pupilas divinas
de los ojos sin miedo...

Y es que el hombre madura
con el paso del tiempo
y se muestra valiente
aunque bogue sin remos,
porque, a veces, navega
sin timón, como un ciego,
por la vida infinita
y se olvida del puerto,
y es allí, donde tiene,
su lugar…
17
10comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 94

Corazón arrinconado

Se ríe la primavera
de los tontos abrigados
igual que la luna llena
de las sombras de los prados.

Corazón, corazón arrinconado,
deja que la luz te hiera.
Abre tus brazos al paso
de las flores de las praderas.

Deja que su ardor incendie
tus sueños y tus quimeras.
leer más   
11
8comentarios 83 lecturas versolibre karma: 83

Imitación

Los escombros del día en la mesa.

Humanamente
la luz del semáforo
tardó
demasiado —en despertar—

En mis manos las calles
están demás;
enfermo me busco como a nadie
en pastillas diazepam.

Exudación.
Tienta mi sombra

de secretos
y a hurtadillas

como el corazón a ciegas.

Desasido.

Y la fe,
medio milagro
en camino,
kilométricos rezos

y mutis por la mañana.

Como ejemplo:
El lecho sonámbulo

merodeando suicidios lechuceros.

¡Escarapelarse!

En lo infinito del alma.
leer más   
11
5comentarios 46 lecturas versolibre karma: 95

La culpa

Ya me acaba el pensamiento,
me corroe.

Declina mi alma
y la absorbe.

Descubrí que hace tiempo
se convirtió en un martillo
que golpea día
y noche sin parar.

Es un taladro
que perfora mi dicha
sin sangrar;

es un perro que me ladra
sin descansar.

Sobrevivo con el enemigo
que me castiga,
que recuerda
mis pecados en los días
soleados y los oscurece;

que me empuja al abismo
en la soledad y me quiebra
en mil pedazos.

Sobrevivo,
- día y noche -
sobrevivo
de esas voces
que me gritan,
que me culpan
y me destruyen
lentamente.
leer más   
17
11comentarios 63 lecturas versolibre karma: 96

Amor de mantequilla

Sueño con tus besos,
Te quiero en silencio,
Te amo en agonía,
Sí, esto para tí.
tú sabes que te amo. Aunque nunca te lo he dicho...
Soy una parábola, volando por los cielos.
Que dibuja tu rostro en su corazón.
Una mariposa en vuelo, frotando la mantequilla del cielo, que acaricia mi universo.
Sintiendo tus abrazos, cuando me dices: ¡Te quiero!.
Te he probado en cada palabra, te he amado en cada verso.
Eres tú, ¡Quién llena mi universo de flores!.
Farándula a la mantequilla. en el firmamento del silencio, junto al río de lunas, ¡Te espero!.
Como cada noche para dormir contigo en un viaje lírico.
leer más   
15
10comentarios 90 lecturas versolibre karma: 84

Apología a la ignorancia

Muchos desconocen lo que creen saber,
Otros saben lo que creen desconocer.
Unos piensan y luego existen,
Otros existen y luego piensan.

Para unos, el orden de los factores no altera su producto,
Para otros, el producto de los factores altera su orden.
Para unos, su mayor vicio es pretender dominar la razón,
Para otros, la mayor razón es pretender dominar su vicio.
Unos dicen todo lo que nunca saben,
Otros saben todo lo que nunca dicen.

Para unos, reconocer la equivocación es una victoria,
Para otros, reconocer la victoria es una equivocación.
Algunos son tan sencillos, que ven la…
leer más   
11
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 88

Recitar del viento

El viento a los árboles les recita
nuestra historia cada vez que sopla,
el fuego de su abrazo necesita
para que queme la desgarradora copla.

Sin ti, el otoño, está desnudo de besos,
y pisa cada vez mas fuerte el pasado,
como una hojarasca crujen los huesos
en un corazón que late deforestado.

Ya no diseñan constelaciones
tu nombre y el mío.
Canto y lloro,
igual que lo hace un río.

No hay nada peor que ver
Una tormenta morir de sed.
El tiempo espera que lo fusile
el olvido contra una pared.
leer más   
13
8comentarios 90 lecturas versolibre karma: 92