Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Haiku

Niebla invernal
cubriendo la montaña
pradera verde
leer más   
17
6comentarios 93 lecturas japonesa karma: 97

Sábana de lija

La que me abrasa la piel
cuando quiero navergar sola.
La que me arranca jirones
cuando sueño despierta.

La que me abriga el alma
cuando ésta da voces.
Cuando encuentra cien pasos
marcados en la arena.
La que borra entre pliegues
tus huellas.

Quisiera arrancarte de una vez.
Lanzarte a la órbita de Júpiter.
Así, levantando planetas en vilo,
me sacudes la inconsciencia.

Y no pienso. No quiero pensar.
Porque si doy
rienda suelta a los caballos,
me darán tantas coces
que ni yo me reconocería.

Así que vete.
Agarra tu maleta
de quebrantos
y camina raudo.

Me quedan las…
leer más   
15
28comentarios 142 lecturas versolibre karma: 97

¿Qué es el amor?

Sublime sentimiento,
divino y misterioso y divino,
fundamento de locos enamorados,
le gusta reír y cantar y jugar,
llave del cofrecito mágico que inspira,
científicos locos que no creen en espontaneidad,
el amor:
No se oye,
no se ve,
no se toca,
no se huele,
pero es real.
Dios es loco de locos,
creó amor,
simetría,
mitad y mitad,
reciprocidad.
El amor nace y se propone,
el amor es mi Dios,
motor que mueve el mundo,
más allá de las fronteras va,
¿qué es el amor?
Amor: es el sentimiento pensado…
10
1comentarios 54 lecturas versolibre karma: 93

¿Que haré yo con las palabras que cualquiera puede escribir?

Cuándo lo necesites, regresarás la mirada
pero no será un posible final;
sino un descubrimiento de soledad y angustia.

Y
tal vez,
remotamente
te acuerdes
de ti
y
quizá
de mi.
leer más   
12
9comentarios 80 lecturas versolibre karma: 93

El Más Hermoso Trabajo (Por el Día de la Madre en Varios Países del Mundo)

EL MÁS HERMOSO TRABAJO

Ella realizó el más hermoso trabajo
el más anhelado por muchas
ser madre, abuela y amiga.

Ahora desde el cielo
vela mi camino
en los senderos de vida
donde me tocó vivir.

Ella se llama: Cecilia
y digo se llama
porqué a quién queremos
jamás muere
siempre nos acompañará
hasta el final de nuestros días.

Abuela querida
gracias por ser mi amiga
por haber realizado
el trabajo más hermoso y difícil del mundo
ser madre, abuela y amiga.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
De Mi Libro: "Hombres y mujeres sabios (la sabiduría de los ancianos)"-Finalista del Premio Literario Reinaldo Arenas Versión Poesía 2017 Creatividad Internacional, Miami Florida USA.
leer más   
10
2comentarios 92 lecturas versolibre karma: 93

Allí, de donde vengo

Yo volvi al mismo lugar
alli donde no se olvida
que no es bonita la vida
si no se sabe luchar.

Donde creció mi inocencia
donde viven mis vecinos
donde todos los caminos
son a base de paciencia.

Volvi porque no me olvido
porque tengo buena memoria
porque es parte de mi historia
y de todo lo que he vivido
leer más   
10
10comentarios 87 lecturas versolibre karma: 96

Y todavía... por ti

Tengo 1/2 centavo
de ilusiones frías,
2 gramos de ungüento
para raspones del corazón,
y 4 bolsillos vacíos
de promesas rotas;
sí, de esas,
con la etiquetita
de parasiempre...

(por cierto
al sol del último verano
todavía le sangran
las cicatrices)

La miel de tu boca
todavía destila
gotitas
en algún panal escondido
en alguna gaveta
o en algún armario
del que ya no tengo memoria.

Si alguna vez fuiste mi Dulcinea
habrá sido
en algún lugar de la Mancha
de cuyo nombre
ya no quiero acordarme...

Las sombras siguen allí
(disfrazadas de fotones),
se ocultan en alguna arista
de…
leer más   
20
22comentarios 161 lecturas versolibre karma: 98

Recuerdos de casa

La cortina beige
siempre ondulada,
bombillas de vela,
perchero en desuso.
leer más   
12
2comentarios 78 lecturas versolibre karma: 99

Quiero charlar con los robles...

Quiero charlar con los robles
y escuchar lo que me cuentan,
lo que susurran sus ramas
de labradores y aldeas,
porque seguro que esconden
infinidad de leyendas
de las que fueron testigos
durante tiempos y gestas,
unas serán agridulces,
otras con hambres y guerras,
pero seguro que algunas
tendrán amor entre ellas,
y entonces será la brisa
la que inunde la floresta,
el robledal de este bosque
con su ternura y belleza.

Quiero charlar con el hombre
que ante el roble se doblega
para escuchar los suspiros
que en el acto aquel le deja,
y es que en los robles, la vida,
es como el tiempo de espera…
12
8comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 98

Sin futuro

Esta es una triste historia,
de una historia sin navío ni puerto,
que cuando nació,
ya la historia había muerto.

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
13
1comentarios 54 lecturas versolibre karma: 97

~ Y en ti ~

Llevo tu sonrisa
sobre mis pestañas
tus besos en hiedra
recorren mi espalda

Si rozo tu mano
titilan estrellas
Si surco tus líneas
no existe una recta

Voy haciendo curvas
a tus carreteras
asfalto que abrasa
mi piel que se quema

Dorada y brillante
surcando tus mares
navega en tus noches
soplando anhelante

Deseos y sueños
la eterna promesa
diviso en la senda
frondosa y espesa


Y en ti ...


Vacía la tinta
Suspira la pluma
Poesía desnuda
.
..



@rebktd
leer más   
19
25comentarios 203 lecturas versolibre karma: 96

Si yo tuviera el corazón que di

Ya no tengo
como amante la mayor duda
y eso que de la duda
no puedo escaparme

quisiera tenerte siempre muy cerca
desnuda

pero no soy tu hombre y solo
otra copa
puede cambiarme

si yo tuviera
la diplomacia de Neruda
o ese aire que tiene
Leonard Cohen de capo
que viene a por mí
por no cumplir con las musas
con una canción y mi vieja
dirección bajo el brazo

porque mi dignidad
es tan baja y tan ruda
que sólo hay trapos sucios
en mi corazón cerrado

para la soledad
estoy camaleónico y dispuesto
aunque mi nostalgia de tu piel
no se lo cree
y cambio a cambio
el calor de tu abrazo resto

que sólo voy a ser ya tu amigo lo sé lo sé

sé cuál es mi sitio
complaciente
aunque funesto

si supieran tus ojos cuánto te ama
aquello
que no ves.

(Abel Santos,
de EL LADO OPUESTO AL VIENTO,
Parnass Ediciones, 2010)
leer más   
11
9comentarios 90 lecturas versolibre karma: 97

Micropoema

Y ya ves;

eres ese pecado que me lleva al cielo.
10
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 99

Ella

Llegó a la playa el mensaje,
metido en una botella,
tembló mi labio al leerlo,
trataba viejas querellas.

Un glacial escalofrío,
surcó como una centella,
la noche oscura y mi espalda,
como una fugaz estrella.

Me partía el corazón
mi venerada doncella,
quien me juró amor eterno,
la que me amaba…, ¡sí aquella!

Sobre el blanco del papel,
solo quedaron las huellas
de sus palabras hirientes,
de un carmín color grosella.

Ponía el punto y final
a nuestra historia más bella,
detrás del último adiós…
venía la firma de ella.
12
5comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 94

Conticinio

Llegó la hora del sigilo,
empápate del momento
en que la noche se calla,
de ese instante de silencio.

Es como un soplo muy leve,
un segundo que es eterno
o un infinito tan breve,
es lo que dura un buen sueño.

Las estrellas están mudas,
cuando se detiene el tiempo,
y el reflejo de la luna
es su grito y es su verso.

Quietud sobrecogedora,
unión con el universo,
una íntima melodía
donde reinan...los secretos.
11
4comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 109

Es la Soledad

ES LA SOLEDAD

Vivimos como soñamos, solos.
Joseph Conrad


Es la soledad que me agobia
que me atormenta
que esta conmigo
en mis sueños
en mis pesadillas.

Esa que no me deja vivir
que no me deja dormir
que no me deja ser Yo.

La soledad del vacío
del verano
del otoño
del invierno
de la primavera
esa soledad que esta conmigo
SIEMPRE.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Mayo 2018

Imagen tomada de Internet
leer más   
10
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 94

El gitanillo y la luna

Cuando la noche se enciende
ella sube a su atalaya
y se acurruca en las nubes
que la llevan en sus alas,
acaricia las mareas
y se las lleva en volandas
pintando en el horizonte
oscuras olas rizadas.

Enamora a los luceros
pues coqueta se acicala,
mira sus hermosos ojos
reflejados en el agua,
atusa su pelo negro
con blancos dedos de nácar
y se muestra presumida
como si fuera una alhaja.

Tiene un secreto la luna
por eso sueña sin trabas,
quiere ser de carne y hueso
porque vive enamorada
de un valiente gitanillo
que la observa mientras canta
tristes coplas que le salen…
leer más   
12
10comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 99

Caperucita va armada

En su mano la plata fulgurante
de una bala que espera amenazante.

En la cesta está el arma requerida
y un licor, elixir que cedió el druida.
Que si el lobo aparece, prevenida,
le hablará con su voz desinhibida.

No es la historia del libro la que cuento,
pues la niña le dio con mucho tiento

una vuelta valiente y trepidante,
que en justicia también es merecida.
Ese lobo, por fin, tendrá escarmiento.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/05/13/escribe-tu-relato-de-mayo-iii-la-escritor
20
25comentarios 116 lecturas versoclasico karma: 107

Más de mil

Tengo más de mil leyendas para desvelarte las noches.
Para aplacar voluntariamente tu tormento.
Erosionando el cantil, fundiendo el hielo,
abriendo sendas de letras floridas donde te reconcilias con todo.

Guardo más de mil mitos dentro de una cajita para que nada se te desarme.
Versando tu sangre,
te devuelvo a la esperanza.
Besando tu carne,
te hago justicia en el averno.

Escondo más de mil cuentos en cadena,
para anclarte a la cara oculta del rebalaje.
Soy lo que aparece en tus sueños después de frotar la lámpara,
el santuario de tu condena.

El lugar donde cada vez que mueres, más te agarra la vida.
10
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 97

Mes adieux

Al marcharme tan pronto de mi suelo
he venido otra vez, a despedirme
Tengo miedo que busques desde el cielo
Y no puedas, cariño, descubrirme.

Nuestras almas: Un pacto las encierra
Van atadas en besos y en caricia
Pero ya no podré besar la tierra
Donde descansas tu: mi dulce Alicia.

Te llevaré a remotos manantiales
y lugares extraños y perdidos
Por las plazas de centros y arrabales
Por mar revuelta y bosques consumidos.

Que me quema tu aurora denegada
Y la losa grabada de tu ausencia
Las formas que atrajeron tu mirada
Los ecos de tus pasos y vivencia.

Entre cosas del mundo y de mi alma
Diez años son, de haberte despedido
Es nostalgia dormida, en frágil calma
Que esta nueva distancia ha revivido.

Ya quisiera arrancarte de la muerte
Invocarte y oírte… ¡Si pudiera!
Nombrándote me iré, que de esta suerte
Tu me encuentres, allí, donde estuviera.
leer más   
17
17comentarios 108 lecturas versoclasico karma: 114